No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Género Entrevista

Las pibas hacen historia en el free: conocé a Taty Santa Ana

Comenzó rapeando en las plazas y hoy es gestora, productora, organizadora, host y presentadora. En un nuevo especial de ‘Mujeres innovadoras’ hablamos con ella para conocer su historia, su lucha por la igualdad en la escena urbana y más.

Las pibas hacen historia en el free: conocé a Taty Santa Ana

Las pibas hacen historia en el free: conocé a Taty Santa Ana

Por: Micaela Robles

‘Ni el cielo es el techo’. Esas palabras son las que esbozó Taty Santa Ana en su cuenta de Instagram en 2020, con la adrenalina corriendo por sus venas tras hostear por primera vez una Final Nacional de Argentina de Red Bull Batalla de Gallos. Un año después se volvería a repetir la historia, convirtiéndose en la primera mujer en ser en host en solitario dos veces consecutivas de la competencia de improvisación más importante del país.

“Te cuento un recuerdo muy cercano -nos dice Taty en una charla por Zoom y sigue-: antes de subirme al escenario este año por segundo año, que era algo realmente histórico en la movida y que yo no caía, estábamos con los pibes ranchando y me preguntaban ‘¿por qué estás temblando?’, y yo decía ‘porque estoy nerviosa, ansiosa’; ahí nos pusimos a saltar y gritar todos por la ansiedad que teníamos, y por la adrenalina, y se notó que yo estaba súper así. Cuando terminó todo no podía expresar la alegría que tenía, hasta el día de hoy no puedo expresarlo”. 

"Estoy haciendo mi propio camino, con mis zapatillas, y poniendo mis marcas y mis sellos”, decía en sus stories cuando le contó la noticia a sus seguidores y seguidoras. Eso no es algo nuevo para ella: es lo que viene haciendo hace 10 años, desde que empezó su camino en el freestyle y la movida urbana. 

***

Es que esto no pasó de la noche a la mañana y Taty lo sabe. Cuando tenía 13 años tiró sus primeras barras en una plaza de San Marcos Sierra, Córdoba, durante unas vacaciones familiares. Eso que sintió ese día, ese escalofrío que te eriza la piel y te moviliza de pies a cabeza, no se lo olvida más: porque lo sigue sintiendo hasta el día de hoy cada vez que toma el micrófono y sube al escenario.

“¿Por que empecé en el freestyle? no lo sé realmente, viste cuando hay cosas que sentís en la tripa, que se te cierra la panza, te agarra ansiedad, nervios… yo soy mucho de eso, me guio mucho con lo que me dice el cuerpo y las energías, soy mucho más sensorial que racional en ciertas cosas. Cuando empecé a hacer freestyle sentía una liberación, casi tanto como jugar un partido de handball o hacer acrobacia aérea que son cosas que siempre me gustaron. Y digo si me pasan todas estas cosas es que es por acá, y creo que no le pifié”, reflexiona.

Foto: Gentileza Taty Santa Ana

Con el tiempo se dio cuenta de que no buscaba tomar el micrófono para competir: empezó a encontrarse a sí misma en ese mundo en roles de gestión, producción y organización de eventos. Así en 2013 conoció “El Quinto Escalón”, el mítico espacio under de Caballito creado por YSY A y Muphasa, aunque tiene un amplio currículum en su haber, en el que se destacan “Las Vegas Freestyle”, “Freestyle Villa del Parque”, “Cultura Rap” y más.

“Fui uniendo cabos sueltos de mi vida y empecé a presentar eventos, producirlos, vivir del freestyle y fusionar todo lo que siempre me gustó de esta cultura hermosa”, recuerda Taty y sigue: “Estuve en el under organizando competencias de plazas junto al colectivo de organizadores de freestyle argentino, que básicamente es un grupo de WhatsApp donde se generan lazos y salen cosas más copadas y federales”.

Tras 10 años de curtirse en el ambiente del hip hop, el Culture Manager de Red Bull, Federico Stuart, le hizo una propuesta que la marcó para siempre: ser la host de la Final de la Red Bull Batalla de Gallos Argentina, un puesto que ocupaba Misionero. “Me acuerdo que estaba en la terraza, hacía frío y estaba lloviendo, y yo estaba caminando en círculos mientras hablaba con Fede sobre la Nacional. Una locura”, había dicho tiempo atrás en esta entrevista con Filo.News. 

