No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Espectáculos televisión

Mau y Ricky Montaner se enojaron con dos participantes de La Voz Argentina

Los hermanos se mostraron decepcionados luego de la batalla de dos chicas de su team que no lograron superar sus individualidades y lucirse como un dúo: "No nos provoca tanto trabajar con gente que no está dispuesta", señalaron

Mau y Ricky Montaner se enojaron con dos participantes de La Voz Argentina

Mau y Ricky Montaner se enojaron con dos participantes de La Voz Argentina

Los jurados de La Voz Argentina estaban listos para presenciar una de las mejores batallas del certamen de la mano del dúo de Esperanza Careri y Jessica Amicucci, dos participantes que en sus audiciones a ciegas lograron que los cuatro jueces se dieran vuelta frente a sus impecables interpretaciones y pelearan por su presencia en sus respectivos equipos.

Lo cierto es que, para sorpresa de todos, cuando tuvieron que conformar un dúo las chicas del team de Mau y Ricky no cumplieron con las expectativas de Ricardo Montaner, Soledad Pastorutti, Lali y sus coaches que se miraban confundidos mientras cantaban con muchos desaciertos el hit de Beyoncé, "Love on top".

Es que, llegado el momento de la batalla, no pudieron dejar sus individualidades de lado para brillar juntas y todos se los hicieron saber en sus críticas. Pero la hora de la verdad llegó con la devolución de los hermanos, quienes tenían que tomar la decisión final: "Si hubieran cantado así en las audiciones a ciegas, la verdad y con toda humildad, no nos hubiésemos dado vuelta ninguna", empezó Ricky.

En esa línea, propuso que este duelo funcionara como ejemplo de superación para los demás participantes: "Nos fuimos al carajo. Las amo, pero las modulaciones y las armonías no las pegamos. Y me parte el corazón porque, para nosotros, esta era nuestra batalla estrella", agregó.

Pero antes de que Mau lograra dar su opinión fue interrumpido por Jessica: "La verdad, yo no estoy acostumbrada a cantar esta canción en esa tonalidad. Y fue muy duro trabajar. ¿Puedo ser honesta? Si estaba muy nerviosa, también tuvo que ver con eso. Fue muy difícil", señaló en claro descontento con el show que brindó.

"¿Lo dices por la canción?", indagó Ricky. "No, fue difícil trabajar juntas. Hubo dos ensayos en los que no quiso cantar. Y yo, aunque esté enferma, voy y canto igual", señaló la abogada de 30 años oriunda de Belgrano que dejó sorprendidos a los jurados y a su compañera quien rápidamente se defendió de las acusaciones.

"Yo la verdad que soy muy alérgica y, cuando llegué a Buenos Aires, estuve sin voz. Y Feli, que es la que nos asesoraba, me dijo: ‘Prefiero que no cantes en estos primeros ensayos -porque tuvimos dos más- para que estés bien después. Son muchos días lejos de mi casa. Yo yo lo único que hice fue repasar la canción pero marcándola", expresó la joven de 21 años que vive en Mendoza.

"¿Pero la llamabas a ella y querías, aunque sea la distancia, repasarla?", le preguntó Lali. "Le dije, pero ella me dijo que prefería no hablar conmigo", respondió Esperanza. "Lo que opino yo es que las partes en las que desafinaste estabas cantando sola también", se sinceró Ricky.

"Pero es diferente tener buena onda. La verdad, lamento mucho esto", insistió Jessica y Ricky dijo que él también. En ese momento, Mau pudo tomar la palabra y manifestó: "Soy un tipo que me inclino siempre más que por el talento, por el tipo de persona que son los que están parados ahí al frente".

Luego de la devolución, el menor de los hermanos dijo: "Yo espero que la persona que se quede retome y nos demuestre con el corazón que quiere y que se merece estar aquí. Pero la verdad es que a ninguno de los dos nos provoca tanto trabajar con gente que no está dispuesta a decir: ’No importa, yo hago lo que se tenga que hacer’. Porque en esta vida, para llegar a los niveles que ustedes quieren llegar, hay que hacer lo que sea".

Luego del picante ida y vuelta, Mau y Ricky decidieron continuar trabajando con Esperanza. Sin embargo, justo sobre el final Ricardo apretó el botón rojo y "se robó" a Jessica para su team: "Si yo estoy en esta silla esta noche, es porque alguna vez alguien me dio una segunda oportunidad", dijo el padre de los hermanos.

Comentarios