No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series ENTREVISTA - RESEÑA

Martín Piroyanksy estrena "Porno y Helado" con Nachito Saralegui y Sofi Morandi: "Jugamos con poner en perspectiva las cosas y burlarnos de un montón de estereotipos"

Hablamos con el elenco de la serie escrita, dirigida y protagonizada por el actor, que este viernes llega a Amazon Prime Video. Episodios cargados de humor e ironía, que transitan lugares comunes para reírnos y desandarlos. Homenaje al rock nacional, las crisis pre y post 30, género, y algo rico para mirar. El alma de una serie joven para los jóvenes.

Martín Piroyanksy estrena "Porno y Helado" con Nachito Saralegui y Sofi Morandi: "Jugamos con poner en perspectiva las cosas y burlarnos de un montón de estereotipos"(Foto: Gentileza de prensa Prime Video)

Martín Piroyanksy estrena "Porno y Helado" con Nachito Saralegui y Sofi Morandi: "Jugamos con poner en perspectiva las cosas y burlarnos de un montón de estereotipos" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

Por: Antonella Morello

Pablo (Martín Piroyansky) y Ramón (Ignacio "Nachito" Saralegui) se juntan todos los viernes a ver porno y tomar helado. Pero un día el ritual se interrumpe, y ahí arranca la serie. Cansado de repetir la rutina de cada fin de semana, Pablo le pide un buzo a su amigo e insiste para salir. Aunque el deseo de ir tras la aventura no lleva a este par destino al típico bar porteño, sino a uno donde paran taxistas, uno sin wifi, ni lucecitas colgadas en la entrada.

En medio de ese panorama, Ceci VonTrap (Sofi Morandi), una joven que escapa de sus propios asuntos, les cae literalmente en la mesa y les pide que finjan ser sus amigos, mientras evalúa cuánto provecho le puede sacar al asunto. Las secuencias aleatorias de una noche dinstinta se incrementan cuando Pablo, reconoce a las afueras del detereorado bar, a Nacho (Eliseo Barrionuevo), un ex compañero al que le hacían bullying en sus tiempos de colegio, porque miraba animé.

Lo llama. Busca demostrar -si es que en algún momento la hubo- supremacía de un pasado que se comió, pero ahora Nacho es músico, y un espejo de una realidad que le acentúa a Pablo todo lo que él no es. Así que inventará que tiene una banda, que Cecilia y Ramón son su banda, y sacará a pasear un estuche de guitarra vacío para ventilar su fama de artista. De ahí, la mentira comienza a germinar y será mejor encaminarla que volver a donde empezaron.

Nada en "Porno y Helado" es como imaginamos que sea, y acá reside una de las grandezas de la serie. Porque desde ese absurdo cargado de sentido y manejado con un humor aparentemente simple pero efectivo, nos arrancará a contar las peripecias del grupo y nos encontrará estallando carcajadas frente a la pantalla.

Escrita, dirigida y protagonizada por Martín Piroyansky ("Vóley", "Permitidos", "Porno para principiantes"), con actuaciones principales de los artistas e influencers Nachito Saralegui y Sofi Morandi, en una producción de Amazon Prime Video. Cuenta con ocho episodios que siguen a esta banda de personajes casi caricaturezcos, quienes parten de situaciones comunes y de clichés recontra instalados en las ficciones para reírse, con y a través de ellos.

Martín Piroyansky, Nachito Saralegui y Sofi Morandi en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

Humor que radica desde la creatividad del guión con frases hechas que deslizan el tan naturalizado sentido común, como: "Siempre quise tener un mejor amigo gay"; "Venís hasta acá con ese vestidito y qué querés", "Te parece que las minas son tus trofeos"; "Ese pibe está cancelado por twittear algo polémico en 2014", y tantas más.

"Me parece que estamos en un momento muy importante, histórico, en cuanto a la deconstrucción de un montón de estereotipos que no están bien y es necesario cuestionarlos. Un poco la serie juega con eso: poner en perspectiva las cosas y burlarse de un montón de lugares comunes", asegura Piroyansky en diálgo con Filo.News.

