No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón

En tiempos de coronavirus, cinco tips para fortalecer el sistema inmunológico

En esta nota, algunas recomendaciones para mantener una alimentación saludable.

En tiempos de coronavirus, cinco tips para fortalecer el sistema inmunológico

En tiempos de coronavirus, cinco tips para fortalecer el sistema inmunológico

Permanecer en los hogares y extremar las medidas de higiene son algunas de las medidas recomendadas por todos los organismos de salud para evitar el contagio y la propagación del COVID-19; pero hay algo más que podemos hacer: fortalecer las propias defensas del organismo a través de una alimentación y nutrición adecuada y saludable. 

Esto es importante ya que el sistema inmunitario ayuda a proteger nuestro cuerpo produciendo células y anticuerpos que destruyen sustancias extrañas como virus y bacterias. Además, a medida que envejecemos, el sistema inmunitario ya no trabaja tan bien.

A continuación, cinco tips por expertos en nutrición:

  • Consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales, tales como la vitamina A, C, E, selenio y zinc. 

El déficit de vitamina A implica una alteración de la inmunidad innata y la secreción de anticuerpos; para evitar esto, podemos consumir grasas lácteas, yema de huevo, zanahoria, calabaza, damasco, hígado y carne de animales.

Mientras tanto, el consumo de alimentos ricos en vitamina C —como frutos cítricos, morrón y tomate— está considerado como medio de prevención contra resfriados, especialmente en deportistas, niños y personas mayores. Al parecer, la vitamina C es capaz de combatir los agentes patógenos incluso en una fase muy temprana de invasión en el cuerpo.

Por otra parte, varios estudios mostraron que la vitamina E, la cual se encuentra en se encuentra en vegetales de hoja verde, frutos secos y palta, podría mejorar la función de las células T —importantes para la función de defensa— en personas de edad avanzada. Además, algunos estudios sugieren que una administración suficiente de vitamina E puede reducir las infecciones de las vías respiratorias superiores y los resfriados.

Finalmente, el selenio —disponible en carnes, pescado, huevo, semillas y cereales—  y el zinc —carnes, huevos y semillas— protegen las células frente al daño oxidativo y contribuyen a disminuir la sintomatología de las enfermedades, respectivamente.

    • Evitar productos que propicien la inflamación

    El coronavirus ataca con mayor severidad a aquellas personas que poseen un cuadro inflamatorio en su cuerpo. Es por esto que se debe evitar productos que promueven la inflamación de órganos y células, como el azúcar, las harinas refinadas, el gluten y las grasas de mala calidad; tales como el aceite de palma, el aceita de canola, el aceite de soya y el aceite de girasol.

    • Eliminar el consumo de alimentos ultra procesados

    Este tipo de alimentos hacen que se produzca mayor cantidad de radicales libres o moléculas inestables que desequilibran el sistema inmunológico.

    • Mantenerse hidratado

    El cuerpo humano es aproximadamente 60% agua, por lo cual, un organismo hidratado funciona mejor. Tomar suficiente agua permite eliminar toxinas y ayuda a transportar más fácil los nutrientes, y que éstos puedan ser aprovechados de forma correcta.

    • Evitar dietas extremadamente restrictivas

    Las dietas muy restrictivas, sobre todo si no estás asesorado por un nutricionista, suelen generar déficit de nutrientes y debilita el sistema inmunológico. Priorizar ciertos alimentos por encima de las cantidades recomendadas y limitar el aporte de ciertos nutrientes, podría resultar contraproducente para la salud y el bienestar.

    Finalmente, el ejercicio físico puede también contribuir a la salud física y emocional. Es importante mantener el cuerpo activo y en movimiento para enfrentar el sedentarismo.

    Comentarios