“La Red Bull es la madre de todas las competencias”, dice sobre el encuentro que encabezó nuevamente hace algunas semanas. Luego sigue: “Este año hubo tres pibas, que es la primera vez en la historia que pasa. Hubo una host femenina que soy yo y una caster, Tatu Franchi, o sea que tenemos un staff artístico de 5 mujeres; de 20 o 23 personas 5 mujeres es un muy buen número, vamos ganando espacio”, considera. 

También participó en la serie de HBO “Días de Gallos”, que llevó el freestyle al streaming y que destacó el trabajo de Stuart, Nacho, Roma, Cacha y más. A su vez creó su propia productora, Valkyria Producciones, donde organizan eventos, crean contenido audiovisual y realizan management de artistas, con el objetivo de “fomentar el crecimiento de grandes talentos de los géneros urbanos”.

Pero uno de lo que define como sus mayores logros es haber creado la Triple F, la primera Federación de Freestyle Femenino, junto a Mirna y Fosh. Se trata de una competencia profesional de habla hispana exclusivamente para mujeres, que busca empoderar a las chicas que quieran profesionalizarse en el género y tiene reglas específicas como que, por ejemplo, no se permite la violencia y ni actos misóginos o machistas.

“Consistió de un torneo de 5 fechas con 5 competidoras preclasificadas y una clasificada en el día. Era básicamente brindarles un espacio de contención y herramientas a las pibas para que se motiven ellas mismas a entrenar, con formatos exigentes, con un acompañamiento y un lugar que tenía cierta exigencia, como para que ellas mismas puedan ir llegando a otros lugares. Creo que sí que este año haya habido tres mujeres de Red Bull Argentina, por lo menos un mínimo porcentaje tiene que ver con la Triple F y ya con eso estoy contenta”, amplía.

Foto: Gentileza Taty Santa Ana

Luego continúa: “En una de las tantas reuniones dijimos que no nos gustaba que nos pongan en un lugar solamente por ser mujer. Desde nuestro lugar laburamos para que si nos llaman nos llamen por nuestro talento, por nuestras capacidades, que no llamen a una porque tienen que llenar un cupo legal, si porque tienen la capacidad. Hay muchas de las pibas que rechazaron puestos de laburo por eso, porque sienten que es una falta de respeto también a nuestras propias capacidades, y eso me parece lo más militante de todo”. 

La primera edición se realizó en 2019 en el Centro Cultural Recoleta y salió campeona invita Ailén González AKA Brasita: “El día que le tuve que dar el cinturón a Brasita, la última jornada, ella agarró el micrófono, me mira y me dice ‘loca gracias a vos que siempre te pusiste al hombro a todas, que siempre nos acompañaste y que sos la mejor persona que podría haber llevado adelante todo este proyecto con nosotras’. Ella es un sostén muy grande para mí, la conozco, me conoce, nos acompañamos durante 10 años, y que te miren a los ojos y te digan ‘gracias’, es como algo que te queda acá para siempre, es inolvidable. Me emociona hasta el día de hoy”, recuerda.

Otro de los momentos que destaca de esa edición fue la participación de La Queen, le cantante drag queen oriunda de Fuerte Apache que irrumpe con su estilo disruptivo. “La invitamos porque nos encanta lo que hace, la perfo que tiene, es muy espléndida”, dice y considera: “La diversidad de género es algo que falta trabajarlo en la conciencia de todes dentro de la movida del freestyle”. 

Pero Taty no llega sola: cada paso es una conquista para todas las mujeres que se abrieron camino dentro de la escena urbana durante todos estos años, como también de los colectivos feministas que acompañan su lucha.

***

Si de referentes femeninos históricas en la movida se trata, no podemos no nombrar a La Joaqui, la primera mujer en competir en Batalla de Gallos, como también la Rouse o NTC. En una entrevista para TV Pública Taty enumera: “Hay mujeres como Brasita, como Roma, como Saga, como NN, como Tink, hay un montón de pibas que vienen hace un montón de años”.

“Creo que en el freestyle y en la música hay más espacios, hay más visibilidad, las pibas ganan la visibilidad. Cuando yo empecé existía cierto rechazo pero no era consciente, éramos adolescente que replicamos lo que nos enseñan el colegio, y no nos enseñaban sobre Juana de Arco, nos enseñaban sobre San Martín, Sarmiento, Colón, el rey esto, el rey aquel y suena uno o dos reinas, no cuentan historias de mujeres revolucionarias”, opina a este medio.

