No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Espectáculos

La experiencia de Darío Barassi cuando un carpincho ingresó en su casa: "Me encerré en el cuarto con mi hija, rezando un padre nuestro"

Tras el furor de los carpinchos en Nordelta,  recordamos la vivencia del conductor cuando se encontró con este roedor dentro de su casa. 

La experiencia de Darío Barassi cuando un carpincho ingresó en su casa: "Me encerré en el cuarto con mi hija, rezando un padre nuestro"

La experiencia de Darío Barassi cuando un carpincho ingresó en su casa: "Me encerré en el cuarto con mi hija, rezando un padre nuestro"

Sabemos que Darío Barassi es el conductor que se ganó a puro carisma la tarde de la televisión argentina con  su programa "100 argentinos dicen". Ya que está repleto de momentos impagables donde el conductor, o bien interactúa con los participantes de maneras irrisorias, o bien cuenta experiencias personales dignas de un libro.

En esta línea, es que Barassi, allá por febrero, narraba la situación que vivió cuando ingresó a su casa un carpincho, animal que por estas horas es furor en las redes sociales, ya que su circulación masiva por el barrio de Nordelta preocupa a los lugareños. 

“Hace dos días se me metió un carpincho en mi casa. ¿Saben lo que es un carpincho? Es una rata obesa, es el roedor más grande. Lo googleé. Porque en vez de sacarlo, me encerré en el cuarto y lo googlée. La agarré a mi hija, y le pregunté a Siri: ¿qué es un carpincho? Abajo quedó Luli (su pareja) con una escoba peleando”, relató el conductor mientras los participantes se reían.

“Yo estaba solo en pijama, con mi hija, rezando un Padre Nuestro y googleando qué es un carpincho. ¡Qué animal horrible! Es feo y aparte leí que son muy malos, que no te tienen miedo. Llamé a la guardia y vinieron tres. Entran los tipos con cara de ‘vamos a ser una ciencia’ y dan dos aplausos... Y El carpincho se va. Con dos aplausos lo sacaron”, afirmó Darío, indignado.

Por último, señaló: “Yo les dije a los de seguridad: ‘Chicos, perdón, qué papelón. Me contestan: ‘Sí por lo general llaman las mujeres’...”, cerró la anecdota con sus tipicas caras y pausas que hacen del relato una gran anécdota. 

Mirá

Comentarios