No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad SOCIEDAD

Los padres de Fernando Báez Sosa visitaron el lugar donde asesinaron a su hijo: "Ya nada tiene sentido para nosotros"

En el santuario ubicado frente al boliche Le Brique, en Villa Gesell, colocaron flores y reiteraron su pedido de justicia.

Los padres de Fernando Báez Sosa visitaron el lugar donde asesinaron a su hijo: "Ya nada tiene sentido para nosotros"

Los padres de Fernando Báez Sosa visitaron el lugar donde asesinaron a su hijo: "Ya nada tiene sentido para nosotros"

Los padres de Fernando Báez Sosa llegaron a Villa Gesell y pisaron por primera vez el lugar donde su hijo fue brutalmente asesinado hace dos años por una patota de ocho rugbiers.

Frente al boliche Le Brique -hoy cerrado-, Silvino y Graciela, rodeados de amigos, vecinos de lugar y turistas, dejaron flores en el santuario, cubierto con rosarios, fotos de Fernando y pancartas que reclaman justicia por el hecho.

Luego de algunos minutos en silencio frente al santuario, oraron y, entre lágrimas, su madre dijo: "Descansá, hijo mío. Justicia por Fer, es lo único que pido, para que Fernando descanse".

Ante los periodistas, el primero en hablar fue Silvino. "Es difícil, desde el pirmer momento que llegamos acá Es como venir a buscar a Fernando, buscamos un poco de paz, de consuelo (...) No la estamos pasando bien, hace dos años que estamos así, tratando de pedir justicia y sacando fuerza de donde no hay. No es nada fácil, cada dia que pasa es peor", expresó.

Y agregó: "Lo extrañamos demasiado a Fernando, él era todo para nosotros, pero en este momento, que se cumple un año más de su asesinato, con la fuerza de nuestros amigos, la gente que nos compaña y la prensa que nos da la oportunidad de decir lo que sentimos, queremos llegar a una justicia justa".

Con la voz quebrada, Graciela dijo que "no hay ni existe el día en que deje de llorar" a su hijo y describió lo difícil que es estar en el lugar donde su hijo fue asesinado. 

"Lo mataron de una manera tan cruel, y estar en este lugar donde estuvo en vida por última vez es muy fuerte para mí, es algo muy doloroso que no le deseo a ninguna madre. Traté de ser muy fuerte y llegar hasta acá para seguir pidiendo justicia. Cuando llego a este lugar veo esa imagen, cuando lo tiraron y lo patearon sin ninguna piedad, no le tuvieron compasión, hasta el úiltimo momento le llamaron 'negro de mierda'. Fernando sólo vino a divertirse con sus amigos, cuesta entender que chicos de la misma edad de él hayan llegado a hacerle eso".

Graciela Sosa: "Espero que le den una condena justa, que sea la perpetua. Es la única. Ellos no le dieron ninguna oportunidad"

Ambos se unen en el mismo reclamo: justicia, una justicia ejemplar "para que esto no vuelva a ocurrir". El juicio oral ya tiene fecha. Será en enero de 2023. "Estaremos presentes para que se haga justicia por Fernando y día a día lo seguiremos pidiendo. Falta un montón, es un calvario. Sólo espero que podamos estar fuertes con Silvino para apoyarnos y seguir adelante, que es nuestra misión, estar de pie para seguir pidiendo justicia, que esto no vuelva a sucederle a ninguín chico", afirmó Graciela.

"Todos los chicos merecen ir a divertirse y volver sanos a sus casa, porque todas la madres esperamos que lleguen nuestros hijos cuando salen. Pero el mío, lamentablemente, no . A mí me llamaron hace dos años diciéndome que mi hijo había fallecido", sostuvo.

Graciela aseguró que "esta masacre que cometieron es la peor de la historia argentina" y remarcó que quiere que quede marcada "para que esto no vuelva a suceder".

"Nunca voy a poder recuperar a mi hijo, no podré volver a abrazarlo, nunca más tendré fiesta de Navidad ni Año Nuevo, ni cumpleaños que festejar, porque nosotros estamos muertos en vida. Ya nada tiene sentido para nosotros desde el día que perdimos a nuestro hijo".

Fernando fue asesinado el 18 de enero de 2020 por una patota de rugbiers que lo golpeó brutalmente hasta matarlo a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell.

Por el hecho hay ocho detenidos: Máximo Thomsen (22), Ciro Pertossi (21), Luciano Pertossi (20), Lucas Pertossi (22), Enzo Comelli (21), Matías Benicelli (22), Blas Cinalli (20) y Ayrton Viollaz (22). Además fueron sobreseídos Juan Guarino (21) y Alejo Milanesi (21).

Los ocho permanecen encerrados en la Alcaidía de Melchor Romero, a la espera del inicio del juicio oral que se llevará a cabo por el Tribunal Oral en lo Criminal 1 (TOC 1) de Dolores a cargo de la jueza María Claudia Castro y comenzará recién dentro de un año: el 2 de enero de 2023.

Graciela y Silvino, los padres de Fernando, volverán esta tarde al lugar que pisaron por primera vez esta madrugada, a las 4:40, hora en que su hijo, hace dos años, era atacado por los acusados. Esta tarde, alló se realizará un acto interreligioso. En la ceremonia se pedirá “por la paz, la justicia y contra la violencia”. El evento está previsto para las 19 horas en Avenida 3 y Paseo 102, de Villa Gesell.

Comentarios