No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad internacionales

El Senado de Nueva York aprobó endurecer las restricciones para el uso de armas

La mayoría conservadora del tribunal defendió el derecho a portar un arma en público, aunque el país todavía se está recuperando de varios tiroteos mortales.

El Senado de Nueva York aprobó endurecer las restricciones para el uso de armas

El Senado de Nueva York aprobó endurecer las restricciones para el uso de armas

El Senado de Nueva York aprobó este viernes nuevas restricciones al uso y porte de armas de fuego en la esfera pública para contrarrestar el fallo la semana pasada del Tribunal Supremo de Estados Unidos que declaraba inconstitucionales las limitaciones que desde hace más de cien años regían en el estado.

Si finalmente es aprobado, estará prohibido portar armas de fuego en los medios de transporte público, en el interior de escuelas y guarderías, refugios, edificios gubernamentales, colegios y espacios de votación, lugares de culto, centros de salud, establecimientos que sirven alcohol, bibliotecas, zoológicos, museos, teatros y estadios, zonas de recreo infantiles y parques públicos.

En otras zonas donde suelen registrarse grandes aglomeraciones y espacios turísticos, como Times Square, también estarán prohibidas las armas de fuego, que tampoco serán permitidas en negocios privados, salvo que los dueños demuestren la necesidad de contar con ellas dentro del establecimiento.

Nuevos requisitos

El proyecto legislativo también contempla un registro más extenso de la compra de armas y municiones, así como el endurecimiento de los requisitos para poder acceder a ellas, más allá de carecer de antecedentes penales graves o una razón legalmente sustentada.

Ahora se verificarán los registros de salud mental, se hará un control del contenido en redes sociales en los últimos tres años, una entrevista con un agente especializado, y se exigirán al menos 16 horas de entrenamiento e instalaciones seguras para almacenar el arma dentro del hogar, en especial si viven menores.

Quienes se demostraron en desacuerdo con el texto fueron los congresistas del Partido Republicano, quienes creen que "los únicos afectados" serán "las personas que cumplen las reglas", informó la cadena NBC.

Para la senadora Pamela Helming, "los delincuentes" no solo "no seguirán los requisitos descritos en este proyecto de ley"", sino que podrán "apuntar y aterrorizar" hacia los lugares donde las armas de fuego están prohibidas.

Por su parte, el senador Andrew Lanza protestó que la ley no permite portar armas "en casi ningún lugar de Nueva York" y que es "más inconstitucional" que la disposición que el Supremo anuló.

Comentarios