No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

Video: Quién es la "Cenicienta tucumana" a la que Macri besó el pie

La mujer jubilada, que ayer cumplió 72 años, se sorprendió cuando el Presidente pidió que la suban al escenario. Allí, Macri dejó una de las imágenes más insólitas de la campaña.

El beso de Macri a su "Cenicienta tucumana".

El beso de Macri a su "Cenicienta tucumana".

La parada tucumana de la "Marcha del Sí se puede" dio que hablar por varios motivos: Mauricio Macri pisó territorio gobernado por Juan Manzur, un dirigente del PJ muy cercano a Alberto Fernández; la concurrencia al acto de campaña fue masiva y hasta sorprendió a los organizadores, y la imagen del candidato que va por la reelección cantando el feliz cumpleaños a una mujer a la que le besó el pie y bautizó como su "Cenicienta tucumana".

 

La protagonista de esta historia es Manuela Ledesma. Nació el 7 de octubre de 1947 a las 9 de la mañana. "Un lunes, como hoy, mire qué casualidad", dijo anoche, tras el acto en la Plaza Independencia, a medios locales.

"El beso de Macri fue el beso de la Patria", asegura Manuela y revela que nunca encontró el zapato que perdió al subir al escenario.

La "Cenicienta" de Macri se jubiló hace poco tiempo, después de 52 años de trabajo. Primero estuvo en la Cerámica Matas, donde su papá era capataz. "Yo conozco lo que es la pobreza y el trabajo. Cuando cerró la fábrica fui a trabajar a la Municipalidad, en la Dirección de Deportes, hasta que me jubilé. 52 Años de trabajo", repite. 

"Quiero que Macri esté cuatro años más, hace falta para la Patria, por mis nietos... yo no, yo ya estoy de vuelta", dice.

"A la mañana me levanté, agradecí a Dios porque soy muy católica, y le pedí que David lo volteé a Goliat. Yo no quiero a Goliat en el Gobierno", comentó la mujer.

Asegura que el episodio de anoche, que la convirtió en noticia, "fue todo espontáneo". La mujer pudo expresarle al Presidente que lo amaba y que, para ella, él es la Patria.

"Manuela, una Cenicienta, ¿dónde está el príncipe?", preguntó Macri en el escenario, exultante por el apoyo de una multitud que lo alentaba frente a la Catedral tucumana. Y la euforia lo llevó a besarle el pie a Manuela, descalzo porque al subir al escenario perdió su zapato. Una imagen bizarra de la campaña a la que aún le quedan 20 días intensos.

En esta nota:

Comentarios