No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Tras sus dichos, Soledad Acuña escribió una carta a los docentes porteños

La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires ratificó, en una carta, su voluntad de combatir la "militancia" en las escuelas.

Tras sus dichos, Soledad Acuña escribió una carta a los docentes porteños

Tras sus dichos, Soledad Acuña escribió una carta a los docentes porteños

Durante la semana, la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires Soledad Acuña fue foco de críticas por sus dichos en contra de los docentes porteños.

Tras ser éstos fuertemente repudiados, la funcionaria redactó una carta que le fue enviada a todos los docentes vía correo electrónico. En la misiva, Acuña aprovechó para aclarar sus dichos y para ratificar su voluntad de ir contra la militancia en las aulas.

"La enorme mayoría de ustedes trabaja por una educación plural, que promueva el pensamiento crítico, el análisis y la discusión informada. Me consta, y así lo hemos conversado tantas veces, que defendemos el aula como ese lugar para formarse, aprender y reflexionar en un ambiente donde se respeten todas las ideas y creencias, sin militancia partidaria. De ningún partido", explicó la ministra porteña.

Uno de los dichos que más rechazo generó de su  intervención en la conversación con Fernando Iglesias fue que, según ella, muchos profesores y maestros eligen la docencia como "tercera o cuarta" opción después de "fracasar" en otras carreras.

A esto, Acuña lo respaldó en la misiva enviada con algunos datos: en CABA, 14% de los ingresantes toma la carrera docente como primera opción, mientras que el 52% llega a un profesorado después de abandonar otra carrera. Y, en promedio, les lleva siete años recibirse cuando la duración teórica es de cuatro.

"Las cifras son difíciles, incómodas, todos las conocemos y las podemos ver reflejadas en el día a día, en distintas situaciones, más allá de los números. Son realidades que conversamos cada vez que nos encontramos y sobre las que todavía nos debemos un profundo debate con todos los sectores", concluyó la ministra.

Comentarios