No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series It’s true… all of it

Es oficial: Star Wars se pone en pausa luego del estreno de Episodio IX

Desde que Disney adquirió Lucasfilms nos llueven proyectos galácticos. ¿Será hora de hacer un parate y reflexionar sobre una de las sagas más importantes de todos los tiempos? 

Esa galaxia cada vez más lejana(Disney)

Esa galaxia cada vez más lejana | Disney

Por: Jessica Blady

Así como los rumores de la Fuerza, los Jedis y Luke Skywalker se esparcieron a lo largo y ancho de la esa galaxia muy, muy lejana por más de treinta años y resultaron ser la pura verdad, los dichos que venían dando vueltas sobre el parate cinematográfico del universo de Star Wars tras el estreno de Episodio IX, también lo son después de la confirmación del mismísimo CEO de Disney, Bob Iger.  

Este ‘vamo a calmarno’ de la franquicia no es sorpresivo, sobre todo después de la mala acogida (de crítica y público) que sufrió “Han Solo: Una Historia de Star Wars(Solo: A Star Wars Story, 2008) -la entrega más cara de toda la saga-, y las reacciones encontradas hacia “Star Wars: Los Últimos Jedi” (Star Wars: Episode VIII - The Last Jedi, 2017), la gran apuesta de Rian Johnson que quiso sumar su toque más personal y se la dio de lleno contra el fandom más tóxico.

A Solo lo dejaron bien solo

Cuando el 30 de octubre de 2012, The Walt Disney Company adquirió Lucasfilm por la suma de 4.050 millones de dólares, los planes de explotación y expansión no se hicieron esperar. A una nueva trilogía de la saga de los Skywalker pronto se sumaron los spin off como “Rogue One: Una Historia de Star Wars” (Rogue One, 2019), una aventura más que exitosa, aunque Han Solo no corrió con la misma suerte. Mientras tanto, David Benioff y D.B. Weiss -mentes maestras detrás de “Game of Thrones”- pergeñaban su propia incursión dentro de la galaxia, y a Johnson le daban luz verde  para sumar un nuevo trío de películas alejadas del universo harto conocido.

Hoy sabemos que Benioff y Weiss dejaron pasar esta oportunidad por falta de tiempo, y los proyectos de Rian cayeron en el limbo. Por eso las esperanzas cinematográficas residen en “Star Wars: El Ascenso de Skywalker” (Star Wars: The Rise of Skywalker, 2019) y J.J. Abrams, un suceso casi asegurado que promete romper varios récords... y recuperar el balance perdido porque sabemos que J.J. no es tan temerario y se apega mucho más a su librito.

J.J. Abrams tiene en sus manos el final de esta saga

Iger no dejó bien en claro cuánto tiempo se extenderá este hiato y qué significa para aquellos proyectos que ya tenían fecha de estreno dentro de su amplio calendario (2022, 2024 y 2026, las pelis de David y Dan), pero aseguró que las ansias serán llenadas con un montón de proyectos en el frente televisivo vía Disney+, el flamante servicio de streaming de la compañía del ratón, cuyo primer estreno es, justamente, “The Mandalorian”, el próximo 12 de noviembre. Una serie que ya confirmó su segunda temporada.  

No tenemos que olvidar que también se viene una precuela televisiva protagonizada por Cassian Andor (Diego Luna), el rebelde de “Rogue One”, y el esperadísimo regreso de Ewan McGregor como Obi-Wan Kenobi en su propia aventura en solitario. Además de una nueva temporada de la animada “Star Wars: The Clone Wars”. O sea, no nos van a faltar aventuras espaciales.

The futures is... televisivo

Pero la magia de la franquicia pasa por otro lado. Por esa sensación de “evento” que se daba de tanto en tanto y que se perdió entre este mar de oportunidades. Puede ser que la saga este sufriendo del ‘cansancio’ de los fans a los que les gusta saborear el momento, por eso la pausa es bien recibida y hasta una gran oportunidad para replantear las estrategias y las historias a futuro pensando más en el fenómeno y su importancia dentro de la cultura pop que en los bolsillos.  

En esta nota:
  • star wars

Comentarios