"La intención fue siempre pararnos en un lugar un poquito más piola, que la serie suceda en un universo donde están mal vistas un montón de cosas que estamos aprendiendo; donde al menos en ese mundo, si alguien dice un comentario desubicado, que sea señalado. Me parece importante -a la hora de pensar la ficción en general- generar universos que sean un poquito más evolucionados que el que vivimos", añade.

Martín Piroyansky, Nachito Saralegui, Sofi Morandi y Santiago Talledo en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

Para plasmar ese universo mayormente evolucionado, Piroyansky parte justamente desde Pablo, un personaje mayormente involucionado, desde su inmadurez, hasta sus ideas, que como le dirá su padre en una escena "sos un poco retrógrado". Y allí radica su paradoja.

Hermano de un pequeño influencer que hace tutoriales de make up, que vive junto con su madre en prisión domiciliaria y su padre de quien mejor no spoileamos, los vínculos que Pablo traza y va trazando con los demás personajes lo dejan expuesto, y hasta el punto de querer preguntarle ¿por qué eres así?

Un personaje principal que en la estructura de la serie parece transitar el camino del héroe, pero siendo completamente lo contrario, porque -dice la canción- "te diste cuenta que sos un fracasado". Y con Pablo es difícil empatizar, aunque al mismo tiempo, logra que quieras constantemente que le vaya bien.

Martín Piroyansky, Santiago Korosky y Susana Giménez en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

"Es un tarado el personaje, y a medida que iban pasando los años, cuanto más grande me ponía yo, me parecía incluso más patético y más divertido de filmarlo", asegura Piroyansky.

Pablo -a diferencia de Ramón que pese a su casi nula vida social, trabaja en ConstruCasa y vive solo en un departamento- representa, con la exageración del humor, esa crisis pre y post de los 30. Temática que desde el guión y las actuaciones vemos a la generación de quienes crecimos idealizando (cual Jenna Rink de "Si tuviera 30", porque sí, voy a un cliché), de alguna forma que a esa edad tendríamos algún tipo de estabilidad económica, mientras que la vida te encuentra muchas veces con las dificultades de mantener un alquiler, y buscando perpetuar los años dorados que nos brinda la juventud.

Sofi Morandi en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

A lo largo de la historia de las ficciones hubo aquellas que se encargaron de poner el ojo en les jóvenes. Si "Okupas" (por ejemplo) entendió cómo representar a una generación que vivió la crisis político económica de los '90 y 2000, desde el rumbo, la rebeldía y búsqueda de hogar e identidad; "Porno y Helado" llega con un estilo moderno para darle entidad a lo que nos está pasando hoy. Y lo ejecuta desde una mirada de autor bien argentina -lo que me parece clave de resaltar, ante la siempre mayor oferta y el ojo puesto en lo internacional-.

Estilo que desarrolla varias genialidades inspirándose desde lo real: como una mafia de taxistas, que desparraman y miden el termómetro político en los viajes, su repudio a conductores que se manejan vía aplicaciones, y guiños a decenas de productos culturales (que van del "aparezco en la portada" de "Monsters Inc", a "La Naranja Mecánica" de Stanley Kubrick; el saco verde al que Cecilia no puede desprenderse que recuerda a "Loca por las Compras"; entre cientos). Todo eso junto; algo rico para mirar. 

Martín Piroyansky, Nachito Saralegui, Sofi Morandi y Santiago Talledo en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

Esto se nutre con un homejane al rock nacional, que aparece en la serie desde la búsqueda de la banda de componer sus propias canciones. Recorrido que va desde referencias a conjuntos, estrellas y artistas; hasta incluir algunos temas.

El plus de incluir un femómeno bisagra en la música argentina, que llega en un momento paradigmático del país en cuanto a la industria, donde diversos artistas locales se posicionan -con el trap y los ritmos urbanos- en la escena, además, internacional.

