No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Autonexo

De ser el más caro de la historia a nada: confuso episodio en la subasta del primer Porsche

El clásico de la casa alemana llevó la puja hasta los 70 millones de dólares, pero un insólito hecho generó que el auto sea retirado.

El Porsche Type 64 modelo 1939(Motorpasión)

El Porsche Type 64 modelo 1939 | Motorpasión

Insólito hecho ocurrió en la subasta llevada a cabo días atrás en la Monterey Car Week en California. Resulta ser que un Porsche Type 64 del año 1939 del cual sólo se fabricaron tres unidades, y una sola que sobrevivió intacta a la primera Guerra Mundial, se vio en medio de una encrucijada por su costo.

EL Type 64 fue construido por Ferdinand Porsche por encargo del partido nazi, como muchos otros proyectos que se generaron en Alemania durante esos años.

Por eso había grandes expectativas sobre la puja de este vehículo, ya que de algún modo representa al primer Porsche, aunque la marca propiamente dicha no existía aún. Se estimaba recaudar 20 millones de dólares.

En un momento este precursor al modelo 356, inició su “tira y afloje” clásico de las subastas con una base que arrancó en 30 millones de dólares, ante la sorpresa de todos.

De oferta en oferta, su valor final alcanzó los 70 millones de dólares, que lo convertiría en el auto más caro subastado en la historia, por encima de la Ferrari 250 GTO, de 1962, que fue comprado el año pasado en 48,4 millones.

Al llegar a esa cifra impresionante de 70 millones, los encargados de RM Sotheby´s, la empresa encargada de la subasta, se dieron cuenta de una equivocación poca veces vista.

Se produjo un error en la subasta

La base para empezar a ofertar debía arrancar en 13 millones de dólares (thirteen, en inglés) y no en 30 millones (thirty). De allí su precio fue escalando y su costo final no fue el de los 70 millones (seventy) sino 17 millones (seventeen).

De esta manera, la firma encargada de la subasta realizó un comunicado y explicó que se escucharon de forma errónea las pujas y en las respectivas pantallas se iban mostrando de manera equivocada los valores. El ruido ambiente y el griterío tampoco colaboraron a medida que el precio aumentaba, para aclarar la situación.

Pero esta historia tiene un remate. Al convertirse el valor real en 17 millones de dólares, los interesados desecharon la posible adquisición del Porsche Type 64, porque no se alcanzó el precio fijado en privado por el propietario. Y el vehículo sólo desfiló y volvió a sus antiguas manos.

En esta nota:
  • Porsche

Comentarios