No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Una computadora lo hizo

Warner Bros. utilizará inteligencia artificial para decidir qué películas filmar

En la guerra, el amor y la industria del entretenimiento todo se vale, y más aún a la hora de minimizar riesgos económicos.  

Así comenzó todo en Westworld(WB)

Así comenzó todo en Westworld | WB

Por: Jessica Blady

Puede parecer la trama de una película de ciencia ficción, pero no. Warner Bros. suma una herramienta más a la ya complicada tarea de decidir qué proyectos futuros tendrán el visto bueno o no, justamente, para “facilitar” las cosas y evitar los riesgos económicos. Hacer una película cuesta millones y millones de dólares y, muchas veces, la intuición de los productores falla en las boleterías. Pero, ¿dónde encaja la visión artística en todo este asunto si dejamos que un algoritmo tome las resoluciones pertinentes?   

Por ahí pasó una parte de la controversia entre Martin Scorsese y Marvel, pero no viene al caso. ¿O sí? Son los ejecutivos de Hollywood los que tienen la ardua tarea de tranquilizar a sus accionistas al evaluar la rentabilidad de los proyectos, incluso antes de que sean aprobados para su realización. Ante este reto, no dudan en echar mano de cualquier análisis, data o investigación de mercado que pueda minimizar los riesgos, porque se sabe que no hay una fórmula infalible cuando se trata de la industria del entretenimiento.

Dos cabezas piensan mejor que una. 

Según una publicación de The Hollywood Reporter, WB decidió sumar a una inteligencia artificial a la ecuación, o eso es lo que parece, ya que la compañía firmó un acuerdo con Cinelytic, empresa que proporciona una plataforma de gestión de proyectos que “aprovecha los datos integrales del sistema y el análisis predictivo para guiar la toma de decisiones en la etapa de luz verde”. Aparentemente, Toby Emmerich -presidente de Warner Bros. Pictures Group.- está dispuesto a utilizar esta herramienta para encontrar patrones en los números que los ojos humanos podrían pasar por alto, ya que la plataforma en cuestión es capaz de “evaluar [el valor] de una estrella en cualquier territorio, y cuánto se espera que haga una película en los cines y en otras transmisiones auxiliares”.

Se supone que el sistema de Cinelytic también reducirá el tiempo que los ejecutivos pierden realizando tareas repetitivas de menor importancia, dejándoles el día libre para planear campañas de marketing y tomar decisiones sobre la distribución y las mejores fechas de estreno.   

Tobias Queisser inventó este sistema cuatro años atrás, “capaz de calcular en segundos lo que solía llevar días evaluar por un ser humano”, pero igual no se puede dejar de lado esa percepción que poco y nada tiene que ver con las computadoras y las inteligencias artificiales, y que, muchas veces, se convierte en el disparador de algo maravilloso… y rentable. Como bien expresó Zack Stentz -guionista de “Thor” y “X-Men: Primera Generación”- en su cuenta de Twitter: “Todo el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) se construyó sobre la base de [Jon] Favreau convenciendo a un grupo de ejecutivos de que un actor de mediana edad que no hace mucho había abandonado la rehabilitación y hasta la prisión, y que se había descrito a sí mismo como ‘veneno para la taquilla’ incluso durante su apogeo de los años noventa, sería el perfecto Iron Man… estos análisis que pretenden decirte qué actor vale más en estos territorios son inútiles en comparación a las intuiciones de casting que terminan creando magia en la pantalla”.

No podemos discutir con Stentz, pero cuando se trata de reducir los riesgos, tampoco podemos culpar a los estudios por aceptar toda la ayuda posible, sea de un ser humano con cabeza para los negocios o de una AI que podría convertirse en Skynet.

En esta nota:
  • warner bros.

Comentarios