No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Suban el volumen

A mover la patita: 10 películas que celebran la música

Nunca está de más armar una lista con esas grandes películas, cuya banda sonora forman una parte esencial de la trama. Melodías que se no graban en la cabeza y un poquito en el alma.

La música, pasión de multitudes(Columbia Pictures)

La música, pasión de multitudes | Columbia Pictures

Por: Jessica Blady

Esta semana llega a los cines “Yesterday” (2019), una historia fantástica y distópica donde Danny Boyle imagina un mundo sin Los Beatles (¡el horror!). En las pasadas semanas tuvimos el estreno de “Alcanzando tu Sueño” (Teen Spirit, 2019), “La Música de mi Vida” (Blinded by the Light, 2019) y no hay que olvidar “Rocketman” (2019), donde Taron Egerton se luce en el papel de Elton John. Todas estas historias tienen varios elementos en común: drama, comedia, romance, un poquito de joda y, por supuesto, muchas melodías pegadizas.

En este rejunte, dejamos de lado los musicales propiamente dichos, las tortuosas biografías sobre los artistas y los films más enfocados en los bailes y afines, para centrarnos en esos films con grandes historias donde las canciones se roban todos los aplausos.

  • SING STREET: REVIVIENDO LOS 80S (SING STREET, JOHN CARNEY, 2016)

    Piensen en un hermoso puchero entre “The Commitments” (1991), “Casi Famosos” (Almost Famous, 2000) y “Escuela de Rock” (School of Rock, 2003) -todas dignas de esta lista-, y súmenle una historia de amor adolescente en plena crisis económica, en la Dublín de 1985. Conor (Ferdia Walsh-Peelo) es un quinceañero que ama componer canciones, en parte, para escapar de los gritos de sus padres, el cambio de escuela y los constantes abusos de sus compañeros. Determinado a conquistar el corazón de una chica, el adolescente decide formar una banda junto a otros marginados escolares, influenciado por grupos de la época como Duran Duran, The Cure y A-ha, entre otros. El director y guionista John Carney, responsable de “Once” (2007), rinde culto al rock/pop de los ochenta a través de esta “coming of age” que habla de la amistad, el primer amor, la rebeldía teen y todos los problemas y dudas que trae aparejada la adultez.
    Todo por amor
  • ESO QUE TÚ HACES! (THAT THING YOU DO!, TOM HANKS, 1996)

    Tom Hanks debuta como director en la pantalla grande para contar esta fábula musical cargada de inocencia en pleno auge de la “invasión británica” en los Estados Unidos. Estamos en el cálido verano de 1964, en Erie, Pensilvania, donde una ficticia banda de rock and roll llamada The Wonders (bah, The O-neders), y su hit That Thing You Do!, comienzan un vertiginoso ascenso hacia la fama espontánea. Un contrato discográfico, una gira nacional, la llegada a la TV y a la cima de los rankings… después todo se viene en picada. Un poquito de drama, otro tanto de romance y una gran banda sonora creada especialmente para la ocasión, tan auténtica y bonachona como su realizador.
    La edad de la inocencia
  • CASI FAMOSOS (ALMOST FAMOUS, CAMERON CROWE, 2000)

    William Miller (Patrick Fugit) es un joven aspirante a reportero que descubre el rock and roll  y, desde allí, se empeña en escribir sobre el mundillo de la música desde adentro. El adolescente consigue acoplarse a la gira del grupo Stillwater, gracias a un encargo para la revista Rolling Stone, donde hará amistad con sus miembros y terminará enamorado de Penny Lane (Kate Hudson), una de las tantas groupies de la banda. Cameron Crowe escribe y dirige esta dramedia semiautobiografica reviviendo sus días como periodista de dicha revista, y sus propias experiencias de viajar junto a los roqueros de Led Zeppelin, The Eagles y The Allman Brothers Band, con la que Stillwater guarda muchas semejanzas.
    Hold me closer, tiny dancer
  • ALTA FIDELIDAD (HIGH FIDELITY, STEPHEN FREARS, 2000)

    Basada en la celebrada novela homónima de Nick Hornby, escrita en 1995, esta comedia dramática se agarra de una increíble banda sonora para contar la historia de Rob Gordon (John Cusack) y sus desencantos amorosos. Este treintañero, dueño de una tienda de discos de vinilo -la Championship Vinile, para más detalles-, no tiene pudor en romper la cuarta pared para contarnos sus rupturas románticas más resonadas. Todo comienza cuando su novia lo abandona y así, Rob -todo un freak musical- empieza a recapacitar sobre sus cinco rompimientos sentimentales más dolorosos: relaciones que marcaron diferentes momentos de su vida, obviamente, directamente conectadas a su extensa colección de discos.
    Días de Vinilo
  • ONCE (JOHN CARNEY, 2006)     