Martín Piroyansky, Nachito Saralegui, Sofi Morandi y Santiago Talledo en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

Hasta acá, sólo contamos la historia de Pablo, Ramón y Cecilia, los Débiles Mentales, pero ¿cómo se cruzaron Martín, Nacho y Sofía en la vida real?

Entre los inflencers ya había un vínculo. Se conocían por Instagram y allá por 2017/18 se juntaban a grabar videos para sus redes sociales. Y desde entonces, se decían: —Estaría bueno grabar algo más grande, más producido—. En un principio había una idea de filmar una película pero más entre nosotros; algo que nunca se iba a concretar por eso cuando salió esto fue tan hermoso el abrazo y decirnos: —Es esto lo que tenemos que hacer

El abrazo llegó el día del último casting, cuando se cruzaron. "Lo veo entrar -teníamos los barbijos, y cuando se lo saca-, le digo —Nacho, ¿qué hacés acá?— Ya nos conocíamos desde hace años y nos abrazamos. En eso, Martín nos pregunta: —¿Se conocen?—Nosotros nos quedamos como... y sí, claramente. Eso le gustó a Martín", cuenta Sofi.

"Ese día vi que se conocían y me sumó un montón, saber que incluso entre ellos ya habían colaborado. Me parece algo súper importante a la hora de armar equipos, sobre todo entre actores está bueno que haya cierta química", complementa Piroyansky.

Si bien fue ese día cuando la artista conoció personalmente al guionista y actor, ya venía siguiendo sus producciones. "Me encanta lo que hace, quería quedar, estaba re chocha porque ya me habían encantado los guiones del casting; re chupa medias (bromea). Sabía que esto iba a estar bueno", cuenta con el sentido del humor que la caracteriza.

"Cuando quedé para el personaje me acuerdo que le respondí una historia a Martín, y le aparecían los mensajes viejos, donde le había hablado diciéndole: 'Me encantó esto que hiciste'. Ay, no qué vergüenza, borré todo", añade con una sonrisa, pues Piroyansky nunca llegó a leer el contenido de los mensajes anteriores, y expresa agradecida: "Tengo la suerte de trabajar con gente que me gusta lo que hace así que todo para bien".

Nachito conoció a Martín en el Festival de Cine de Mar del Plata en 2015. "Había hecho una película con un grupo en la ciudad de La Plata, que había quedado seleccionada en el festival. Me acuerdo que con un compañero lo vimos y dijimos: —Ahí está Piroyansky vayamos a saludarlo—. La típica de 'tal vez pegamos onda y mañana estamos en un proyecto de él'. No fue tan así pero seis años después lo hice, así que algo debe haber pasado esa noche", menciona con picardía mientras evoca el recuerdo.

"A Nachito lo venía viendo desde hace años en videos que subía a las redes. Me acuerdo ver muchos, muy graciosos que subía a Facebook", relata el guionista mientras recuerda uno que grabó "en el patio de una casa" en el que "te quedabas a comer en la casa de un amigo y te daba como vergúenza pedirle comida pero le terminabas aceptando todo y le pedías más". 

Martín Piroyansky, Nachito Saralegui, Sofi Morandi, Santiago Talledo y Susana Giménez en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video

"De pronto un día en la previa de la serie, no sé cómo se me ocurrió, pero me dije: por qué no lo llamamos para que haga el personaje de Ramón", cuenta, y el influencer complementa el recuerdo: "¿Sabés por qué se te ocurrió mi nombre?"— le pregunta— "Porque te comenté un vivo que estabas haciendo con (Martín) Garabal en Instagram". "Ah... me hiciste una inception", retoma Piroyansky, cual origen de todo.

La serie cuenta además con las actuaciones de Santiago Talledo, Santiago Korovsky, Favio Posca, Martín Pavlovsky, Gabriela Iribarren, Humberto de Vargas, entre otros, y tiene el plus de contar con un cameo de Susana Giménez, en su regreso a la actuación. Historia para otra nota.

