No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad POLICIALES

Femicidio de las turistas israelíes: creen que las mataron tras una pelea por dinero

Los cuerpos de Pirhia Sarusi y Lily Pereg fueron encontrados el sábado 26 de enero en el fondo de una vivienda de la localidad mendocina de Guaymallén. Gil Pereg, hijo de la última, está imputado por el crimen.

Gil Pereg, conocido como "Nicolás", está imputado por el crimen de su madre y su tía(Foto: Twitter @rsanchezrico)

Gil Pereg, conocido como "Nicolás", está imputado por el crimen de su madre y su tía | Foto: Twitter @rsanchezrico

El caso de las turistas israelíes que vacacionaban en Mendoza podría comenzar a esclarecerse: tras hallar sus cuerpos bajo una capa de tierra y piedras en el fondo de una vivienda en la localidad de Guaymallén, los investigadores creen que el único detenido por el crimen, Gil Pereg, hijo y sobrino de las víctimas, las habría asesinado tras una discusión por dinero.

Según Alejandro Gulle, procurador de la Corte Suprema provincial, "no es un hecho de inseguridad" y se trató "de una cuestión estrictamente familiar", derivada de una pelea por plata.

Gil Pereg se manejaba bajo dos identidades falsas

La fiscal del caso Claudia Ríos había imputado a Gil Pereg, de 37 años (hijo de Lily Pereg y sobrino de Pirhia Sarusi, las víctimas) incluso antes de hallar los cadáveres, ya que sospechaba de su vinculación con el crimen, a pesar de que fue él mismo quien realizó la denuncia por la desaparición de las hermanas.

El hombre está acusado de homicidio agravado por el vínculo en el caso de su madre y de homicidio simple en el de su tía. Descartan que haya tenido un cómplice.

La particular situación de Gil Pereg

Es el dueño de 5 empresas en Mendoza pero vive al borde de la indigencia

Las amenazas de suicidio ya habían encendido las alarmas por Gil Pereg, o "Nicolás", como se hacía llamar. Sin embargo, a medida que avanza la investigación pudo reconstruirse parte de su pasado y presente.

Según se pudo recabar, el detenido se radicó en Mendoza en 2009 y se manejaba con dos identidades falsas: la primera (y más polémica) fue Floda Reltih, es decir Adolf Hitler al revés; la segunda, Nicolás Gil.

Otro dato a destacar es el hecho de que, oficialmente, es el titular de cinco empresas en Mendoza creadas por su madre, pero vivía al borde de la indigencia y con deudas de alrededor de 9.000.000 de pesos.

Comentarios