No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Comida DÍA DE LA MILANESA

Nuestros propios 5 mandamientos de la milanesa

Hay muchísimas opiniones, mitos y verdades alrededor de nuestro plato estrella nacional: la milanesa. Acá van las nuestras.

Día de la milanesa

Día de la milanesa

Por: Celina Bartolome

El día de la milanesa es un día especial, no solo porque rendimos homenaje a uno de los platos más queridos de nuestro país, sino porque además surjen muchísimas opiniones y verdades sobre ella. "La milanesa lleva ajo", "la milanesa no lleva perejil", "la milanesa es solo de carne" y así. Como hay tantas opiniones como personas que las comen, decidimos hacer nuestra propia lista de mandamientos, sobre cómo debería ser una auténtica milanga argentina.

  • FRITA: la milanesa es frita por definición. Entendemos que a veces es más práctico y menos trabajoso cocinar milanesas al horno. Pero la milanesa, la única e inigualable, de pollo o de carne, es frita. Ese dorado, ese crocante, esa satifacción que genera bocado a bocado, solo se lo da el aceite ultra caliente. Ni hablar cuando es de delivery o restuarante, si ahí no está frita, salí corriendo. 
  • CORTES DE CARNE: Una milanesa puede estar hecha con (de menos a más caro): bola de lomo y/o tapa de nalga, como en los mejores bodegones. De peceto, cuando en casa las vacas están gordas. Por último, como lujaso, de lomo. Son un plus las que vienen con hueso, pero eso ya es otro tema. No olvidar: si son de cerdo, son de carré o de bondiola bien estirada, y si son de pollo, claramente son de pechuga. 
  • GUARNICIÓN: la ensalada de lechuga y tomate no es guarnición, nunca, y menos para una milanesa. Es insulso, no llena, no acompaña a nadie. Es básicamente una sombra que tapa el sol a la  milanesa, y la milanesa siempre necesita algo que acompañe su brillo. La guarniciones dignas para una milanesa son: papas fritas primero. Deberian ser papas fritas bastón, obvio que caseras, o que parezca hechas en una casa. En segundo lugar, puede ser puré, con mucha manteca. Dato: si la milanesa es napolitana siempre debería ir con papas fritas, con pure es mucho lío.
  • HUEVO FRITO: no hay cosa mas rica que un huevo frito arriba de la milanesa. Que la bañe toda de yema, que moje las papas fritas, que sea esa comida especial que comés una vez al mes. 
  • POLÉMICA: el sándwich de milanesa es redundante. Esto no significa que no nos gustan los sandwiches de milanesa, obvio. Solo que descubrimos que un sandwich de milanesa es literalmente un pedazo de carne cubierto de pan entre dos panes

Les dejamos esta hermosa receta de milanesas de cerdo de Paulina Cocina:

En esta nota:

Comentarios