No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

¿Qué papel juega el ciclo menstrual en el fútbol femenino?

La Selección Estadounidense y el Chelsea FC Women fueron dos de los equipos pioneros que decidieron hacer un seguimiento del ciclo menstrual de las jugadoras para ver cómo influía en la coordinación, el rendimiento y la susceptibilidad a sufrir lesiones. ¿Hay momentos más favorables que otros para el desarrollo de la actividad física? ¿Es posible hacer cambios que ayuden a enfrentar mejor la carga de los entrenamientos? 

¿Qué papel juega el ciclo menstrual en el fútbol femenino?

¿Qué papel juega el ciclo menstrual en el fútbol femenino?

Por: Florencia Luna

Con el fútbol volviéndose una práctica cada vez más habitual entre las mujeres, en los últimos años empezó a surgir una cuestión que décadas de dificultades para profesionalizar este deporte no habían abordado antes: la influencia del ciclo menstrual en el rendimiento de las jugadoras. ¿Hay momentos más favorables que otros para el desarrollo de la actividad física? ¿Es posible hacer cambios que ayuden a enfrentar mejor la carga de los entrenamientos? 

Dawn Scott y la selección estadounidense

Fue para mitades de la década del 2010 cuando, por primera vez, la mundialmente conocida entrenadora Dawn Scott empezó a notar que las jugadoras del equipo de fútbol estadounidense que ella preparaba, informaban determinados síntomas en momentos similares de su ciclo y pensó que el seguimiento del ciclo menstrual podría servir como herramienta a favor de las deportistas.

A siete meses de comenzar el torneo de la Copa del Mundo de 2019, y tras notar en algunas jugadores una correlación entre las distintas etapas del ciclo menstrual y las variaciones en la calidad del sueño, los niveles de fatiga e incluso la presencia de dolores musculares y de lesiones, decidió ponerse en contacto con la Dra. Georgie Bruinvels para preguntarle cómo podían adaptarse las jugadoras para estar mejor paradas frente a la carga que el entrenamiento implica.

Georgie Bruinvels es científica deportiva e investigadora en Orreco, compañía que se dedica a dar soluciones para optimizar el rendimiento de los atletas. También lidera la ciencia detrás del Programa de Atletas Femeninas y de la aplicación FitrWoman, que ayuda a realizar un seguimiento del ciclo menstrual y brinda entrenamiento personalizado y sugerencias nutricionales adaptados a los niveles hormonales cambiantes a lo largo del ciclo.

Esta última herramienta, junto a educación a las jugadoras sobre su propia fisiología, el sistema reproductivo femenino, nutrición, los efectos que la menstruacion podría tener en el rendimiento, y algunas cuestiones más; fueron el "arma secreta" de las victorias consecutivas que tuvo el equipo en la Copa del Mundo de Fútbol Femenino en 2015 y 2019.

"Les dijimos a las jugadoras que todo era muy individual y que se trataba más bien de cuáles eran los síntomas, si el sueño se veía alterado y se sabía que estaba ocurriendo antes del inicio de la siguiente menstruación, entonces qué podíamos hacer, cómo podíamos mejorar la higiene del sueño, asegurarnos de que todo era correcto desde el punto de vista nutricional y de que todo lo que se hacía antes de acostarse iba a favorecer un mejor sueño nocturno, y eso era lo mismo para todos los elementos, ya fuera fatiga, dolor de espalda, sensación de inflamación, calambres menstruales, etc. y ese ha sido el proceso a partir de ahí, pero ha sido la parte educativa ante todo. Algunos se mostraban escépticos al respecto y luego lo probaban y veían la mejor", explica Dawn.

"El ciclo menstrual debería ser un área (en la que centrarse) tanto como un calentamiento o una sesión de fuerza. Hay que preguntarse en qué fase estás, qué debes hacer desde el punto de vista estratégico para minimizar el impacto de los síntomas en tu rendimiento o recuperación. No se trata de cambiar tu entrenamiento o no estar disponible para un partido".

"El proceso fue: esto es lo que pueden ser los síntomas, y esto es cómo podemos reducirlos. No estamos hablando de que esta jugadora no está disponible para el partido porque ha empezado su periodo, no se trata de eso en absoluto."

