No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series De cero a héroe

La transformación de Robert Pattinson: de ícono teen a estrella indie

Nos cuesta sacarnos al vampiro teen de la cabeza, pero la realidad es que la carrera actoral de Robert Pattinson está a años luz de aquellas sagas adolescentes. 

La sombra del vampiro

La sombra del vampiro

Por: Jessica Blady

Como muchas estrellas de sagas adolescentes, Robert Pattinson trató de despegarse lo más posible de su alter ego protagonista, una vez que bajó el telón de la saga “Crepúsculo” (Twilight). Si somos sinceros, el actor nunca llegó a encariñarse (o mejor dicho, nunca se comprometió) demasiado con el vampírico Edward Cullen, personaje que lo metió de lleno en el frenesí de la prensa, los fans y la sobreexposición, pero que también le abrió las puertas a una carrera mucho más interesante que vino después.  

Cuando comenzaron los rumores de que Rob podía convertirse en el nuevo Caballero Oscuro de la pantalla grande, la Internet explotó en reacciones negativas, justamente, porque todos tenían en mente a aquel muchachito de piel blanquecina y gesto constipado que le arrastraba el ala a la mortal Bella Swan (Kristen Stewart). O incluso, al joven Cedric Diggory y su trágico final en “Harry Potter y el Cáliz de Fuego” (Harry Potter and the Goblet of Fire, 2005).

Aprendiz de Bruce Wayne

Las fantasías Young Adult y las mega producciones pronto quedaron atrás en la carrera de Pattinson, que empezó a codearse con célebres realizadores, más cercanos al cine independiente y las historias experimentales. Al parecer, Robert se sentía más confortable nadando en estas aguas del “anonimato”, donde podía mostrar facetas mucho más diversas y atravesar un sinfín de géneros inexplorados. El primer gran salto llegó de la mano de David Cronenberg en “Cosmópolis” (Cosmopolis, 2012), un drama criminal que lejos está de ser lo mejor del director canadiense, pero supo mostrar la otra cara del actor en un papel no tan distante, tal vez, de su futuro Bruce Wayne. ¿De acá habrá sacado la idea Matt Reeves?

Desde ahí, el ex ícono teen comenzó a transitar por otra vía y a sumar interpretaciones (principales o secundarias) cada vez más destacadas dentro de un currículum que, sin dudas, llamó la atención de otros grandes directores. Pronto repitió con Cronenberg en “Polvo de Estrellas” (Maps to the Stars, 2014) y sumó su primera colaboración con David Michôd -“El Cazador” (The Rover, 2014)- con quien acaba de finalizar “The King” (2019). Aportó lo suyo en “Z: La Ciudad Perdida” (The Lost City of Z, 2016) y la rompió en “Good Time: Viviendo al Límite” (Good Time, 2017) de Benny y Josh Safdie.

Robert siempre experimentando 

Mañana llega a las salas locales “High Life” (2018), la peculiar aventura espacial de Claire Denis que lo tiene como protagonista absoluto; mientras se pasea por festivales presentando “The Lighthouse” (2019), al parecer, un ‘inclasificable’ relato de terror donde comparte pantalla con Willem Dafoe. “Rob definitivamente tiene un lado más oscuro y se siente cómodo trabajando en ese espacio. Además, tiene buen gusto cinematográfico. Creo que muchos directores que le encantan están haciendo cosas que no son del Hollywood común y corriente”, reflexiona Robert Eggers, director de “The Lighthouse”, sobre las elecciones más recientes de su estrella.

Claro, convertirse en el nuevo Batman no habla de bajo perfil, pero sí de una conexión especial para Pattinson, que tiene al justiciero de Gotham entre sus personajes favoritos. Tampoco, sumarse al elenco de “Tenet” (2020), el próximo hit de Christopher Nolan, pero se sabe que el director de “Dunkirk” (2017) suele trabajar a su manera cuasi independiente, siempre dentro de los confines de la industria. Si nos guiamos por estos trabajos, queda claro que Rob está listo para volver a las producciones de alto vuelo, sin dejar de invertir en esas películas chiquitas que tanto disfruta: “No sé lo que realmente estaba persiguiendo. La idea de intentar esa transición (hacia las mega producciones) después de ‘Crepúsculo’, nunca vi un camino en esa dirección”, confiesa. Pero lo cierto es que por ahí va su futuro cinematográfico, uno donde los romances y la histeria adolescentes quedaron atrás, y donde puede alternar entre blockbusters de calidad e historias indie, de esas que solventaron su carrera.

En esta nota:
  • robert pattinson

Comentarios