Actualidad SOCIEDAD

Se paró frente al colectivo porque el chofer se negó a subirla

Una mujer reaccionó de esta forma porque el conductor no le abría la puerta

Por: Patricia Festa

La denuncia desembocó en otro asunto aún más indignante |

La denuncia desembocó en otro asunto aún más indignante | Foto: NA

Todos los usuarios del transporte público argentino alguna vez se han visto envueltos en una situación similar a esta, aunque, hasta el momento, nadie había reaccionado como esta mujer.

Luego de solicitar con el debido ademán que el colectivo de la línea 150 frene en la esquina de Corrientes y Rodríguez Peña, en pleno microcentro porteño, y el chofer de éste no le abriera la puerta, una joven se posicionó frente al vehículo, impidiéndole el paso durante 10 minutos.

También te puede interesar: Línea 168: Un chofer se negó a llevar a un joven por ser "gay y discapacitado"

El conductor de este transporte público se mantuvo firme en su posición de desistirse de subirla como pasajera, e incluso avanzó y "le tiró el colectivo encima", según aseguran los testigos.

Claudio Sabedios, un peatón que transitaba la zona en cuestión, observó lo que sucedía y decidió tomarle una foto a este insólito hecho, para luego denunciarlo al organismo correspondiente, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

"Venía caminando por Rodríguez Peña, llovía bastante. Cruzo Corrientes y observo que era una chica la que estaba adelante del colectivo diciéndole algo al chofer", sostuvo el joven, en diálogo con C5N.

"Veo que el colectivero le tira el colectivo encima a la chica, saco el celular y tomo un par de fotos. Ambos mantuvieron su posición por 10,15 minutos hasta que llegó un policía, que entró al colectivo, habló con el chofer y accedió éste a subir a la chica", relató Sabedios.

De acuerdo a una disposición, desde las 22 hs hasta las 6 hs, todos los colectivos están obligados a frenar donde se les pide, ya sea para subir o para bajar. Sin embargo, en los días de lluvia, esta obligación se extiende durante todo el día.

Este fue el motivo que impulsó la denuncia de Sabedios a la CNRT, donde le dijeron que primero debía radicar su reclamo en la empresa que brindaba el servicio, en tanto que el organismo regulador funcionaría como una "segunda instancia", abriendo allí otro frente de indignación en el usuario.

Leé También

Comentarios