Dawn Scott fue entrenadora de alto rendimiento de la Selección Nacional Femenina de EE. UU. hasta 2019, cuando renunció para ocupar un puesto similar en la Asociación de Fútbol de Inglaterra.

Chelsea se convierte en el primer club en adaptar el entrenamiento a los ciclos menstruales

El Chelsea FC Women anunció en el 2020 que el equipo estaba utilizando una aplicación especializada —FitrWoman— para adaptar su programa de entrenamiento a los ciclos menstruales de las jugadoras. La que decidió encargarse del asunto fue Emma Hayes, entrenadora del equipo inglés, al diseñar los planes individuales en torno a las fases del ciclo menstrual y, de esta manerxa, ayudar a controlar las fluctuaciones de peso que con frecuencia afectan a las atletas durante ciertas fases de sus ciclos, así como también para reducir la susceptibilidad a sufrir lesiones.

"El punto de partida es que somos mujeres y pasamos mensualmente por algo muy diferente a los hombres", sostuvo Hayes. "Tenemos que tener una mejor comprensión de eso porque nuestra educación nos falló en la escuela; no nos enseñaron sobre nuestro sistema reproductivo. Viene de un lugar de querer saber más sobre nosotras mismas y entender cómo podemos mejorar nuestro desempeño".

La Dra. Bruinvels, que comenzó a trabajar con Hayes, visitó entonces el Chelsea una vez cada quince días e instruyó al personal y a las jugadoras sobre el uso de la aplicación y cómo se puede optimizar el rendimiento. Específicamente, las jugadoras aprendieron cómo realizar un seguimiento de su ciclo menstrual en las cuatro fases: menstruación, preovulación, el tiempo entre la ovulación y los síntomas premenstruales y la fase premenstrual en sí.

¿Por qué? Según explican, una jugadora puede verse afectada de diferentes maneras dependiendo de la fase de su ciclo. Puede perder la coordinación durante las fases uno y cuatro o tener antojos de comida chatarra durante las fases tres y cuatro, lo que puede provocar fluctuaciones de peso.

Comprender más sobre el tema también podría tener un impacto significativo en la prevención de lesiones, ya que puede haber un mayor riesgo de lesiones durante las fases uno y dos. Esto va desde lesiones graves (las investigaciones sugieren un vínculo entre las lesiones del ligamento cruzado anterior y las fluctuaciones hormonales) hasta problemas de tejidos blandos menos graves, que es más probable que ocurran durante la primera mitad del ciclo.

La Dra. Georgie Bruinvel junto a Carly Telford y Emma Hayes, del Chelsea FC Women.

"El ciclo menstrual es la base de todos los aspectos de cómo te sientes; tu alimentación, tu recuperación, y para mí es trabajar con cada una para empoderarla con ese conocimiento, pero también trabajar con el equipo multidisciplinario, de entrenamiento y médico en el Chelsea, para informarles lo mejor que pueda sobre lo que significa cada fase y lo que se puede hacer al respecto. También les informaré de lo que les espera a los jugadores durante la próxima semana en cuanto a las fases en las que se encuentran", explica la Dra. Bruinvel.

"Sabemos que muchas deportistas se ven limitadas por su ciclo y los síntomas que experimentan, pero no hablan con la gente ni con los profesionales al respecto, y por eso la situación del Chelsea es tan singular. Es brillante hablar de ello y ser proactivos al respecto".

"Cuando se trata del ciclo y los síntomas que experimentan las jugadoras, no es una excusa o una bandera roja para faltar a los entrenamientos, se trata de ¿qué podemos hacer al respecto?".

No existe una regla única para todas, pero el tipo de alimentación, escuchar al cuerpo cuando una está cansada, trabajar con expertos y contar con la información adecuada, además de una buena higiene del sueño y poder ajustar el entrenamiento de acuerdo a la fase del ciclo menstrual son algunas de los aportes que estos equipos consideraron.

¿Es esta la receta definitiva para el éxito? Es difícil sacar conclusiones certeras con programas de entrenamiento tan recientes, pero ya se pudieron observar algunos beneficios y tanto jugadoras como entrenadoras apuestan a que efectivamente se trata de una herramienta útil y de gran impacto que, además, sirvio de puntapié para abrir la conversación un poco más y mejorar el bienestar general.

 

En esta nota:

Comentarios