No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series Música, maestro

Ennio Morricone: las 5 melodías más icónicas de la leyenda del cine

Despedimos a un grande de la música y el cine como mejor podemos hacerlo: a través de sus melodías. 

The sound of music

The sound of music

Por: Jessica Blady

“Mozart, Beethoven y Chopin nunca murieron, simplemente se convirtieron en música”, asegura Robert Ford (Anthony Hopkins) en la primera temporada de “Westworld”, y la frase bien se aplica al legado que nos deja el genio musical de Ennio Morricone. La herencia del compositor italiano abarca más de 500 títulos y una lista interminable de clásicos del séptimo arte, melodías tan reconocibles como poderosas, que evocan algunas de las mejores historias que nos dejó la pantalla grande. Morricone se despidió de este mundo, y no podemos obviar este reconocimiento y el homenaje musical.       

EL BUENO, EL MALO Y EL FEO (Il buono, il brutto, il cattivo, Sergio Leone, 1966)

Como buen compositor italiano, Morricone dejó su sello en uno de los máximos exponentes del spaghetti western. Sergio Leone cierra su “Trilogía del Dólar” con este violentísimo relato que busca revivir un género que, a esa altura, parecía agotado. Acá, dos pistoleros cazarrecompensas deben aliarse de mala gana con un corrupto e inescrupuloso sargento del ejército de la Unión para encontrar una fortuna en oro enterrada en un cementerio alejado, todo esto mientras se desarrolla la Guerra de Secesión norteamericana. Solo necesitamos escuchar unos acordes de Ennio para imaginarnos los áridos escenarios del Lejano Oeste, las cabalgatas en el horizonte y la mueca de pocos amigos de Clint Eastwood.

NOVECENTO (Bernardo Bertolucci, 1976)

Para contar las vidas y la relación que se estable a lo largo de los años entre los pequeños -y después jóvenes- Alfredo Berlinghieri (Robert De Niro) y Olmo Dalcò (Gérard Depardieu), Bernardo Bertolucci necesitó, por lo menos, unas cuatro horas (el Director’s Cut dura casi cinco horas y media) y la evocativa banda sonora de Morricone. Estamos en Italia, y el drama se extiende desde el año 1900 hasta bien asentado el fascismo en 1945, mostrando como se van formando Olmo (el hijo bastardo de un campesino) y Alfredo (vástago de un terrateniente), cada uno en la vereda de enfrente de los acontecimientos.

LOS INTOCABLES (The Untouchables, Brian De Palma, 1987)

Relatos gansteriles e historias sobre Al Capone hay a montones, pero Brian de Palma va un poco más allá (y homenajea al mismísimo séptimo arte, como ya es su costumbre) de la mano de esta cruzada del implacable Eliot Ness (Kevin Costner), obsesionado con ponerle fin al reinado criminal del jefe mafioso (Robert De Niro) más legendario de Chicago, durante la Era de la Prohibición y la Ley Seca. Violencia, corrupción policiaca y camaradería se entremezclan en este clásico inspirado en la novela homónima de 1957, escrita por el propio Ness y Oscar Fraley. “Los Intocables” le dio a Morricone su tercera nominación al Oscar, un galardón bastante renuente para el compositor.

CINEMA PARADISO (Nuovo Cinema Paradiso, Giuseppe Tornatore, 1988)

Ningún amante del cine (o del cine dentro del cine) puede obviar este drama de Giuseppe Tornatore, ganador del Oscar a Mejor Película Extranjera en 1990. El film, de por sí, tiene varias versiones -la original dura 155 minutos-, pero a ninguna le falta las emotivas melodías de Ennio, acompañando la historia de Salvatore “Totò” Di Vita. Totò, ya adulto y convertido en un cineasta famoso, regresa a su pueblo natal en Sicilia y recuerda al pequeño que se enamoró de las imágenes en movimiento gracias a la magia de la sala  y a la estrecha relación de amistad que forjó con Alfredo (Philippe Noiret), el proyeccionista del Cinema Paradiso.  

LOS 8 MÁS ODIADOS (The Hateful Eight, Quentin Tarantino, 2015)

Tal vez, este no sea el mejor trabajo en la carrera de Morricone, pero no podemos dejar pasar una banda sonora (finalmente) premiada por la Academia -después del Oscar honorífico-, que termina convirtiéndose en un merecido homenaje en vida a una trayectoria de 60 años. Más cuando viene de la mano de un fan como Quentin Tarantino y un western ultraviolentoque nos lleva a las heladas tierras de Wyoming, unos años después de la Guerra Civil. Una diligencia atraviesa las llanuras de camino a Red Rock y entre los pasajeros se encuentran el cazarrecompensas John Ruth y su cautiva Daisy Domergue. En el viaje se van sumando otros personajes, pero las inclemencias del tiempo los obligan a refugiarse en la Mercería de Minnie donde ya están guarecidos otros cuatro individuos bastante sospechosos.

En esta nota:
  • ennio morricone

Comentarios