Actualidad HISTÓRICO

La Justicia aceptó el pedido de un adolescente a ser adoptado por una pareja de mujeres

El joven de 16 años fue criado por la pareja desde los 4 años y solicitó, ante las autoridades, el trámite de manera plena y directa
El joven declaró su deseo más profundo ante la jueza (imagen ilustrativa) |

El joven declaró su deseo más profundo ante la jueza (imagen ilustrativa) | Foto: Stock Photo

La Justicia de la provincia de Santa Fe aceptó el pedido de un adolescente de ser adoptado por su madrina y su pareja, con quienes vive desde hace 7 años.

La jueza de Familia Nº 7 de Rosario, Valeria Vittori, accedió esta semana a la solicitud del joven de 16 años, que realizó su presentación para ser adoptado en forma plena y directa por las mujeres.

Según trascendió, Vittori logró dictar el fallo a favor del menor planteando una excepción para la prohibición de la guarda directa que consta en el nuevo Código Civil y Comercial: "la existencia de un vínculo afectivo comprobable".

"Es el primer caso en que el propio adolescente pide ser adoptado en forma directa", explicó la jueza

El joven ya había expresado su deseo de ser adoptado por su madrina y su pareja en oportunidades anteriores. Pese a su edad, a los 13 años manifestó ante la Justicia el pedido de manera formal.

La madrina del adolescente ejerce de manera profesional como enfermera y conoció a la madre del menor en el hospital donde se atendía por padecer problemas de salud mental.

A medida que los años fueron pasando, la mujer se encargó de la crianza del niño. En un principio, retiraba al niño de la escuela y lo trasladaba hasta la casa materna pero luego comenzó a pasar los fines de semana con la pareja; y  a los 9 años, dijo que quería irse a vivir con las mujeres.

Tras irse a vivir con ellas, el adolescente comenzó a ver a su madre los fines de semana. Por su parte, la mamá del joven declaró su conformidad en la causa y relató que, ella se encargó de criar al menor hasta los 3 años pero luego fue su madrina quien se encargó de él. 

La jueza Vittori expresó las condiciones fundamentales que tuvo en cuenta para dictar el fallo de adopción: "el interés superior del menor", "su derecho a ser oído" y "la relación socioafectiva previa entre los involucrados".

Además, la magistrada destacó la "necesidad de preservar este ámbito nuclear como un modo de garantizar el cuidado y la estabilidad emocional del menor" y que el cambio de guarda "no puede sino constituir un perjuicio para el joven".

Leé También

Comentarios