No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad SOCIEDAD

El Paraná volvió a bajar en el puerto de Santa Fe y está 22 centímetros por debajo del cero

Alcanzó el punto más bajo del siglo XXI; advierten que "no se espera una recuperación en las próximas semanas".

El Paraná volvió a bajar en el puerto de Santa Fe y está 22 centímetros por debajo del cero

El Paraná volvió a bajar en el puerto de Santa Fe y está 22 centímetros por debajo del cero

El río Paraná volvió a bajar en el puerto de la ciudad de Santa Fe, en este caso 7 centímetros, y quedó 22 centímetros por debajo del cero en la referencia utilizada para medir su altura, informó Prefectura Naval Argentina. Con esa marca, el Paraná alcanzó el punto más bajo del siglo XXI.

Lo cierto es que desde el 1 de enero pasado, el caudal de agua del Paraná perdió 58 centímetros, ya que el primer día del 2022, su nivel estaba en 36 centímetros. Además, las perspectivas no son alentadoras, pues en su último informe, el Instituto Nacional del Agua (INA) indicó que "prevalece una condición general de disminución de los caudales entrantes al tramo argentino del río Paraná" y adelantó que "los niveles fluviales continuarán en la franja de aguas bajas". El INA añadió en ese trabajo que "no se espera una recuperación en las próximas semanas" y aseguró que "la tendencia climática al 31 de marzo de 2022 es desfavorable".

Lamentablemente, estas mediciones auguran un escenario aún peor: que esta bajante se empareje con la de 1944, la más severa desde que hay registros.

La bajante del Paraná y la del río Salado, sumado a la falta de lluvias, viene repercutiendo en el sistema de lagunas de la región, donde se secaron la Juan de Garay (en la ciudad de Santo Tomé), la de la localidad de Laguna Paiva y la Añapiré, situada en la localidad de Campo Andino.

En cuanto a la laguna Setúbal, situada en la ciudad de Santa Fe, el bajo nivel del agua compromete la subsistencia de peces y tortugas, por lo que grupos de personas cavaron canales para que esos animales puedan llegar al canal principal.

Las autoridades instaron a la población a no transitar por estos lugares. Es que circular por el suelo lagunar representa un serio riesgo. Prueba de ello es la muerte de dos personas que caminaban por la Setúbal, en agosto del 2020.

Además, la presencia de las palometas también representa un peligro para quienes se acerquen a la zona. Sucede que la Setúbal, con poca agua y altas temperaturas, se convierte en una zona "perfecta" para el ataque.

Comentarios