No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad DESESPERADA

Puso en venta un riñón para cancelar una deuda de $300.000

Es una mujer de la ciudad rionegrina de Cipolletti que hace un tiempo fundió su panadería y ahora vende churros por la calle.

Ayelén Cervin tiene 34 años y busca un empleo.

Ayelén Cervin tiene 34 años y busca un empleo.

"Sé que la venta de órganos es ilegal y más de uno me va a juzgar por esta actitud, pero realmente no encuentro otra solución. Estoy desesperada", dice Ayelén Cervin, quien ofrece uno de sus riñones a cambio de dinero para pagar la abultada deuda de 300 mil pesos.

La mujer contó al diario La Mañana que en marzo, junto a su marido, alquilaron una panadería, pero en agosto tuvieron que cerrarla porque no les fue bien. "Hubo que bajar la persiana porque ya adeudábamos un mes y medio de alquiler. Tuvimos que hacerlo porque la bola de nieve seguía creciendo".

La mujer, de 34 años y madre de dos hijos de 13 y 15 años, explicó que al fundir, le quedó una deuda de 300 mil pesos, entre una boleta de luz impaga y la recisión del contrato con la inmobiliaria.

"Hoy no tengo otra opción que vender mi riñón porque con los churros y las medialunas es imposible llegar a pagar esa cantidad de dinero".

"Además tengo dos garantes atrás mío y no quisiera que le toquen ni los recibos de sueldo", dice angustiada por la situación y aclara que reclama una oportunidad de trabajo para ella y su esposo.

Su historia se viralizó en las redes sociales, Cervin cuenta que la han llamado de todas partes, aunque todavía nadie se ha comunicado con ella para darle la noticia más esperada de un empleo. "Ayuda hay un montón, pero nada en concreto", sostiene.

Mientras, sigue vendiendo churros en la ruta 65, en las afueras de Cipolletti, y recuerda que tiene experiencia como cajera y repositora y ha realizado trabajos administrativos, entre otras tareas. 

En esta nota:

Comentarios