No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad POLÍTICA INTERNACIONAL

Respondió China: Estados Unidos deberá cerrar su consulado en Chengdu

La medida llega después de que Washington forzara a Beijing a cerrar su consulado en Houston.

La confrontación en lo diplomático tiene un trasfondo más amplio

La confrontación en lo diplomático tiene un trasfondo más amplio

China exigió hace instantes a los Estados Unidos el cierre de su consulado en la ciudad de Chengdu, en respuesta por la reciente orden de clausura de la representación asiática en la ciudad de Houston (Texas), una contramedida que profundiza el conflicto diplomático.

"Esta decisión tomada por China es una respuesta legítima y necesaria a la medida injustificada de Estados Unidos de cerrar nuestro consulado en Houston. La relación entre ambos países no es la que China desearía, pero Washington es responsable de ello", anunció la Cancillería china.

La resolución arriba entonces tras que Washington forzara a Beijing a cerrar su consulado en Houston, en medio de nuevas acusaciones de espionaje, una de las acciones más agresivas que ha tomado Estados Unidos desde que estableció relaciones diplomáticas con China en 1979.

El canciller afirmó que parte del personal del consulado "interfirió en los asuntos internos de China y perjudicó los intereses de seguridad ", aunque no proporcionó mayores detalles.

"Una vez más, instamos a Estados Unidos a retractarse de inmediato de su decisión equivocada y a crear las condiciones necesarias para volver a encaminar la relación bilateral", marca el comunicado presentado por parte del gigante asiático. 

¿Una nueva Guerra Fría?

La confrontación en el espacio diplomático tiene un trasfondo más amplio que se centra en la pugna por la hegemonía global y se diversifica en la competencia por el comercio, la tecnología, la libertad de prensa e incorpora, ahora, el nuevo coronavirus y la carrera por una vacuna.

La estrategia de “América primero” promovida por Donald Trump parece encontrar en el “Sueño chino” de Xi Jinping un obstáculo cuyas consecuencias pueden repercutir a lo largo y ancho del mundo. No en vano ambos países concentran algo así como el 40% del PBI mundial.

La lógica entonces marca que por lo general que, al menos desde lo discursivo, Washington lleva la iniciativa y Beijing responde. 

Ryan Hass, director de China en el Consejo de Seguridad Nacional de 2013 a 2017, explicó a Vox que "parece que se ha arraigado un patrón, con los chinos tomando medidas que Estados Unidos considera objetables, Estados Unidos respondiendo punitivamente, y luego China tomar represalias de una manera recíproca de ojo por ojo. Espero que el mismo patrón se desarrolle en el caso del cierre de este consulado".

Solo en este último año tuvimos los siguientes episodios: 

  • El presidente Trump lanzó una guerra comercial contra China, imponiendo aranceles a cientos de miles de millones de dólares en bienes en tanto que Beijing respondió con sanciones similares a los productos hechos en Estados Unidos. A pesar de llegar a un acuerdo, lo cierto es que la relación comercial entre los dos países no ha cambiado, excepto que los productos son cada vez más caros de comprar en los Estados Unidos .
  • A su vez, en el mes de marzo la administración Trump afirmó que solo 100 ciudadanos chinos podían trabajar para cinco puntos de venta propiedad de Beijing en los Estados Unidos. Semanas después, China expulsó a los periodistas estadounidenses del New York Times, el Washington Post y el Wall Street Journal del país.
  • La semana pasada, Estados Unidos sancionó a varios funcionarios chinos por el internamiento forzado del régimen de más de un millón de musulmanes uigures en Xinjiang, una región en el oeste de China. Tras esto, China tomó represalias atacando a funcionarios estadounidenses, incluidos Rubio y el senador Ted Cruz.
En esta nota:

Comentarios