No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Algo habrán hecho

Análisis | Why Women Kill es una fotocopia de Desperate Housewives

¿Mujeres asesinas con justificación? Por ahí viene la nueva comedia dramática del creador de "Amas de Casa Desesperadas". 

He had it comin', he only had himself to blame(CBS All Access)

He had it comin', he only had himself to blame | CBS All Access

Por: Jessica Blady

CBS All Access sigue sumando productos a su grilla, esta vez, de la mano de “Why Women Kill”, una dramedia criminal que, tranquilamente, podría tener de fondo la banda sonora de “Chicago” (sí, el musical). La creación de Marc Cherry -el mismo de “Desperate Housewives” (2004-2012)- nos vuelve a llevar a los suburbios, más precisamente a Pasadena, donde tres mujeres muy diferentes habitan la misma mansión en distintos períodos de tiempo… además de tener en común la infidelidad de sus esposos.

Marc Webb (“500 Días con Ella) tiene a su cargo la dirección de “Murder Means Never Having to Say You're Sorry”, episodio que nos mete de lleno en la vida de estas tres protagonistas, sus matrimonios y sus disyuntivas cuando descubren el engaño en sus aparentemente perfectas relaciones.

Suponemos que los tres maridos en cuestión (¿los finados?), que se presentan al comienzo del capítulo, son los responsables de arrastrar a estas tres mujeres hasta el abismo criminal, aunque todavía no quedan claras las ramificaciones y consecuencias del adulterio. Este es el misterio que se irá revelando a lo largo de estos primeros diez episodios, donde las tres tramas se van entrelazando de manera bastante prolija y a buen ritmo.

Arrancamos en el año 1963, cuando Beth Ann Stanton (Ginnifer Goodwin) y su esposo Robert (Sam Jaeger) se mudan a la propiedad. Ella es toda una ama de casa sumisa y solícita, dispuesta a complacer a su marido las 24 horas del día, pero la dinámica familiar cambia un poco cuando conocen a Leo y Sheila Mosconi, vecinos un tanto directos y metiches. Es a la señora Mosconi (Alicia Coppola) a la que se le termina escapando el chisme de que Rob anda besuqueándose con una mesera. Realidad que Beth Ann no quiere asimilar, mucho menos después de la muerte de su hija.

Una vez que Beth vea el engaño con sus propios ojos, deberá tomar una decisión: confrontar a su marido con la verdad o a la joven amante (April), una vuelta de tuerca que piensa utilizar a su favor.  

Saltando un par de décadas hacia el futuro, en 1984, nos encontramos con Simone Grove (Lucy Liu), una señora de alta sociedad y muchos caprichos, que se desayuna con las aventuras homosexuales de su tercer esposo Karl (Jack Davenport). La vergüenza es mucho más fuerte que el dolor de la traición, un golpe que arrastra al señor a un intento de suicidio, y a Simone a sopesar la posibilidad de tener un romance con un hombre muchísimo más joven.  

Las apariencias (amorosas) engañan 

En 2019 conocemos a la exitosa abogada Taylor Harding (Kirby Howell-Baptiste) y Eli Cohen (Reid Scott), un matrimonio abierto donde cada uno es libre de tener otros amantes fuera de la casa, en el caso de ella es Jade (Alexandra Daddario), un joven casi perfecta que se muda a su casa cuando se siente amenazada por un ex. De repente, Jade también se convierte en el objeto de deseo de Eli, un guionista que no ha tenido mucha suerte laboral en los últimos años. Nada bueno puede salir de esta interacción donde los límites no están tan bien definidos, y donde la llegada de Jade, obviamente, va a poner la relación patas para arriba.

“Why Women Kill” se para del lado de las ‘víctimas’ femeninas, mostrándonos sus diferentes reacciones iniciales. El tiempo dirá las acciones que tomará cada una, algunas más extremas que otras, al menos de momento. Mientras algunas de estas protagonistas ya fantasean con deshacerse de sus infieles esposos, otras pueden llegar a compartir la culpa o, en su defecto, minimizar la traición para mantener las apariencias.

Cherry logra ensamblar un gran elenco y llevar adelante un relato atrapante y entretenido que nunca decae. Tal vez, mete demasiada información en un solo episodio, y los personajes pueden resultar un tanto caricaturescos y arquetípicos, desluciendo el potencial de la serie. Igual, el saldo es positivo, gracias al ritmo que se logra entre el ir y venir de estas tres historias y sus diferentes líneas temporales, sumando ese toque de humor negro que nunca está de más.  

En esta nota:
  • why women kill

Comentarios