No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series

Una escena épica de Joker/Guasón fue improvisada por Joaquin Phoenix

La escena que representa el cambio de Arthur en el Guasón fue creada completamente por el actor.

La escena improvisada que define la película(Warner Bros)

La escena improvisada que define la película | Warner Bros

Por: Leon Valle

Guasón (“Joker”), la película de superhéroes sin superhéroes que explora el origen del icónico villano de Batman, se ha convertido en un éxito mundial y tanto el director Todd Phillips como el protagonista Joaquin Phoenix comienzan tímidamente a hablar de una posible secuela. 

Aunque Guasón ha dividido al público y generado controversia, adoradores y detractores coinciden en que la interpretación de Phoenix es de las mejores de su carrera y una serie candidata a llevarse un Oscar. No sorprende entonces que una de las escenas más icónicas de la película sea creación exclusiva del actor, como confesó el director en un reciente análisis de escena y guión.

ATENTOS: Ligeros spoilers de Guasón a continuación.

En una de las secuencias más crudas de la película, Arthur está regresando a su casa después de haber sido despedido de su trabajo, cuando es acosado y atacado por un grupo de treintañeros de clase alta. Arthur se defiende y abate a dos de ellos con el arma que cargaba, y cuando el subte en el que viajaban, persigue al tercero y lo asesina por la espalda. Luego corre hasta refugiarse en un baño público.

Allí, según el guión, el protagonista debía desesperarse e intentar suicidarse.

“Vomita en un inodoro sucio,” dice el libreto. “Termina y se limpia la boca con la mano. Saca el arma de la cintura y busca un lugar donde descartarla. Bajo la pileta ve un trozo de metal que cuelga de la pared tapando una tubería.”

“Antes de agacharse, Joker ve su reflejo en el espejo sucio. Se ve a sí mismo con el arma en la mano y… Lleva el arma a su cabeza y apreta el gatillo. Vacía.

Parece una escena muy convencional y muy diferente a la que terminó plasmada en la pantalla. Cuando Arthur entre en el baño y se recompone, algo cambia en él. Se percata que nunca se ha sentido tan vivo como hasta ahora. Que nunca se ha sentido tan en control. Y comienza a bailar. Muy lentamente, con una coordinación cuestionable.

Phillips dice que con Phoenix coincidían en que Arthur no hubiera intentando esconder el arma ni se hubiera desesperado, por lo que pasaron una hora buscando una escena que fuera representativa de las sensaciones del personaje en ese momento. Fue entonces que el director comenzó a reproducir una de las melodías que el compositor Hildur Guðnadóttir le había enviado durante la filmación y el actor comenzó a bailar.

“Éramos él y yo solo en el baño y 250 personas del equipo afuera y él sólo se puso a bailar, y cuando nos miramos dijimos ‘ok, esa es la escena’,” explicó el director. “Tenía sentido para nosotros porque cuando conocí a Joaquin y empezamos a hablar de Joker le dije que Arthur era una de esas personas que llevan la música dentro, por lo que la música y el baile se convirtieron en una de las temáticas de la película.”

La escena del baile en el baño se convirtió en una de las más icónicas de la película y en una perfecta transición para el personaje, confirmando que un gran improvisador a veces supera un buen guión.

En esta nota:
  • joker

Comentarios