  • Martín, ¿qué te inspiró o cómo fuiste creando la serie? y para Nachito y Sofi ¿cómo fueron encontrando y construyendo a sus personajes?

Piroyansky: Esta serie la empecé a escribir hace muchísimos años. Yo vivía con un amigo que era músico, y con su mejor amigo se juntaban a ensayar en mi casa. Así que había algo ahí de dos jovencitos armando una banda, que me parecía muy divertido para filmar. Fueron pasando los años y fui pasando de jovencito a viejito, y finalmente la serie la pude filmar ya de grande pero con el espíritu de un adolescente.

Sofi Morandi: Como Pablo y Ramón tenían sus tiempos y sus ritmos, me pasaba con Ceci que entendía que era distinta y con otra dinámica. Entonces lo que me gustaba era romper con ese timing pero no quedar como una verborrágica histérica.

Me acuerdo que los primeros días de grabación me tocaron escenas donde tenía mucho texto, y fui a hablarlo con Martín para decirle: —No quiero que quede como mucho—. Intentaba medir eso, que esté la arpía que busca sacar provecho de otros pero también la estratega. Eso fui buscando a medida que iban pasando los días de grabación, no fue de un día para el otro. Me sirve ver cómo va a ser Ceci en este trío, más que decir, cómo la voy a hacer. Ramón para mí re va cambiando. Ya lo verán, tiene un proceso re lindo.

Nachito Saralegui: Yo particularmente no sé lo que es armar un personaje todavía. Me lo preguntás y me cuesta descifrar si es algo que armé o si fue saliendo en el momento. Me parece que fueron detallecitos o cositas que se iban armando en el día a día. Por ejemplo, Ramón siempre se presenta igual, con el mismo tono. No sé si está bien lo que estoy diciendo porque se supone que soy actor. Se facilitó mucho que fuera con ellos dos.

Martín Piroyansky, Nachito Saralegui y Sofi Morandi en "Porno y Helado" | Foto: Gentileza de prensa Prime Video
  • La serie es un lindo homenaje al rock nacional y llega también en un momento importante musical en argentina, ¿cómo lo sintieron mientras grababan? Además, de acá salen hitazos

Sofi Morandi: Yo quiero más música, si llega a haber la chance de una segunda temporada. Sí, los temas se te pegan. En el rodaje terminábamos cantándolas todos. Además la parodia del típico músico que uno idolatra, me parece maravillosa.

Nachito Saralegui: Hay varios temas de rock nacional que son parte de la serie, y músicos reales también que nos ayudaban a nosotros: porque sabía tocar cuatro acordes en la guitarra y nada más. Y de repente tenía que tocar el teclado, así fui a clases de teclado. Desde ese lugar me fascinó. Me fui con ganas de aprender más.

  • La serie tira millones de frases desde el sentido común para deconstruirlas como "siempre quise tener un mejor amigo gay" o "a este pibe le hacíamos bullying porque miraba animé", donde sus personajes son claves ¿qué impacto sienten que tienen? ¿cómo es escucharlas ahora a diferencia de años atrás?

Sofi Morandi: Me parece maravilloso ese bajar del pedestal. Poder criticar todo y a todo.

Nachito Saralegui: La capa más importante es que te haga reir. Si no es gracioso, me parece que todo lo demás no funciona. Eso Martín lo manejó muy bien desde el guión; si tiene un mensaje me parece una frutillita.

  • ¿Hay planes de segunda temporada?

 Martín Piroyansky: Ojalá. Acá estamos todos entusiasmados con la idea de hacer más. Seguir la historia de una banda de música es algo que te sostiene la tensión: querés ver cómo van evolucionando. Hay un universo ahí bastante armado para que puedan pasar todo tipo de cosas.

Martín Piroyansky estrena, no casualmente de viernes, su nueva serie "Porno y Helado", una comedia ácida y muy divertida para reirnos de todo y con todo, con las actuaciones principales de Sofi Morandi y Nachito Saralegui. Ya está completa en Amazon Prime Video.

En esta nota:

Comentarios