No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series estreno

Debut de Sia en el cine: "Music" y las críticas por la representación del autismo

La película muestra la historia de una joven con trastorno del espectro autista (TEA) aunque fue centro de varias críticas. Te contamos por qué.

"Music", el debut de Sia en el cine

"Music", el debut de Sia en el cine

En 2015 Sia había manifestado sus ganas de crear una película. A lo largo de su carrera publicó ocho discos y participó en bandas sonoras como “The Twilight Saga: Eclipse” (2019), “Burlesque” (2010), “The Great Gatsby” (2013), “The Hunger Games: Catching Fire” (2013), “Wonder Woman” (2017). Sin embargo, para la cantante era el momento de dar un paso más allá.

"Me daba vergüenza decirle a alguien que quería hacer una película porque pensé que sería visto como un proyecto de vanidad porque era cantante”, decía en el festival Venice Days. No era la primera vez que se aventuraba a estar detrás de las cámaras: estuvo a cargo del video de “Chandelier”, el éxito con más de dos millones de reproducciones en Youtube. “Me di cuenta de que era bastante buena dirigiendo, así que me sentí un poco más valiente".

En ese momento empezó a trabajar en su sueño. Estuvo involucrada en el guion junto a Dallas Clayton, en la producción con Vincent Landay, delante de la pantalla con un cameo y, como no podía ser de otra manera, también en la creación de un disco como banda sonora. Así nació “Music”, que ya se estrenó en Argentina en el Cine Online de Cinemark - Hoyts.

La cinta marca su debut en la pantalla grande. Está protagonizada por Kate Hudson, Leslie Odom, Jr. y Maddie Ziegler, y contó con la fotografía de Sebastián Wintero (quien ha trabajado con Lady Gaga y U2) y el arte de Leigh Poindexter (“Glee”).

La historia gira en torno a una joven con trastorno del espectro autista (TEA) que tras el fallecimiento de su abuela comienza a ser atendida por su medio hermana Zu, quien vivía alejada de la familia y que traficaba drogas. Zu pedirá la ayuda de su amigo Ebo, quien le ayudará a fortalecerse ante esta nueva situación. 

La película muestra cómo la música representa un canal de unión entre las personas; el hecho de encontrar tu voz y crear una familia. Según la cantante, buscó ser “una reflexión sobre la superación de los obstáculos, gracias a la amistad, los lazos familiares y el amor”: “Es una carta de amor a todos aquellos que en algún momento sintieron que no tenían voz. Qué experiencia increíble y estimulante”, dijo en un comunicado de prensa. 

Foto: Gentileza prensa

Sin dudas se trata de una película que se destaca en lo visual y en la puesta en escena, algo que la caracterizó en toda su carrera: solo basta con googlear videos como “Cheap Thrills” o “The Greatest” para ver el nivel de producción de sus coreografías. Sin embargo, a veces hace falta mucho más que eso. 

Tras su estreno, diferentes agrupaciones repudiaron el casting de la película. La protagonista elegida fue Maddie Ziegler, la bailarina que protagoniza sus videos. “Muchos actores autistas, yo misma, podríamos haber participado. No se hizo ningún esfuerzo para incluirnos”, reclamó una actriz en Twitter, a lo que continuó: “La película perpetúa estereotipos dañinos”; frente a ese comentario, Sia respondió: “Quizá seas mala actriz”.

La cantante enfrentó a diferentes usuarios en redes sociales y explicó que atravesó tres años de investigación para la película. Sin embargo, las críticas siguieron creciendo e incluso diferentes activistas crearon una petición en Change.org para cancelar el proyecto. “Es extremadamente ofensivo para mí y para otras personas autistas. Sia no ha mostrado ningún remordimiento por su inexacta e hiriente traición a la comunidad” señala Hannah Marshall, organizadora de la iniciativa. ¿Qué es lo que está mal? ¿por qué se habla de reproducir estereotipos y prejuicios?

Para entender esta idea, la agrupación The Autisticats publicó un hilo en Twitter donde asegura que la “actuación es una caricatura del lenguaje corporal autista”. “(Hay) luces estroboscópicas, imágenes abrumadoras, caricatura de manierismos autistas”, resalta y sigue: “Es inquietante y poco sincero. Y recuerda profundamente los gestos exagerados que las personas no autistas emplean a menudo cuando intimidan a las personas autistas y con discapacidades del desarrollo por la forma en que nos movemos”. 

“No hay absolutamente nada de malo en la forma en que se mueven las personas autistas o en la forma en que hacemos expresiones faciales. Algunos de nosotros ponemos los ojos en blanco y nos tapamos los labios con los dientes como estímulo o simplemente porque es cómodo. Pero hacemos esas cosas de forma natural. Maddie Ziegler no lo hace. El hecho de que Ziegler no sea autista, y el hecho de que su actuación sea tan exagerada, convierte toda la película en una larga muestra de burla. Sé que ‘no era la intención de Sia’. Pero no hace que las cosas sean más fáciles de digerir”, agregaron.

La agrupación también rechazó las escenas sobre “restraint”, es decir la restricción que impide el movimiento de una persona con trastorno del espectro autista mediante el uso de la fuerza. Según The Guardian, frente a este panorama la directora publicó un mensaje en Twitter que luego borró: “Music de ninguna manera aprueba o recomienda el uso de ‘restraint’ en las personas autistas”, dijo y prometió que agregaría una placa de advertencia al comienzo de la película. “Planeo eliminar las escenas de inmovilización de todas las copias futuras. Escuché a las personas equivocadas y esa es mi responsabilidad, mi investigación claramente no fue lo suficientemente exhaustiva, no fue lo suficientemente amplia”.

Actualmente la cantante icónica de las pelucas cerró su cuenta de Twitter y limitó sus comentarios en Instagram. Hasta la fecha, la película recibió dos nominaciones a los Golden Globe: “Mejor Película, Comedia o Musical” y “Mejor Actuación femenina en una película, comedia o música” por Kate Hudson, -quien sin dudas es lo mejor del film-. 

Si algo dejó en claro es la falta de representación de artistas con trastorno del espectro autista en la industria del cine, algo necesario para debatir no solo en esta producción sino también en “Rain Man” con Dustin Hoffman, “Atypical” con Keir Gilchrist o “The Good Doctor” con Freddie Highmore. ¿Cuál es el espacio que tienen las personas con TEA en el cine?  ¿De qué manera se critica el mismo trabajo cuando lo hace una mujer o un hombre? ¿Cuánto se habla de esto? Quizá sea el momento de hacer esas preguntas.

En esta nota:
  • Sia
  • Music

Comentarios