No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad SEGURIDAD

Toma de rehenes en Caseros: dos muertos y tres policías heridos

El secuestrador mató al rehén y fue abatido; uno de los agentes está grave.

Toma de rehenes en Caseros: dos muertos y tres policías heridos

Toma de rehenes en Caseros: dos muertos y tres policías heridos

Tras diez horas de tensión y cientos de balas, la Policía abatió a un hombre que se había atrincherado con un rehén en su casa en Caseros. El agresor mató al hombre -aparentemente un amigo- al que había encerrado en una habitación de la vivienda; tres policías resultaron heridos.

Una vez finalizado el operativo, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, brindó algunos detalles de la situación.

Siempre en potencial, tal como aclaró el funcionario, todo se habría desencadenado por un episodio de violencia de género. Según relató el ministro, el hombre, identificado como Alejandro Maldonado, de 42 años, estranguló a su mujer hasta que la asfixió y luego le practicó RCP.

En circunstancias que aún no han sido establecidas, la mujer logró salir de la casa y en el interior quedaron el agresor y un amigo, a quien mantuvo cautivo durante algunas horas.

A lo largo de la noche hubo cerca de 300 disparos. "El atacante gritó que está preparado para la tercera guerra mundial", había alertado Berni. En esa línea, el funcionario dijo que se intentó hablar con el secuestrador, pero que siempre respondió con tiros. "Estaba totalmente enajenado, con un delirio paranoico descontrolado", indicó, de acuerdo al primer diagnóstico de la psicóloga de la Policía Bonaerense.

Finalmente, esta mañana, el fiscal dio la orden de entrar en la casa. Para ingresar, la Policía tuvo que romper una pared, ya que ni siquiera se podía entrar por la puerta: "Estaba parapetado en una posición prácticamente infranqueable".

En el interior, los agentes abatieron al secuestrador y se encontraron con el rehén muerto. Según los primeros indicios, habría fallecido durante la madrugada. En el enfrentamiento, tres policías resultaron heridos, uno de ellos de gravedad.

"Era un experto tirador", afirmó Berni.

Comentarios