Ir al contenido
Logo
Espectaculos

Paola Krum: "Me siento feminista y creo en la igualdad de oportunidades"

La actriz protagonista de "Después de Casa de Muñecas" conversó cara a cara con Filo.News sobre su momento actual y el éxito de la obra, en tiempos de reclamo y en los que tanto vale animarse a ser auténticamente fiel a uno mismo.

Paola Krum: "Me siento feminista y creo en la igualdad de oportunidades"
Paola Krum, protagonista de "Después de Casa de Muñecas"

De miércoles a domingos Paola Krum se sube al escenario de Paseo La Plaza (Av. Corrientes 1660) para interpretar a Nora, una mujer que regresa a su hogar luego de quince años, dispuesta a reclamar por sus derechos, por lo que le pertenece.

La actriz protagoniza "Después de Casa de Muñecas", obra teatral dirigida por Javier Daulte basada en la novela Henrik Ibsen, con versión de Fernando Masllorens y Federico González del Pino, y producción general de Pablo Kompel.

"Es re lindo, ver cómo la gente que sale de ver la obra se va muy satisfecha, emocionada, contenta, y con un montón de preguntas. Creo que eso es importante: lo que se genera después de la obra", le cuenta Paola a Filo.News en los entretelones de la obra.

Es cierto, "Después de Casa de Muñecas" genera varias emociones. Como espectador, uno pasa por diversos estadíos, punto a favor para los realizadores de la versión teatral del célebre texto literario.

Volver a subirse al escenario implicó un desafío para la actriz, quien debutó con "Drácula, el musical" (1991), de Pepe Cibrián, luego de dedicarse a la danza, durante su adolescencia.

"El teatro es muy sacrificado. Hay que tener mucha energía. Yo paso por muchas emociones diferentes e intensas para hacer esta obra", explica la actriz, quien debió someterse a un arduo proceso de ensayo previo para darle vida a su personaje y transmitir el corazón del espectáculo.

"Viví un proceso de ensayo no sólo muy enriquecedor sino también feliz. Mi encuentro con mis compañeros y con Javier (el director) lo considero de los más importantes de mi vida. Espero seguir trabajando mucho más con él. Me convierte en una mejor actriz", asegura, al tiempo que recuerda un momento en particular.

"Recuerdo un día de ensayo. Habíamos hecho una escena muy difícil. Me miré en el espejo y vi la cara destruída que tenía. Dije: '¿Cómo voy a terminar esta obra todos los días?'. Y ahí fue cuando Javier me contestó: 'Muy feliz'", expresa.

  • ¿Y terminás muy feliz? 

Termino muy feliz. Como actriz yo necesito que todo sea verdadero. Javier me carga: "A vos si no te pasa, no actuás nada, ¿no?". 

La obra me va llevando. Aún con lo difícil que parece actuarla y con el peso que conlleva, me resulta fácil realizarla. Es un texto muy inteligente. El personaje de Nora es tan complejo, lleno de idas y vueltas, recovecos. Es muy placentero interpretarla.

  • Mencionabas la importancia de que las emociones que interpretás sean verdaderas, ¿cómo fue la composición de tu personaje? ¿Te conectaste con su historia?

Cuando leí la obra supe que sí o sí la iba a hacer. Pero me pasó que entendía a todos los personajes menos al mío. Me parecía muy complejo. 

Confié en la intuición y el personaje fue apareciendo. También confié muchísimo en la capacidad de Javier para ir encontrando a Nora juntos. Creo que esa capacidad que tenemos trabajando hizo que floreciera la emoción de cada momento.

Son emociones muy dispares. La gente me dice: "A veces te odio, a veces te amo", y es así. Nora es un personaje que no tiene una sola faz, ningún personaje tiene una sola faz. Ella particularmente está llena, cada escena y cada encuentro es un bofetón.

Paola Krum en "Después de casa de muñecas" | Foto: Instagram @paola_krum
  • ¿Qué te fue pasando a vos con ese personaje? ¿La querés, la entendés?

La amo. Entiendo que Nora tiene una misión, es casi una utopía pero lo que más me conmueve de ella, con lo que más conecto, es cuando ella expresa que lo que verdaderamente necesitaba era encontrar su propia voz.

Creo que es la necesidad de cualquier persona, aunque muchas veces es muy difícil que eso suceda porque estamos rodeados de convenciones, de gente, de reglas, tenemos trabajos a los que responder, y más.

Nora decide ser absolutamente franca consigo misma, y a partir del silencio, encontrar su propia voz.

