Actualidad

Once muertos por un incendio en un hospital de Río de Janeiro

Personal médico y familiares corrían para sacar a cientos de pacientes del centro médico en medio de un denso humo negro.

Tareas de rescate para sacar a los pacientes

Tareas de rescate para sacar a los pacientes

El desesperante momento se vivió en la noche del jueves cuando comenzó un incendio en el hospital Badim, en Río de Janeiro, a pocas cuadras del estadio Maracaná. Hasta el momento se confirmaron 11 muertes, pero los cuerpos no fueron identificados.

De acuerdo a la información preliminar, señalan como posible causante del fuego un cortocircuito en un generador. Cabe destacar que el Hospital Badim tenía el certificado de seguridad otorgado por los bomberos. El incendio fue controlado alrededor de las 20. 

Las imágenes del momento del incendio son impactantes: pacientes sacados en camillas con máscaras de oxígeno, enfermeros corriendo con máquinas y equipos médicos y familiares desesperados por saber cómo estaban sus seres queridos.

Las ambulancias se hacían un lugar en la calle repleta de personas para trasladar a los pacientes en estado delicado a otros centros médicos, mientras otros podían esperar en la vereda acostados en colchones.

"Saqué a mi madre del box en el que estaba y cuando llegamos a la escalera había muchas personas corriendo", contó un abogado cuya madre de 93 años estaba internada con neumonía. Otra mujer habló con los medios que estaban en el lugar y dijo mientras lloraba: "No puedo decir si mi madre (71) está viva. Estoy desesperada".

El Departamento de Bomberos informó que el incendio se había extendido completamente a las 22 y en ese momento comenzaron las tareas de análisis de los daños ocasionados. Aún no dieron a concoer información sobre las víctimas fatales.

Comentarios