No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

El INDEC actualizará la canasta de consumos con la que se mide la inflación

Actualmente, se utilizan parámetros del 2005. El proceso de actualización se efectuaría en el 2022, una vez superada la pandemia. 

El INDEC actualizará la canasta de consumos con la que se mide la inflación

El INDEC actualizará la canasta de consumos con la que se mide la inflación

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó que va a actualizar la canasta de consumos con la cual se mide la inflación. Sin embargo, este cambio no va a ser en lo inmediato. En principio, las modificaciones se podrían introducir en el año 2022.

En concreto, la actualización consistirá en ir incorporando a la confección del Índice de Precios al Consumidor (IPC) los resultados de la última Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo), un trabajo comenzado por el director del organismo bajo la gestión anterior, el fallecido Jorge Todesca. 

De esta forma, el objetivo es que el IPC refleje los nuevos consumos de los hogares argentinos. Por ejemplo: entre 2004 y 2005, cuando fue elaborada la composición de la canasta actual, las plataformas de streaming no existían y ahora es algo común en varios hogares de clase media. De igual modo, han ido ganando preponderancia en los sectores medios las erogaciones en conectividad, como es el caso del wifi hogareño.

En este sentido, funcionarios del INDEC indicaron que este tipo de tareas “se hace en todas la oficinas nacionales de estadística del mundo de acuerdo a los manuales internacionales”. Recuerdan que “la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo), que se hizo en 2017/2018, es la que marca eso”. Ahora la tarea es ver cómo impacta la nueva composición del gasto en el índice de precios.

Además de incorporar a la canasta nuevos consumos que hayan aparecido en estos años, el trabajo consiste en analizar si las familias han comenzado a gastar más en algún rubro o producto y menos en otro. Un caso podría ser el de la carne vacuna, que tradicionalmente tiene una alta ponderación en el rubro alimentos del IPC general, porque las familias consumían más de ese producto en comparación con otros. Pero en los últimos años han ido ganando terreno carnes alternativas, como el pollo, lo que tal vez implique que tenga que tener mayor gravitación en el índice general.

El problema que impide la implementación de los cambios durante el 2021, es que por la pandemia se han modificado algunos hábitos, como puede ser la compra por canales electrónicos, o para el caso de los que empezaron con el teletrabajo y a partir de ahora seguirán en esa modalidad aunque se termine la crisis sanitaria. Es posible que gastos como transporte o comidas rápidas vinculados a una jornada laboral típica, terminen teniendo menos gravitación.

En 2007 la directora de Precios del INDEC de entonces, Graciela Bevaqua, fue reemplazada por Beatriz Paglieri y desde ese momento hubo denuncias de manipulación de datos. Surgieron mediciones paralelas de consultoras privadas que marcaban notorias diferencias con la inflación informada por el organismo. De ello se acusó al ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno como responsable de una “intervención” a la institución.

Por este motivo, el INDEC pretende llevar tranquilidad sobre las modificaciones en un marco de total transparencia para evitar afectar la recuperada credibilidad del organismo, en momentos en que el gobierno negocia un programa de largo plazo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el que el gobierno tiene una estrategia de financiamiento en pesos con bonos atados a la inflación (CER).

En esta nota:

Comentarios