No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Representation matters, wey

Un informe revela que Hollywood discrimina actores y cineastas latinos

La representación sigue siendo un tema candente en Hollywood. Ahora, un estudio revela que la comunidad latina es la más 'discriminada' cuando se trata del séptimo arte. 

Latina y 'mayor', dos problemas para Hollywood

Latina y 'mayor', dos problemas para Hollywood

Por: Jessica Blady

Los tiempos cambian, y la inclusión y la representación (de a poquito) van haciendo la diferencia, al menos, dentro de la industria del entretenimiento. Si echamos un vistazo al panorama televisivo y cinematográfico -digamos que el primero se la juega todavía un poco más-, vemos que en los últimos años el público pagó con creces el esfuerzo y el “riesgo” de los estudios y cadenas productoras que se pusieron a pensar ‘en el otro’ cuando plantearon sus proyectos. No por ello vamos a darle a Hollywood el Premio Nobel de la Paz, pero se agradecen estos pasitos de bebé, que también ayudan a remarcar las deficiencias que todavía persisten.

Mientras los afrodescendientes, la comunidad LGTB+ o los actores y realizadores de ascendencia asiática van encontrando su lugar de pertenencia y expresión dentro de la industria, a los latinos todavía se los sigue dejando a un lado, ya sea delante o detrás de las cámaras. Y no, no estamos exagerando ni inventando estadísticas. Según un estudio de la USC Annenberg Inclusion Initiative, a la meca del cine le cuesta elegir a protagonistas de ascendencia latinoamericana para engalanar sus éxitos más resonados.

El reporte en cuestión examinó las cien películas más taquilleras entre 2007 y 2018, llegando a la terrible conclusión de que sólo el 3% de esos films tenían protagonistas o coprotagonistas latinos; sumemos un mero un 4.5% de personajes con diálogos (o sea, no valen los extras), y el hecho de que estos números nos cambiaron de manera significativa a lo largo de los doce años que engloba el estudio.    

De México para el mundo

¿Será que los latinos no son de ir al cine en los Estados Unidos? Para nada, sino todo lo contrario, ya que las audiencias latinas representan el 20% del público cinematográfico en general, mucho más que cualquier otro grupo étnico, además de conformar el 18% de la población total norteamericana. En pocas palabras, hay un público enorme allá afuera esperando sentirse representado, uno que es responsable directo de, por ejemplo, el enorme suceso de la franquicia de “Rápidos y Furiosos” (Fast and Furious).

Las cosas no son más prometedoras del otro lado de las cámaras. Sólo el 4%, de un total de 1.200 películas que forman parte del reporte, fueron dirigidas por realizadores latinos, y eso que la mayoría (71%) son extranjeros, o sea, no exclusivos de USA. En este escueto grupo sólo hay una representante femenina, y apenas el 3% de los proyectos están producidos por miembros de la comunidad (mayoritariamente masculinos). Según los autores del informe, una solución a este déficit sería la de aumentar la representación en estos lugares clave de la industria, ya que los directores y productores suelen tomar decisiones más personales y pensar un poquito más en los suyos, digamos.

Si hablamos de los nombres actorales que más se repitieron en este período de tiempo, tenemos a Cameron Diaz, Jennifer Lopez, Eugenio Derbez y Jessica Alba, pero los papeles se volvieron más escasos con el paso de los años. En el reporte sólo aparecen ocho actores y dos actrices mayores de 45 años, y ni hablar de los estereotipos que les tocan en gracia. A un cuarto de los personajes latinos que aparecen a lo largo de 200 películas les tocó representar a criminales y un 17% hicieron las veces de pobres. Las ocupaciones también son una cuestión a tener en cuenta porque, al parecer, el 54% de los intérpretes latinos sólo pueden encarnar a trabajadores de la construcción y granjeros, empleos que no requieren ningún tipo de educación universitaria. Lo peor de todo esto (sí, hay algo peor) es que estos personajes aparecen aislados y no como parte de una comunidad, despojándolos así de su verdadera identidad. Si es latino que no se note.    

La representación también escasea detrás de las cámaras

No busquen personajes latinos discapacitados o miembros de la comunidad LGTB+ en las películas porque casi no van a encontrar, y ahí es donde series como “One Day at a Time” o “Pose” marcan una gran diferencia, aunque parezca mínima. La solución, como todo cuando hablamos de representación e inclusión, pasa por las oportunidades y una mentalidad menos prejuiciosa, más aún en tiempos como estos donde la comunidad latina lo está pasando bastante mal en el país del Norte.

Hollywood mismo debe empezar a cambiar la imagen negativa que ayudó a fomentar desde sus estereotipos gastados y perjudiciales donde incluso nuestra región aparece como semillero de narcotraficantes y lugar de escondite para jerarcas nazis. “En un momento en que los latinos en nuestro país se enfrentan a intensas preocupaciones sobre su seguridad, necesitamos urgentemente ver a la comunidad latina representada de manera auténtica y precisa en todo el entretenimiento”, asegura la doctora Stacy L. Smith, autora de este esclarecedor informe.

Te estamos mirando fijo, señor ejecutivo de Hollywood.

En esta nota:
  • latinos en hollywood

Comentarios