No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad caja negra

Markito Navaja: "Mi familia y amigos dejaron todo para verme bien. Solo faltaba yo"

El streamer es el nuevo invitado de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva.

Su vida cambió rotundamente hace tres meses cuando empezó a hacer streming: "Primero con el celular, después con la play y ahora con la PC empezamos a romper todo. Va todo muy rápido, sigo trabajando para que sigan pasando cosas así", confesó Markito Navaja en diálogo con Julio Leiva en una íntima entrevista de Caja Negra.

Su familia tiene una peluquería en la que trabajó hasta hace poco tiempo y gracias a ese comercio llegó a lo que es hoy: "Empezamos a atender unos streamers más chiquitos en la peluquería hasta que llegamos a Coscu. Se terminó haciendo amigo y ahí me fui metiendo de a poco", recordó sobre los inicios.

Los problemas económicos en su familia los llevaron a vivir a Piedrabuena, Santa Cruz: "Lo que más me acuerdo es que iba a los clubes de fútbol y el viento me tiraba para atrás, en un partido tiraban los córners y se metían solos al arco". Sobre el fútbol, reconoció tímidamente que era bueno jugando: "Jugué en Chacarita, en Tigre, pero después me tocó ir al sur. Fui la casi promesa, no llegué a hacerlo", bromeó.

"Siempre me gustó hacer reir. En Instagram todos me decían que tenía que hacerme un canal de Youtube, pero no me gustaba porque soy más espontáneo, me salen en vivo, no puedo actuar", confesó el streamer. 

"Me da miedo que la gente piense que me drogo. No toco una droga ni con un palo"

Sobre su trabajo en la peluquería familiar, reconoció: "Cuando empecé en la peluquería hice un desastre, me da vergüenza. Empecé con nenes del barrio y los que necesitaban más se prestaban y era una cresta más metida de un lado que del otro, algunos pelitos largos arriba de la oreja, también la sufrieron mis amigos. Cagadones grandes". El negocio familiar fue creciendo, empezaron a recibir clientes famosos y hasta fueron a la concentración de Boca.

Respecto a su personalidad, reconoció ser "un pelotudo, mal": "Soy re cargoso, desde que me despierto hasta que me acuesto. Debo tener un día de mal humor en el mes, pero después soy muy pesado. Esto me lo devolvió la gente porque estaba un poco decaído y la gente, al demostrarme que le hacía reír y que me quería, cada vez soy más boludo", dijo agradecido.

"Me di cuenta que me llegaban mensajes larguísimos a Instagram: me decían que nunca  se habían reído tanto o nunca se habían identificado tanto con alguien. No puedo creer que le hago bien a una persona, que la hago reír. Cuando estos mensajes se multiplicaron, pensé: 'Esto está grande y se me fue a la mierda'. Estoy como el primer día, con las mismas ganas para seguir", contó en Caja Negra sobre su clic en la vida.

¿A dónde quiere llegar? "No sé, pero todavía no es nada. No estoy conforme. Quiero aparecer en todos lados, quiero aparecer con una marca fuerte, tener una casa streaming, darle una mano a mis amigos".

El joven streamer hizo referencia a un tema del que no todos se atreven a hablar: "Me da miedo que la gente piense que me drogo. No toco una droga ni con un palo. Causó gracia un chiste que hice, pero trato de hacerlo menos porque me ven chicos de 10 años. Recibí mensajes de que deje de hacer apología a la droga, pero nada que ver. Probé pero no me gustó, soy muy antidroga".

"Siempre me gustó hacer reir"

"Perdí a una persona importante de mi vida. Cuando me di cuenta que mi familia y amigos dejaron todo para verme bien, fue el empujón que me faltaba. Solo faltaba yo. Salió la posibilidad del stream. Era momento de devolverles todo, volver a ser el mismo de siempre", dijo y recordó: "Cuando la pasé mal no era yo. Era un chico apagado, me la pasaba durmiendo. Un día sentí todo el amor y ahí me di cuenta que faltaba yo nomás".

Para describirse, elige hacerlo con las palabras: "rápido, divertido, sensible y familiero". Además, reconoce ser fan de Disney y la primera película que fue a ver al cine: "Por problemas económicos, no había ido nunca al cine. Me llevó una familia amiga a ver Buscando a Nemo", contó y agregó emotivos detalles del momento: "No me olvido más. Me quedó marcada la historia y la identifico con mi viejo: 'Mirá cómo lucha el chabón, es como mi viejo'".

Cada semana se publicarán nuevos episodios de Caja Negra, en el cual diferentes figuras se someterán a las preguntas del periodista Julio Leiva. Y vos, ¿te animás a recordar qué momento hizo un click en tu vida?

En esta nota:

Comentarios