No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

Enojado al no poder comprar Groenlandia, Trump canceló un viaje a Dinamarca

El presidente de Estados Unidos reaccionó tras un comentario de la primera ministra danesa, quien no mostró interés en la oferta inmobiliaria para adquirir la isla.

Ofendido, Trump canceló su viaje a Dinamarca.

Ofendido, Trump canceló su viaje a Dinamarca.

Donald Trump suspendió, vía Twitter, un viaje oficial que tenía agendado a Dinamarca porque su primera ministra no está dispuesta a debatir sobre si le vende o no Groenlandia a Estados Unidos.

"Dinamarca es un país muy especial con gente increíble, pero en base a los comentarios de la primera ministra Mette Frederiksen de que no tendría ningún interés en debatir sobre la compra de Groenlandia, pospondré nuestra reunión prevista para dentro de dos semanas para otro momento", avisó el estadounidense en su cuenta de la red social.

"La primera ministra ha sido capaz de ahorrar una buena cantidad de gasto y esfuerzo tanto a Estados Unidos como a Dinamarca siendo tan directa. ¡Le doy las gracias por ello y espero poder volver a agendar la cita en algún momento futuro!", siguió Trump.

El domingo, Frederiksen había dicho que "Groenlandia no está en venta. Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio". Esa reacción de la primera ministra danesa habría causado la molestia de Trump y su decisión.

La isla más grande del mundo, enclavada entre los océanos Atlántico y Ártico, mayormente cubierta de hielo y con 56.000 habitantes, es rica en recursos naturales y tiene un importante valor estratégico para Estados Unidos.

Cuando confirmó que se planteaba la posibilidad de adquirir Groenlandia, Trump aseguró que la potencial compraventa no era el motivo de su viaje a Dinamarca. "No es por esa razón en absoluto", explicó. Dos días después, canceló su viaje oficial porque la primera ministra danesa no quiere debatir sobre el tema.

En esta nota:

Comentarios