No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Gaming

Xbox Series X y PlayStation 5: lo que podemos esperar de la nueva generación

Sony y Microsoft ofrecieron nuevos detalles de las consolas que preparan para este año.

Microsoft y Sony se preparan para la nueva generación

Microsoft y Sony se preparan para la nueva generación

Por: Leon Valle

La carrera de la nueva generación de consolas empieza a calentarse y, aprovechando la semana en la que debería haberse realizado la GDC de este año, Sony y Microsoft decidieron ofrecer un vistazo más en profundidad de lo que serán Xbox Series X y PlayStation 5.

Hemos dichos en diferentes oportunidades que ambos sistemas mostrarán paridad en varios aspectos fundamentales: las dos consolas utilizarán chips de AMD que integran CPU y GPU (chip gráfico) basado en la tecnología Zen 2 y RDNA 2 respectivamente, contarán con discos de estado sólido de alta tasa de transferencia para eliminar los tiempos de carga, y prometen introducir tecnología ray tracing y ejecutar los juegos en 4K a 60 cuadros por segundo (con soporte para video 8K y 120Hz). 

Es en los detalles, la implementación de la tecnología y, en particular, en los juegos exclusivos y los servicios donde las empresas esperan hacer la diferencia y seducir a los usuarios. Las especificaciones técnicas son muy similares:

  PlayStation 5 Xbox Series X
CPU AMD Ryzen™ “Zen 2” personalizado, 8 núcleos  frecuencia variable hasta 3.5 GHz AMD Ryzen™ “Zen 2” personalizado, 8 núcleos @ 3.8 GHz (3.66 GHz c/ SMT) 
GPU AMD Radeon™ basado en RDNA 2, Ray Tracing, frecuencia variable hasta 2.23 GHz (10.3 TFLOPS)  AMD Radeon™ basado en RDNA 2, Ray Tracing, 52 CUs a 1.825 GHz (12 TFLOPS)
Memoria 16GB GDDR6 (ancho de banda 448GB/s) 16 GB GDDR6 (ancho de banda 10GB @ 560 GB/s, 6GB @ 336 GB/s)
SSD SSD NVME personalizado de 825GB (ancho de banda 5.5GB/s) SSD NVME personalizado de 1 TB ( ancho de banda 2.4 GB/s Raw y 4.8 GB/s comprimido)
Soporte externo HDD USB Tarjeta de expansión de 1 TB y HDD USB
Unidad óptica Unidad de Blu-Ray 4K UHD Unidad de Blu-Ray 4K UHD
Audio “Tempest” 3D AudioTech  

Hasta ahora Microsoft ha sido más abierto al respecto de lo que podemos esperar de su próxima consola. La empresa publicó información detallada acerca del diseño de Xbox Series X, que tendrá una forma como hemos visto pocas veces en una plataforma del estilo: en lugar de priorizar la posición horizontal, Microsoft diseñó un prisma rectangular de 15 centímetros de lado y 30 centímetros de altura, que se puede utilizar acostado pero sin dudas está pensado para estar junto al televisor como una torre de juegos.

Técnicamente la máquina se ensambla como ninguna otra que hayamos visto hasta el momento, con un sistema de módulos que facilitan la circulación de aire y la refrigeración, pero sin dudas lo más impresionante es lo que puede hacer, y no cómo se ve.

Microsoft lleva la retrocompatibilidad como bandera, y por eso Xbox Series X podrá ejecutar juegos de todas las generaciones de la familia Xbox, desde la original lanzada a comienzos de los 2000 hasta Xbox One. Por supuesto no será todo el catálogo de Xbox y Xbox 360 el que estará disponible, pero a través de la retrocompatibilidad en Xbox One Microsoft se aseguró que los juegos más importantes digan presente. Todavía no hemos podido ver ningún producto exclusivo del nuevo sistema, por lo que todas las pruebas se hicieron utilizando juegos de la generación actual y pasada.

Sony, por su lado, todavía carga con el peso de la retrocompatibilidad, que fue implementada a medias en PlayStation 4. Durante la transmisión del día de hoy el arquitecto de PlayStation 5, Mark Cerny, confirmó que la mayoría de los 100 juegos más jugados de la actual consola (medidos en base a tiempo de juego) podrán ejecutarse sin problemas en la próxima, pero que dadas las diferencias de arquitectura y poderío será necesario revisar juego por juego. Cerny no mencionó los catálogos de PlayStation, PlayStation 2 y PlayStation 3, los grandes interrogantes.

Xbox Series X por dentro | Imagen: Microsoft

Si bien la nueva generación promete gráficos como nunca vimos en consolas, el poder de Xbox Series X también beneficiará los juegos viejos. El equipo de The Coalition, a cargo de la serie Gears of War, tardó solo dos semanas en optimizar Gears 5, el último juego de la serie, para que se ejecutase en una Xbox Series X al mismo nivel que en una PC con una placa de video Nvidia GeForce RTX 2080 (una placa de video que cuesta 700 dólares en los Estados Unidos). 

