No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Espectáculos

Morena Rial y un fuerte descargo en las redes sociales

La hija del conductor televisivo, realizó un fuerte descargo para concientizar acerca del bullying y los haters. 

Morena Rial y un fuerte descargo en las redes sociales

Morena Rial y un fuerte descargo en las redes sociales

Las redes sociales pueden ser para muchas cosas, pueden divertirnos, pueden informarnos o pueden lastimar. Es por eso que Morena Rial realizó un fuerte descargo en la red instagram donde tiene alrededor de 1 millón de seguidores.

"Puedo evitar las redes, silenciar los comentarios, pero como apago todo eso que ya leí? Cómo se apagan las burlas de esos que detrás de una red social con total impunidad consiguieron que más de una vez concluya mi día sin poder mirarme al espejo?" Comenzó diciendo la joven de 21 años para, continuar. 

"Es un trabajo de un paso a la vez, el de conseguir abrazarse a uno mismo, pero es dar uno adelante y dos atrás cuando al costado del camino existen personas opinando, de mi, de aquella que no conocen pero les apareció en insta y de su vecina". Continuaba diciendo Morena haciendo mención a la cantidad desbordante de comentarios maliciosos que recibe a diario, la hija del conductor, que además es mamá de Francesco de una relación con Facundo Ambrosioni y de la cual se encuentra recientemente separada. Y siguió. 

"Que si la ropa es muy ajustada, que si subí de peso, ¡o si bajé, Es porque pude pagarme costosos tratamientos.
En su lista de preocupaciones no está el daño que hacen comentando, en sus cosas por opinar no se toman el minuto de pensar cuánto es el costo por estar a gusto con uno mismo.
Aprendo a diario el aceptarme, trabajo en el amor por mí, en poder pisar firme luego de esas piedras al autoestima que (hace años) me toca bancar".

"Me pido perdón, aunque los demás deberían hacerlo (y no lo espero), me pido perdón por haber creído que soy eso que dicen, me pido perdón por haberme puesto a llorar en cada cuestionamiento que alguien que no me conoce puso en observación, me pido perdón por no haberme defendido, por no haberme protegido.
Aún duele, a veces esa burla hace eco y resuena el resto del día, pero hoy tengo ganas, hoy tengo fuerzas para cada mañana despertar y proponerme ser una mejor versión de mí". Seguía en su relato la influencer, para dejar un mensaje algo más alentador. 

"Deseo que llegue el momento donde todos estemos lo bastantemente ocupados trabajando en nosotros mismos como para tener de tiempo de opinar sobre los demás.
Sean felices, libres, vivan y dejen vivir". Se despidió con una foto frente al espejo, mostrándose tal cual es y sin miedo de su reflejo. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Puedo evitar las redes, silenciar los comentarios, pero como apago todo eso que ya leí? Cómo se apagan las burlas de esos que detrás de una red social con total impunidad consiguieron que más de una vez concluya mi día sin poder mirarme al espejo? Es un trabajo de un paso a la vez, el de conseguir abrazarse a uno mismo, pero es dar uno adelante y dos atrás cuando al costado del camino existen personas opinando, de mi, de aquella que no conocen pero les apareció en insta y de su vecina. Que si la ropa es muy ajustada, que si subí de peso, ¡o si bajé, Es porque pude pagarme costosos tratamientos. En su lista de preocupaciones no está el daño que hacen comentando, en sus cosas por opinar no se toman el minuto de pensar cuánto es el costo por estar a gusto con uno mismo. Aprendo a diario el aceptarme, trabajo en el amor por mí, en poder pisar firme luego de esas piedras al autoestima que (hace años) me toca bancar. Me pido perdón, aunque los demás deberían hacerlo (y no lo espero), me pido perdón por haber creído que soy eso que dicen, me pido perdón por haberme puesto a llorar en cada cuestionamiento que alguien que no me conoce puso en observación, me pido perdón por no haberme defendido, por no haberme protegido. Aún duele, a veces esa burla hace eco y resuena el resto del día, pero hoy tengo ganas, hoy tengo fuerzas para cada mañana despertar y proponerme ser una mejor versión de mí. Entender que vivir y dejar vivir es cosa de grandeza, es virtud y lo contrario es miseria. Deseo que llegue el momento donde todos estemos lo bastantemente ocupados trabajando en nosotros mismos como para tener de tiempo de opinar sobre los demás. Sean felices, libres, vivan y dejen vivir♥️

A post shared by ♡More Rial♡ (@moreerial) on

¡Bien hecho Morena!

Comentarios