Ir al contenido
Logo
Deportes #copa argentina

Copa Argentina: la curiosa frase de Battaglia y la furia de Milito

El entrenador Xeneize dejó un sugestivo comentario después del triunfo ante Argentinos Juniors, mientras que el técnico del Bicho estalló por el gol anulado.

Copa Argentina: la curiosa frase de Battaglia y la furia de Milito
Copa Argentina: la curiosa frase de Battaglia y la furia de Milito

Minutos después del triunfo de Boca ante Argentinos Juniors que lo clasificó a la final de la Copa Argentina, Sebastián Battaglia lanzó una frase con un tinte irónico. "Bueno, me voy. No vaya a ser cosa que se me metan en el vestuario", dijo el entrenador, días después de la charla de Juan Román Riquelme con los jugadores puertas adentro, tras la derrota ante Gimnasia y Esgrima La Plata.

Por otro lado, el técnico destacó que el Xeneize se impuso ante un rival que "fue muy duro, muy difícil y que maneja bien la pelota", y señaló: "Por eso los jugadores merecen estar en la final y a seguir luchando".

La furia de Milito

A los 22 minutos del segundo tiempo, se dio la polémica de la noche. Nicolás Reniero igualó el encuentro para el equipo de La Paternal pero el árbitro Fernando Echenique lo anuló acertadamente por una posición adelantada de Gabriel Ávalos en el inicio de la jugada.

Inmediatamente, tras ver la repetición en un dispositivo, la reacción de Gabriel Milito fue ingresar al campo a reclamarle enfáticamente a Echeniquel. "Dos metros habilitado", le decía el entrenador del Bicho al árbitro, en medio de un tumulto de jugadores y asistentes. Ante esta situación, el técnico vio la roja y los jugadores debieron agarrarlo para llevárselo del campo de juego.

Tras la derrota, Milito tomó la palabra y lejos de arrepentirse, hizo catársis. "Reniero la tocó. La sensación nuestra de esa cercanía fue eso. Lo chequeamos y fue así. Sabíamos que para pasar de instancia teníamos que jugar y competir como lo hicimos, y tener cierto cuidado. Pero sabemos cómo es el fútbol", comenzó diciendo el DT, en declaraciones a TyC Sports.

Y disparó: "No me gustó que Boca se quejara, justamente Boca, de que nosotros no teníamos un día de descanso más que ellos. Porque si ellos se quejan, que nos queda a lo demás. No me gusta llorar, pero me molesta que los equipos poderosos salgan a hablar y quejarse, porque siempre condicionan a los árbitros".

"Porque Boca es un imperio contra el que nosotros debíamos jugar y como esto es un gran negocio, todos querían, incluyendo la prensa, que pasaran ellos y no nosotros", aseveró.

  • copa argentina