Pero no todos los beneficios requerirán de la intervención de los desarrolladores, porque la consola utiliza un sistema de inteligencia artificial y machine learning para implementar de manera automática HDR en los juegos de anteriores generaciones. HDR son las siglas en inglés de Rango Dinámico Alto, una función que incluyen los nuevos televisores que ofrece un espectro de color más amplio de color y junto con el escalado automático mejora significativamente el aspecto de juegos que tienen incluso una década en el mercado.

Los juegos viejos también se beneficiarán del nuevo disco rígido, que no solo reduce a un quinto los tiempos de carga, sino que permitirá mantener varios juegos activos para retomarlos de inmediato sin tener que cerrar otros. En el caso de los títulos de Xbox Series X se podrá tener hasta tres en stand-by, mientras que en los más viejos, que requieren menos capacidad de procesamiento, hasta cuatro.

El almacenamiento y las posibilidades de los nuevos discos son uno de los grandes argumentos de venta de estas consolas, pero estas nuevas tecnologías también encarecerán su precio. Tanto Sony como Microsoft están apelando a tecnología de última línea que ni siquiera se encuentra disponible a gran escala en PC para asegurarse de darle a los desarrolladores libertad al momento de crear y librarlos de las limitaciones de los discos tradicionales.

Las tarjetas propietarias que ofrecerá Microsoft | Imagen: Microsoft

En ese aspecto Sony decidió ir un poco más allá con un producto a medida que ofrecer menor capacidad (825GB contra 1TB) pero utiliza un sistema personalizado que ofrece una mejor tasa de transferencia que la versión de Microsoft. Ambas empresas apelarán al almacenamiento externo para compensar las capacidades limitadas de sus discos integrados. Tanto Xbox Series X como PlayStation 5 permitirán hacer un backup de los nuevos juegos en discos USB (para no tener que volver a descargarlos en caso de precisar el espacio) y ejecutar los juegos de viejas consolas (que no requieren la nueva tasa de transferencia) desde allí.

Donde ambas empresas se diferencian es en las opciones de expansión del almacenamiento interno: Microsoft ofrecerá una tarjetas propietarias desarrolladas en colaboración con Seagate, mientras que Sony permitirá que el usuario utilice cualquier disco del mercado que cumpla con los requisitos técnicos que establezca la empresa. En lo que las dos alternativas coinciden es en que serán muy caras, por lo menos hasta que la tecnología se masifique y la demanda haga bajar los costos de fabricación.

 

Microsoft también presentó oficialmente el nuevo joystick, que será muy similar a la segunda versión del de Xbox One pero con algunos cambios menores pero significativos. Será un poco más pequeño para adaptarse mejor a la mano, presentará una textura rugosa en el cuerpo y en los gatillos que mejora el agarre, y reemplazará el direccional tradicional por un híbrido que ofrece mayor precisión. Además el nuevo control sumará un botón exclusivo para compartir contenido en las redes o transmitir, como el Share del Dualshock 4.

El nuevo joystick de Xbox | Imagen: Microsoft

Sony ya adelantó algunos de los cambios del próximo joystick, pero en la transmisión de hoy decidió hablar de la evolución que PlayStation 5 presentará en materia de audio. Mark Cerny explicó que han desarrollado un motor llamado Tempest que permitirá simular sonido envolvente en cualquier sistema de audio (sean auriculares, parlantes estéreo o home theater) para aumentar el nivel de inmersión y lo que el diseñador define como presencia.

El diseñador explicó que obtuvieron lo que se conoce como función de transferencia relativa a la cabeza (HRTF por sus siglas en inglés), que se presenta como un espectro representativo de las frecuencias que cada persona escucha de cada lado y en qué posición variable respecto de la cabeza. El HRTF varía de individuo a individuo, por lo que la configuración que funcione mejor para un usuario puede no hacer diferencia para otro. Pero Cerny contó que utilizando una configuración creada para su propio HRTF el audio ofrecía un nivel de presencia extraordinario.

PlayStation 5 será lanzada al mercado con el nuevo sistema de audio optimizado para auriculares, pero la empresa continuará desarrollando la tecnología para implementarla a futuro en parlantes estéreo y sistemas de sonido envolvente; y la configuración ofrecerá cinco opciones de HRTF diferentes, para cubrir el mayor espectro de usuarios posible. El objetivo de Sony es hacer evolucionar el audio tanto como el video en esta generación.

Todavía no hay detalles de precio o fecha de lanzamiento de ninguna de las dos consolas, pero ambas se esperan para noviembre de este año.

En esta nota:
  • xbox series x
  • playstation 5

Comentarios