    Esta película irlandesa, escrita y dirigida por John Carney (quien repite en esta lista), conquistó nuestros corazones a fuerza de una historia chiquita protagonizada por dos músicos aficionados. Él (Glen Hansard), un guitarrista y compositor que se gana la vida arreglando aspiradoras y repartiendo melodías por las calles de Dublín para dar a conocer su talento por unas pocas moneda; y ella (Marketa Irglova), una inmigrante checa que toca el piano cada vez que tiene la oportunidad, y se las rebusca para ganar algo de dinero y cuidar a su mamá y su pequeña hija. Ambos cruzan sus caminos y logran grabar un demo que podría lanzar la carrera del muchacho en Londres, pero a medida que pasan los días también se van conociendo, compartiendo sus pasados y fomentando una hermosa relación amorosa que se acompaña con sus canciones.
    Más que amigos
  • LOS PIRATAS DEL ROCK (THE BOAT THAT ROCKED, RICHARD CURTIS, 2009)

    La comedia dramática de Richard Curtis toma como punto de partida aquellas radios piratas que surgieron en el Reino Unido -allá por mediados de los sesenta-, que buscaban enamorar a los jóvenes de la mano de la música pop, oponiéndose a las autoridades gubernamentales que querían inundar el éter de melodías más clásicas. “Radio Rock” es una estación ficticia liderada por un grupo de DJs rebeldes que se animan a empantanar las ondas radiales con lo mejor del pop y rock de la época desde un barquito anclado en el Mar del Norte, mientras el gobierno busca desconectarlos a toda costa. Philip Seymour Hoffman, Bill Nighy, Rhys Ifans, Nick Frost y Kenneth Branagh, entre otros, conforman este gran elenco de locos lindos radioaficionados.
    Radio Ga Ga
  • VIDA DE SOLTEROS (SINGLES, CAMERON CROWE, 1992)

    Cameron Crowe se encarga de las precarias relaciones de un grupo de jóvenes de Seattle que comparten aventuras desde el mismo edificio de departamentos, más específicamente, el desenlace romántico de dos parejitas, sus amigos y conocidos, en medio del miedo al compromiso, las exigencias de la Generación X y el auge del grunge. El movimiento musical más alternativo de los noventa adorna esta historia en capítulos que reflejan las incapacidades/capacidades para conectarse de estos veinteañeros que no quieren perder las esperanzas de enamorarse, ni el rumbo de sus caóticas vidas. La escena de Seattle se hace presente con Alice in Chains, Pearl Jam, Soundgarden, The Smashing Pumpkins y Mother Love Bone, entre otros.
    Smells Like (no tan) Teen Spirit 
  • ESCUELA DE ROCK (SCHOOL OF ROCK, RICHARD LINKLATER, 2003)    

    Dewey Finn (Jack Black) es un guitarrista apasionado. Un roquero rebelde, revoltoso e inmaduro dispuesto a llevar a su grupo de rock, No Vacancy, hasta la victoria de la “Batalla de las Bandas”. Todo cambia cuando sus camaradas lo echan del grupo y debe enfrentar las deudas y la depresión, por lo que decide hacerse pasar por maestro sustituto y “aceptar” un trabajo en la prestigiosa escuela primaria Horace Green. Una vez ahí, ve una oportunidad única al ganarse la confianza de sus jóvenes estudiantes y, sobre todo, la de Zack, un prodigio de la guitarra de tan sólo diez años de edad, que podría ayudarlo a ganar el certamen y encaminarlo hasta la cima de una prometedora carrera musical.
    Lecciones de vida
  • LOS HERMANOS CARADURA (THE BLUES BROTHERS, JOHN LANDIS, 1980)

    John Landis mezcla la ‘road movie’ y el musical, y así dos de los mejores cómicos de la época (y de todos los tiempos) saltan de un sketch de “Saturday Night Live” a la pantalla grande. Los hermanos Jake (John Belushi) y Elwood Blues (Dan Aykroyd) se embarcan en una ‘misión de Dios’ para salvar el orfanato donde crecieron, y tienen sólo once días para volver a juntar a su banda y recaudar el dinero necesario. Las callecitas de Chicago serán testigo de persecuciones automovilísticas, números musicales y un montón de cameos de grandes artistas como James Brown, Aretha Franklin, Ray Charles, John Lee Hooker, ah, y un tal Steven Spielberg. Al parecer, un tanque de nafta lleno, medio paquete de cigarrillos y anteojos oscuros es todo lo que este par necesita para cumplir su cometido.
    Los hermanos sean unidos...
  • 8 MILE: CALLE DE ILUSIONES (8 MILE, CURTIS HANSON, 2002)

    Curtis Hanson toma como punto de partida los primeros pasos en la carrera musical del mismísimo Eminem, y se despacha con un drama ambientado en Detroit, más específicamente en la “8 Mile” donde vive Jimmy "B-Rabbit" Smith (Eminem), un joven que trabaja en una metalúrgica y lucha por enderezar los diferentes aspectos de su vida destartalada, incluyendo la pobreza, la violencia que lo rodea y una madre alcohólica (Kim Basinger). La única forma de salir del gueto, y de esta tortuosa existencia, es poner a prueba su talento con el rap, la pasión que lo sostiene. Sólo debe tener el coraje de enfrentarse a esta oportunidad cuando la tenga en frente.
    Como la vida misma 
En esta nota:
  • música

Comentarios