  • ¿Creés que es posible encontrar esa propia voz? 

No creo que sea posible. En lo cotidiano es muy difícil que podamos escucharnos pero es una tarea importante. 

Es importante estar solos. Los momentos en los que estoy sola son súper importantes para mí, sabiendo también que tengo a mi hija y que jamás la voy a abandonar. 

  • ¿Creés que son juzgadas aún en estos tiempos las mujeres que toman una decisión como la de Nora, haberse ido de sus casas sin criar a sus hijos?

Sí, claro. Creo que una mujer que abandona su casa es mucho más juzgada que si lo hace un hombre. Porque se supone que las madres tenemos un instinto (maternal). Por suerte, eso se está diluyendo un poco y las mujeres se sienten con derecho a elegir si quieren o no ser madres. Me parece muy importante.

  • ¿Influye el status y/o la clase social a la hora de tomar una decisión?

Totalmente. No hay dudas de eso. Tiene mucho que ver con la clase social, con las oportunidades que puedas tener. Por ejemplo, con respecto a la ley por el aborto legal, me parece importante que todas aquellas mujeres que decidan realizarse un aborto lo puedan hacer y no de forma clandestina.

Se está dando un nivel de desigualdad muy grande. En las crisis siempre hay gente que se hace rica y gente que se emprobrece muchísimo, acentuar eso es de mucha crueldad. Espero que se revierta pronto.

Paola Krum junto al elenco de "Después de Casa de Muñecas" | Foto: Gentileza de prensa
  • ¿Cómo te llevás con el feminismo?

Me encargué de hacer lo mejor posible mi personaje, que es una feminista pero me parece que una de las cosas más importantes que tiene la obra es que es muy humana, uno logra involucrarse con cada uno de los personajes que tiene la obra en diferentes momentos. 

Tengo mi militancia independiente. Me siento feminista y creo en la igualdad de oportunidades y en muchas otras cosas que tienen que ver con el movimiento feminista. Eso fluye con mi hija, en mi entorno, es como una bandera que llevamos todas las mujeres. 

Estamos en un momento en el que mujeres de mi edad todavía tenemos que luchar mucho contra las convenciones del patriarcado. A nosotras nos educaron de esa manera. Yo la veo a mi hija (11) y noto la claridad que tiene de muchos conceptos y acciones feministas.

Entonces, si revisamos un poco la historia vemos que hemos sido parte, dicho que sí a un montón de cuestiones que tienen que ver con la superioridad del hombre. Es muy impresionable ver que una ni siquiera lo vio, porque era así.

Creo que es un momento de deconstrucción, volver a hacerse, volver a armarse, volver a pensarse. Para ello es muy bueno el personaje de Nora, me sirve mucho.

  • ¿Y con el colectivo Actrices Argentinas?

No soy parte del colectivo de Actrices Argentinas. Siempre me sentí más independiente, me cuesta estar en grupos sobre todo porque me cuesta coincidir en todo lo que se decide en un grupo. 

Me parece que es súper importante lo que están haciendo, muchas cosas que admiro y respeto, y otras que no tanto.

Paola Krum en "Después de casa de muñecas" | Foto: Instagram @paola_krum
  • La obra es muy corporal y se va pasando por momentos de mucha intensidad ¿cómo lograste internalizar esas emociones que transmite tu personaje?

Al principio tenía miedo de eso. En las escenas tiemblo como una hoja, lloro y pensaba "me voy a enfermar". Pero no, todo lo contrario. Creo que es como una especie de exorcismo de todo. 

  • Del público, ¿los hombres son los que más se ríen durante la obra?

Sí, y cuando más se ríen es en la escena donde Torvald (el personaje de Jorge Suárez) me dice "No puedo ganar con vos". Se produce un estallido de risas. Porque es algo muy masculino: querer ganar.

Paola Krum junto al elenco de "Después de Casa de Muñecas" | Foto: Gentileza de prensa
  • ¿Cuánto vale serse fiel a uno mismo? y ¿cuán fiel te sos a vos misma?

No creo que mucha gente pueda porque existen muchos mandatos y oblicaciones pero vale, vale mucho ser fiel a una misma.

Paola Krum protagoniza esta imperdible y recomendada puesta en escena de miércoles a domingo en Paseo la Plaza (Av. Corrientes 1660) a partir de las 20 horas, con elenco de figuras, integrado por Julia Calvo, Jorge Suárez y Laura Grandinetti.