No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón como él sólo

Elon Musk y "Thud", el proyecto que nunca fue

Thud se lanzó al mundo, se estrelló y desapareció sin que su trabajo más grande y audaz salga a la luz. Su historia es una advertencia sobre las dificultades de lanzar una startup de medios digitales en 2019.

Elon Musk y "Thud", el proyecto que nunca fue

Elon Musk y "Thud", el proyecto que nunca fue

Por: Belén Drugueri

No es sorpresa que el extravagante billonario Elon Musk tenga proyectos locos y trascendentales, como intentar demostrar que vivimos en una simulación virtual, de la que él intenta salvarnos.

Recordemos que él, además de ser físico e inversor, es el co-fundador de las empresas más importantes del mundo. PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company, Neuralink, y OpenAI son algunos de los nombres de la larga lista de compañías fundadas por el magnate sudafricano.

Una de sus últimas aspiraciones fue crear un medio digital de sátiras ambiciosas y poco convencionales inspirado en el famoso periódico sarcástico The Onion pero con otra vuelta de tuerca, que no terminó saliendo cómo lo hubiésemos esperado y que quedó en el aire antes de que podamos apreciar siquiera el intento.

El 14 de marzo de 2018, sin contexto alguno Musk twitteó:

El hilo siguió al rato: "Ese es el nombre de mi nuevo imperio de medios intergalácticos, signo de exclamación opcional'', escribió el mismo día. 

El CEO de Tesla fue siempre fanático de la organización estadounidense de noticias satíricas The Onion. En 2014, les mandó un correo a los jefes de redacción y edición, Cole Bolton y Ben Berkley, expresando cuanto había amado una nota publicada, que es tan rebuscada de explicar de qué va -cómo todo lo que hace el portal- que sólo la anclaremos acá. (Y sí, es muy buena: menciona a Marte en el segundo párrafo y el contenido es excelente).

A finales de 2013 -meses antes de que él mande el mail- la versión impresa había dejado de circular y el medio digital ya no estaba produciendo tanto capital. En 2014 el sitio fue puesto a la venta y Bolton se acercó a Musk sabiendo que era fan. Se discutió una posible adquisición de la compañía, que resultó en nada. (Porque el entonces propietario de The Onion quería vender el portal como una unidad, con The AV Club y Onion Labs, una división de publicidad, como parte del paquete).

De todas formas, el fundador de The Boring Company quería trabajar con el equipo de la revista.

Actualmente The Onion es una página web con artículos satíricos que informan sobre noticias internacionales, nacionales y locales, además de una sección de entretenimiento no satírica conocida como The A.V. Club.

Después de que ambos abandonaran The Onion en 2017, Bolton y Berkley sabían que todavía querían hacer sátira y arrancaron a armar el rompecabezas de cómo sería su nuevo proyecto. Si bien las ideas no estaban muy definidas, una cosa era segura: querían construir algo tangible en el mundo real y no sólo sátiras a través de una pantalla. Pero para eso necesitaban dinero.

Volvemos a Musk. Con ansias de un nuevo proyecto e inspirado en lo que fue su breve historia con The Onion, el billonario apostó por algo nuevo: "Thud"

Thud fue anunciado en 2014 después del misterioso tweet de Musk en marzo.

Levantó el teléfono, llamó a Bolton y a Berkley, y con más de USD$2 millones sobre la mesa, les propuso el sueño de sus vidas; salir de las páginas del portal y pasar esas ideas a la vida real con marcas, publicidades, instalaciones en museos, y productos, todos completamente falsos y satíricos y apoyados financieramente por su billetera gigante. El fue inmediato. Musk entonces, procedió a twittear lo que enlazamos más arriba.

Además de parte del viejo personal de The Onion, se contrató a las 13 personas que se consideraban indispensables para que la iniciativa brille como un Tesla recién lustrado. Entre ellos se encontraban redactores, editores, artistas y desarrolladores; nada de jefes o equipo de ventas - toda la plata que la compañía necesitaba vendría de la enorme cartera de su fundador. Se emitieron varios cheques para los proyectos cercanos y había grandes planes para el futuro de la recién nacida compañía. Pero lo que rápido viene rápido se va, y Elon además de ser impulsivo, se aburre fácil.

Seis meses después, el jefe del staff de Musk, Sam Teller, sentó a Bolton y le tiró la noticia: el CEO de Space-X había retrocedido de un día para el otro y decidió recortar fondos. Esto significaba que ahora Thud, tendría que lanzarse, encontrar una audiencia y buscar una manera de ganar dinero antes de que se agotara lo poco que quedaba de los fondos que el excéntrico empresario había aportado con ansias tan sólo medio año atrás. Aproximadamente, a la compañía le quedaba unos seis meses. El ex-equipo de The Onion quedó sorprendido y Thud, medio a la deriva.

Hacer una transición tan rápida, de ser un proyecto respaldado por un multimillonario a ser una compañía de medios independiente es ......ya saben. Conocen esta industria 

Una de las pocas instalaciones sostenidas por Thud antes de su cierre este año.

Se cumplen seis meses desde que Elon Musk dejó de repente Thud. Quienes quedaron dentro, intentaron remar todo lo que pudieron pero de la marca hoy nada sabemos. La plataforma web del proyecto hoy está vacía y pocos fueron los afortunados que vieron los resultados del satírico proyecto que nunca fue.

Con pocas imágenes de las instalaciones dando vueltas por Internet, el fantasma de Thud nos demostró lo difícil que es lanzar un medio digital que funcione en 2019 si no hay, básicamente, plata. Y aunque quizás nunca trabajemos para él -aunque soñar es gratis- la historia también cuenta la montaña rusa de emociones, tiempo y cuerpo que conlleva trabajar con el impredecible excéntrico billonario Elon Musk.

En esta nota:

Comentarios