No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

¿Qué relación hay entre el consumo regular de marihuana y la inteligencia emocional?

Un estudio analiza cómo el consumo de marihuana afecta la capacidad de reconocer los estados emocionales de los demás, uno de los sellos distintivos de lo que los psicólogos denominan inteligencia emocional.

¿Qué relación hay entre el consumo regular de marihuana y la inteligencia emocional?

¿Qué relación hay entre el consumo regular de marihuana y la inteligencia emocional?

Un nuevo artículo en la revista de psicología Experimental and Clinical Psychopharmacology sugiere que el consumo crónico de marihuana puede causar déficits en la capacidad de reconocer los estados emocionales de los demás, uno de los sellos distintivos de lo que los psicólogos denominan inteligencia emocional.

Para explorar a fondo la relación entre el uso de marihuana y el procesamiento de emociones, las autoras buscaron en la literatura científica lo que había publicado respecto a este tema, algo que en la academia se conoce como hacer un "meta-análisis". Encontraron 41 estudios en total, la mayoría de los cuales se publicaron en los últimos cinco años, e identificaron algunas características que aparecían con frecuencia.

Por ejemplo, los consumidores habituales de cannabis generalmente mostraban, entre otras cosas, falta de capacidad de responder a los estímulos emocionalesdisminución de la precisión y el tiempo de respuesta al identificar y diferenciar estados emocionales como la felicidad, la tristeza o la ira; y disminución de la actividad neuronal cuando se exponen a estímulos emocionales.

Por otro lado, encontraron evidencia de que los subcomponentes del cannabis, específicamente el THC y el CBD, pueden influir en el procesamiento de las emociones de diferentes maneras. Por ejemplo, un estudio encontró que el THC (el principal constituyente psicoactivo del cannabis) aumenta la ansiedad en respuesta a situaciones sociales de miedo, mientras que el CBD (no es psicoactivo y está más relacionado con el uso médico) tiende a disminuirla.

Para las investigadoras, lo preocupante de estos hallazgos tiene que ver con que, al reducir la capacidad del cerebro para procesar estados emocionales de forma rápida y precisa, los consumidores habituales de cannabis corren el riesgo de debilitar sus relaciones interpersonales. Esto podría llevarlas a consumir más cannabis como un medio para hacer frente a los problemas interpersonales, perpetuando así un ciclo de consumo y angustia emocional.

Sin embargo, coinciden en que se necesitan más investigaciones sobre las diferencias individuales para determinar los efectos del sexo, el uso de múltiples sustancias y la presencia de trastornos psiquiátricos en el funcionamiento socioemocional; y también considerar a los consumidores de mediana edad y adultos mayores, ya que la mayoría de las investigaciones actuales se limitan a adolescentes y adultos jóvenes.

Comentarios