No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

Estudio: La relación de los cigarrillos electrónicos con la disfunción eréctil

Según un nuevo estudio, los usuarios diarios de cigarrillos electrónicos tienen más del doble de probabilidades de disfunción eréctil que los no vapeadores.

 
Estudio: La relación de los cigarrillos electrónicos con la disfunción eréctil

Estudio: La relación de los cigarrillos electrónicos con la disfunción eréctil

Fumar se asoció durante mucho tiempo con la disfunción eréctil (DE) y las enfermedades cardiovasculares; sin embargo, pocas investigaciones habían explorado si existía una asociación similar entre los hombres que usan "vapeadores" o "cigarrillos electrónicos". Ahora, una nueva investigación publicada en el American Journal of Preventive Medicine sugiere que vapear nicotina podría tener una correlación con la impotencia sexual; indicando que los usuarios de entre 20 y 65 años de edad, sin antecedentes antecedentes de enfermedad cardiovascular y que usan cigarrillos electrónicos diariamente tienen más del doble de probabilidades de sufrir disfunción eréctil que los no vapeadores.

Realizado por investigadores de las universidades de Nueva York y Johns Hopkins, el estudio incluyó información de  11207 hombres sin diagnóstico previo de enfermedad cardiovascular y encontró que, en comparación con aquellos que nunca usaron vapeadores, los usuarios diarios tenían más de dos veces más probabilidades de informar que tenían disfunción eréctil.

Asimismo, hubo una asociación significativa entre el uso de estos cigarrillos electrónicos y la DE entre los encuestados de 20 a 65 años con índice de masa corporal normal y sin enfermedad cardiovascular, lo que sugiere que ocurre en una población relativamente sana; aunque la actividad física se asoció con menores probabilidades de disfunción eréctil

Si bien el estudio presenta algunas limitaciones (por ejemplo, los análisis se basaron en datos autoinformados y tampoco consideró si las personas estaban tomando algún medicamento asociado con la impotencia, como antidepresivos o betabloqueantes), el equipo buscar alertar sobre como los vapeadores no son tan inofensivos como se cree: "Dado que muchas personas usan los cigarrillos electrónicos como una forma de reducir los daños causados por el tabaquismo o para ayudarlos a dejar de fumar, debemos investigar a fondo la relación entre los productos de vapeo y la disfunción eréctil y, por lo tanto, comprender mejor las posibles implicaciones para la salud sexual de los hombres".

El próximo paso, sostienen, será comprender mejor si ciertos tipos de vapeadores tienen una asociación más fuerte con la disfunción eréctil que otros, y si esta última podría ser reversible al suspender el uso de los cigarrillos electrónicos.

Comentarios