No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Emanuel Noir: "La droga es una cosa muy seductora, es un mundo rosa en los primeros pasos, que después termina siendo oscuro"

Emanuel Noir es el nuevo invitado de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva.

Emanuel Noir y Ke Personajes, banda entrerriana donde canta y lidera, cambiaron el paradigma de la cumbia tal y como la conocemos. De cantar en el fondo de las casas donde trabajaba como albañil a los grandes escenarios y de los grandes escenarios al sillón de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva.

Pero, ¿cómo fue su crecimiento? ¿Cómo se dio este boom en la vida de Ema? Así responde: "El crecimiento siempre fue en aumento, para mí es algo loco. Siendo objetivo, ¿cómo en la pandemia podemos seguir trabajando y producir música? Creo que es por la demanda de lo que uno siente, en plena pandemia sacamos tres o cuatro canciones que fueron tendencia y tuvieron buenas reproducciones".

Ahora, sobre cómo fueron los orígenes de su pasión por la música, explica: "En mi barrio era cumbia, pero me crié en el reggae porque era pendejo, iba a buscar a un amigo y en una parte había un transa que yo no sabía,
vos cruzabas la calle de tierra y había un ruido que era atractivo, seductor. Yo iba siempre los sábados a buscar al pibe y un día me quedé escuchando y sale un chabón y me preguntó si me gustaba. Yo tendría 10 u 11 años y le dije que sí y me dio un CD. Fui y lo puse en mi casa y era Bob Marley, que si me preguntás por un referente sería él".

Su referente es Bob Marley, una de las piezas musicales más famosas y conocidas del mundo, sin embargo, a él no le interesa la fama. De hecho, escapa de ella: "Yo por ahí no tomo conciencia. Tengo una forma de ser muy pasiva que no me gustaría tomar conciencia, a Dios le pido que no me deje tomar conciencia de lo que vamos produciendo y al nivel que estamos, que no sé si estamos arriba, no sé si soy bueno, si soy un artista o un cantante. Me mantengo con ese pensamiento, de esa manera, y todo fluye de una manera diferente".

A su vez, Dios es algo que Emanuel tiene muy presente en su vida. "La droga es una cosa muy seductora, es un mundo rosa en los primeros pasos, que después termina siendo oscuro. Yo comencé a los 14 años, tengo 32 hoy, y delante de los ojos de Dios desde septiembre del año pasado recién hasta el día de hoy no consumo una gota de alcohol ni nada, pero la droga es algo muy brutal. Sufrí depresión, cuando me interné por segunda vez, yo estuve internado cuando tenía 20 años con casi esquizofrenia y paranoia por el consumo de psicofármacos, no apuntaba a otra cosa. Consumir de una manera excesiva me llevó a estar tres veces por sobredosis cerca de la muerte y eso me generó una depresión con varios intentos de suicidio, incluso cuando me interné estuve a punto de volarme la cabeza y eso para mí ya fue como una mugre que no me podía sacar y no quería saber nada".

"La gente piensa que vos te acostás como un bacán, ven que andas en un auto de 8 millones y yo me interné porque no podía dormir solo, la oscuridad me da miedo. Lo loco de ver a la gente decir que uno se acuesta como un bacán y yo llegaba a mi casa y era como si me encerraran en una jaula, me tenía que tomar dos tabletas de Rivotril para poder dormirme lo más rápido posible y no hacerme la cabeza y sentir que hay personas adentro de mi casa o dentro del ropero, cuando no existen. Esa ambigüedad y lo que genera la gente, convivir con eso y que no saben tu interior te afecta de una manera muy loca", continúa.

Sobre la música que escucha actualmente, Emanuel cuenta: "No escucho nada que suene hoy, no escucho ningún reggaetón de ninguna banda que suene. Por eso hacemos temas de The Eagles, Hotel California, temas de Rata Blanca, incluso ahora grabamos otro cover que me gusta mucho de El Tri, que es una canción que tiene más de 10 años, 'Triste Canción de amor', que la ha hecho La Renga, yo la reversioné con mi voz hoy agudo casi medio tenor, con práctica, que hoy marca un poco la diferencia en la cumbia. He estado con personas en ciertos lugares o boliches y gente que tiene mucho tiempo en la movida y me dicen que soy el Bon Scott de la cumbia".

Emanuel pasó de trabajar como albañil a tocar para el Kun Agüero y a hacer un streaming con nada más ni nada menos que Diego Maradona. "Tocar con el Kun Agüero estuvo re piola (...). Con el Kun fuimos a tocarle directamente a él, fuimos y nos estaba esperando. Supuestamente escuchaba nuestra música como muchos jugadores. A veces te reenvían historias, Wanda Nara en la concha del pato con sus hijos escuchando, y qué loco. Después se te pasa. Haber hecho un streaming para Maradona, saber que escuchaba nuestra música, fue lo mejor. El streaming fue para él. No sé como se dio, lo hace Dios eso".

Con esa base y todo lo que puede lograr, ¿qué se viene en la carrera y, por qué no, la vida misma de Emanuel Noir? "Pienso que si uno se mantiene fiel a la promesa que hizo, vienen cosas muy bonitas, por eso estoy siempre muy tranquilo y le pongo el pecho a todo de una manera super tranquila, porque voy en la búsqueda de algo que yo quiero y cuando tenés poder de decisión y te plantás, no te corre nadie, no vas a ir por otro lado. No arranqué así, arranqué con lo que era para mí y punto, dije funciona o no funciona. Si funciona lo  potencio, pero trastabillado y malparado pudimos hacer un poco de música y recorrer varios lugares y hoy estar concientes que uno puede leer y tiene una claridad mental diferente, sinceramente, creo que todavía voy a seguir pidiendo permiso para subir".

"Desde un comienzo le dije a los chicos que vamos a llegar donde Dios quiera y ahí nos vamos a dar la mano y vamos a decir ‘hasta acá llegamos’. Esto, lo que es Ke Personajes, vamos a conocer personas que nos vamos a vender hacia ellos como es la movida, pero no va a existir una persona en el mundo, venga quien venga, yo comeré arroz o comeré caviar, pero yo me mantengo con lo mío, con mis pibes y no vendrá nadie a decir nada".

Hacia el final de la entrevista se abre la caja. Comienza un desafío inesperado. Semana a semana una figura se someterá al living para dialogar y reflexionar. Y vos, ¿te animás a recordar qué momento hizo un click en tu vida?

Comentarios