No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Deportes FÚTBOL ARGENTINO

A 20 años del "Topo Gigio": el día que Riquelme se le plantó a Macri en Boca

Boca goleó a River por 3 a 0 y le imágen de la noche fue la que dejó el "10", regalando uno de los gestos icónicos del fútbol argentino. A dos décadas, un ex compañero de Román dio nuevos detalles.

A 20 años del "Topo Gigio": el día que Riquelme se le plantó a Macri en Boca

A 20 años del "Topo Gigio": el día que Riquelme se le plantó a Macri en Boca

El 8 de abril de 2001 no fue un día cualquiera para el hincha de Boca. Ese día, en La Bombonera, Boca volvió a enfrentar de manera oficial a River en una edición del Superclásico en la que hbaía un condimeto especial y era que se trataba del primer cruce luego de la consagración de los de Carlos Bianchi en Japón ente Real Madrid.

A pesar de la fiesta en la cancha, había cierto momento tenso en medio de uno de los mejores años de la historia del "Xeneize" y habái dos portagonistas: Juan Román Riquelme, emblema y en alcanzando los mejores años de su carrera, y Mauricio Macri, el presidente que había puesto el club en un lugar de elite internacional.

Esa noche, Boca volvía a derrotar a River y sentenciaba el juego con un 3 a 0 con contundencia, con todos los goles en el segundo tiempo. Ibarra abría la cuenta, Román hacía el propio de cabeza, tras fallar un penal ante Constanzo, y Guillermo Barros Schelotto cerraba la cuenta desde los 12 pasos.

Sin embargo, la imagen de la noche que marcó la historia de ese Boca fue la que ocurrió tras el tanto de Riquelme. Mientras La Bombonera reventaba en un grito de gol, el "10" encaró del arco hacia la mitad de cancha, cerca de la platea, y mirando al palco presidencial en donde Macri se agarraba la cabeza, hacía el gesto bautizado como el "Topo" Gigio.

Al menos eso fue lo que dijo Román. En declaraciones post partido afirmó que fue una dedicatoria a su hija que era fanática del dibujo animado y de ahí quedó el nombre, pero lo cierto era que se trataba de una disputa contractual entre Riquelme y Macri por un pase a caído al Barcelona.

La victoria en Japón ante Real Madrid disparó la figura del "10" en el plano internacional y el conjunto catalán estaba dispuesto a llevarselo. Sin embargo, la historia cuenta que un conflicto de intereses entre el representante que quería el jugador y el que traía la oferta desde España desencadenó la frustración.

Riquelme, Macri y el Topo Gigio, cinco años despúes del festejo en el clásico.

En esas semanas siguientes, Macri y Riquelme firmaron el pie de guerra por la disputa de un aumento salarial ante la negativa de Boca. El mediocampista decía A, el presidente decía B, y así fue como llegó ese domingo y el primer gran conficto, que se terminó de resolver un año más tarde y con otra Libertadores más en los hombros, cuando finalmente Riquelme viajó a Barcelona.

A 20 años de uno de los festejos más recordados y replicados en la historia del fútbol argentino, Cristian Traverso, ex compañero de equipo y de habitación de Riquelme en ese 2001, reveló lo vivido y contó por qué en la dirigencia se lo acusó a él de ser el autor intelectual del Topo Gigio.

"Yo no quería que se pelee con el presidente, ni el presidente por él porque estábamos en un momento en el que le ganábamos a cualquiera. Entonces, se van sucediendo esas rispideces", contó el ex defensor, que además señaló que ese intento de tregua terminó costandole la gran relación con Riquelme.

"Quizás él entendió que yo pateaba para el presidente. Entonces fui con el presidente y le dije ‘¿sabés qué? No me me metan más en quilombo, arréglense la cosa ustedes y buenas noches, mucho gusto’", relató en TyC Sports

Comentarios