Espectáculos CRÍTICA CINE

Eva de Dominici y Alejandro Awada en "Sangre Blanca": vínculos familiares al borde del abismo

El 27 de septiembre llega a los cines argentinos la nueva película de Bárbara Sarasola-Day con un relato tan real como perturbador
Alejandro Awada y Eva de Dominici protagonizan un film perturbador

Alejandro Awada y Eva de Dominici protagonizan un film perturbador

Por: Antonella Morello

Eva de Dominici y Alejandro Awada llegarán juntos a la pantalla grande con el estreno de "Sangre Blanca", un film sobre el tráfico de drogas en los jóvenes y que mete las narices en la oscuridad de los vínculos familiares. Crítica: Buena.

¿De qué trata la película?

Martina (De Dominici) viaja con su compañero Manuel (Rakhal Herrero) a una frontera transportando cápsulas de cocaína en su interior. Un inesperado suceso alterará por completo sus planes y llevará a la joven a tomar una decisión en apuros: llamar a su padre quien jamás la ha reconocido.

¡Mirá el trailer!

En esta nota podrás ver el trailer y todos los detalles:

El escenario y los principales temas

La frontera es el espacio que la directora Bárbara Sarasola-Day ("Deshora") eligió para contar esta historia que se destaca por la fortaleza de mostrar una realidad que parece ajena: la marginalidad que se presenta desde una arista oscura y juvenil.

La carencia de afecto de un padre a su hija, un clima que resulta cada vez más hostil y un conflicto que se corre por sí mismo de los márgenes, son los tópicos que utiliza la directora para contar su relato.

Alejandro Awada y Eva de Dominici en "Sangre Blanca"

El escenario: la confluencia de varios países, donde se corren los límites y nada es concreto y determinante. Las reglas de juego son otras. 

El clima: un calor sofocante, funciona como la metáfora perfecta de la situación de ahogo que sienten y experimentan sus protagonistas; lo que aporta dramatismo y se contrapone con la gélida muerte y la frialdad de los planos oscuros, el interiores y de noche.

Los personajes

Bárbara Sarasola-Day priorizó la calidad a la cantidad. Su premisa se basó en pocos personajes para ofrecer una manera más profunda de canalizar sus historias, miedos, conflictos y emociones.

Eva de Dominici se anima a un protagónico picante

De Dominici y Awada sobresalen, siendo los únicos nombres populares dentro de una lista de actores secundarios. Sin embargo, es destacable la interpretación de Rakhal Herrero (Manuel), con una primera escena que deja inmóvil a los espectadores sentados en la butaca.

Acostumbrados al desempeño profesional y la comodidad que Awada demuestra en esta clase de personajes sombríos y dentro de tramas policiales, queda hablar del trabajo de la joven actriz que dio sus primeros pasos bajo el ala de Cris Morena.

Con escenas más fuertes y otras más débiles, se puede decir que el desempeño de la actriz va en ascenso. A lo largo de su trayectoria, Eva dejó por sentado que se corre de la comodidad, animándose a jugar con lo desconocido.

Así es como la vemos en un protagónico tan fuerte como este pero también en otros buenos roles como significó su papel en "No dormirás".

El argumento

Entre los puntos más favorables de la película se encuentra la trama, su dimensión y lo arriesgado de un relato al borde del abismo. Su esencia rupturista.

Sin embargo, se espera un golpe final que no llega; lo que en parte decepciona pero que a la vez se acerca a la concepción de la vida en sí misma: que no presenta cierres conclusos y soluciones concluyentes.

Directo al cine

"Sangre Blanca" llega a la cartelera de los cines argentinos el 27 de septiembre. Una película Buena recomendada para valientes y amantes de las ficciones marginales.

En esta nota:
  • Sangre Blanca
  • película
  • cine
  • reseña
  • crítica

Comentarios