No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Hermanos africanos: el matrimonio que los abandonó deberá mantenerlos

La justicia falló y dictaminó que el matrimonio adoptante y que se arrepintió, deberá hacerse cargo económicamente hasta que una nueva familia los adopte. 

Hermanos africanos: el matrimonio que los abandonó deberá mantenerlos

Hermanos africanos: el matrimonio que los abandonó deberá mantenerlos

Los hermanos de nacionalidad africana que fueron abandonados en la comisaría de la mujer en Bahía Blanca, siguen preguntando cuándo los van a ir a buscar. 

La relación duró menos de dos años. A los cinco, después de haberse muerto su madre biológica en el parto en Guinea Bissau y ser derivados a un orfanato de ese país, conocieron a Eduardo Rucci y Natacha Perri, una pareja argentina que los adoptó en agosto de 2019. 

Pero el pasado 17 de noviembre los menores fueron abandonados por el matrimonio adoptante en Bahía Blanca. Ahora la Justicia investiga las causas y circunstancias que llevaron a la pareja  a cometer el delito de desentenderse de la crianza de los niños, que ellos mismos habían buscado.

Según las primeras investigaciones que buscan determinar la legalidad del procedimiento de adopción de estos dos niños que "se encuentran en buen estado de salud", contenidos "en espacio alternativo familiar", y de los cuales alrededor de 500 personas se  ofrecieron para ayudar, entraron al país con visa de turistas. "Nunca registraron que los dejaban para no venirlos a buscar", contaron las fuentes sobre sus padres adoptivos.

A pedido de la titular de la Asesoría de Incapaces N° 2 de Bahía Blanca, Florencia Demaestri, el juez de familia Martín Larceri determinó que los padres adoptivos deberán sostener una cuota alimentaria provisoria para los niños hasta que se resuelvan los trámites que permitan buscarles una familia sustituta.

Actualmente los chicos están siendo cuidados en un hogar de abrigo, donde siguen "preguntando por su familia y en qué momento los van a buscar". Desde Guinea Bissau, la odontóloga y misionera costarricense que dirige el hogar donde vivieron los chicos, aseguró que "nunca nos había pasado algo así" y que no es posible recibirlos de nuevo porque "ellos ahora son los padres y los encargados, y, si no los quieren, deben darlos en adopción a otra familia".

Si bien no trascendió el monto designado como cuota alimentaria, el Estado administrará ese dinero para el sostenimiento de los chicos, que siguen en un hogar de abrigo “preguntando por sus padres”, tal como comentó una fuente judicial a Infobae.

En tanto, el Ministerio Tutelar les asignó defensores a los hermanitos, que los representan en las dos causas judiciales. El objetivo es hacer los trámites lo más rápido posible para que los chicos obtengan la ciudadanía argentina legalizada, algo que deberían haber concretado Rucci y Perrig pero nunca hicieron.

“Tienen una sentencia de adopción en África que debía ser homologada mediante Cancillería y no se hizo. Eso lo debe hacer alguien para que los chicos estén legalmente en el país”, detallaron. 

Fuentes de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) Nº8 a cargo de Romero Jardín señalaron que "los dos hermanos habrían ingresado al país con visa de turista" en agosto del año pasado en compañía de sus padres adoptivos, quienes además tienen una hija biológica de 11 años. 

Pero el 17 de noviembre, Rucci, quién había viajado a África para adoptarlos y haber convivido con ellos por una semana en el orfanato, ingresó a la Comisaría de la Mujer ingresó: "sujetando a los menores de ambos brazos e informando que era su deseo entregar a los niños, desentendiéndose de las obligaciones paternas".

Comentarios