Foto: Gentileza Taty Santa Ana

Como estudiante de Gestión de Arte y Cultura en la Universidad Tres de Febrero (UNTREF) sostiene: “A Fridha Kahlo la conocí fuera de lo que fue el colegio, a mi me enseñaban de Picasso, Van Gogh, todos de varones, pero como que las mujeres siempre quedaron medio solapadas. Entonces digo si venimos con esa educación ¿qué esperamos que pase con un montón de adolescentes juntándose en una plaza a tirar freestyle? Ahora es como que son más conscientes, los varones también se están incomodando y cuestionando un montón de cosas, fue cambiando esto del contenido de las batallas, las letras, los temas, se dieron cuenta de que había contenido que ya dejábamos de permitir”.

Para ella era “algo social que lo llevábamos todes en el inconsciente colectivo y que se despierta o hay un gran boom en el 2015”, en referencia al año en que los colectivos feministas organizan la primera marcha Ni Una Menos, para reclamar en contra de la violencia de género y los femicidios. A partir de ese año, según observa, se pusieron sobre la mesa otros debates como la educación sexual integral, aborto, sororidad y más. 

“Siento que no solamente nos están dando más lugares sino que nosotras estamos más dispuestas a pelear a capa y espada por esos lugares, ahora no nos sentimos solas. Creo que también nos falta un montón para comprender y para poner en práctica, pero vamos avanzando pasito a pasito, pero esos pasos son sólidos y van dejando marca en la historia. Hoy muchas se están animando más a ir a rapear a las plazas, se están animando más a grabar un tema y subirlo a Youtube”, evalúa.

"Nosotras estamos más dispuestas a pelear a capa y espada por los lugares, ahora no nos sentimos solas", dice Taty.

Este cambio de paradigma lo observa en la participación de más pibas en la movida, tanto con al micrófono como también por parte de les espectadores, frente a las nuevas tecnologías y a la difusión de la cultura urbana en Argentina en la escena mainstream: “Hay muchas más mujeres en el público, que entendieron que el freestyle no es para varones sino es par todes, entonces van y tratan de participar más. Obviamente siempre hay un par de cabezas cuadradas y lo va a haber siempre, pero nosotras sigamos nuestro camino sin darle bola”. 

Si tiene que soñar con un logro femenino dentro de la movida, según confiesa, sería una campeona mundial mujer. En este sentido nombra a Marithea, campeona de Red Bull Batalla de Colombia, la primera campeona mujer en casi tres lustros y la segunda en toda la historia de la competencia de la bebida energizante. En esta nota hablamos con ella donde nos contó sus sensaciones en la previa y en la post, cómo encara su participación en la Final Internacional y más.

“La veo muy sólida. Si ella gana este año es un logro para todas en todo el mundo… lo pienso y se me pone la piel de gallina, no es un logro de un país ya, es un logro de un colectivo, de todas, yo creo que seria por ahí, que se haga una internacional de pibas, que cada vez ganemos más lugares, que tengamos muchos más premios internacionales y nacionales en esa vitrina imaginaria de lo que es el colectivo femnista en la movida del free a nivel mundial. Que estemos en todos lados”, proyecta.

***

Taty fue elegida por Google y Filo.News para el ciclo “Mujeres Innovadoras” en representación de la escena musical. Y como vimos en esta nota,  dueña de un talento y una energía indiscutida Taty innova en el ambiente urbano y lucha por la igualdad, por derribar prejuicios y por lograr la federalización de les artistas, en espacios donde las mujeres y diversidades quedaron siempre relegades.

“Que sea equitativa la cantidad de oportunidades hacia varones, hacia mujeres, hacia personas trans, que sea equitativo en todo sentido y que se valore el talento de la persona y no tanto el género. Quiero dejar un espacio más igualitario, en todo sentido. Creo que mi legado va por ahí por la igualdad de oportunidades, más allá del género, más allá de donde naciste”, aspira.

"Quiero dejar un espacio más igualitario, en todo sentido", dice Taty.

Luego sigue: “¿Que hay que hacer para que haya más mujeres en la cultura? y darle tiempo, darles esperanzas, y mostrarles que las pibas que estamos estamos haciendo cosas, y tenemos lugares, y que cualquiera que esté, que practique, que ponga ganas y esfuerzo lo va a lograr. Es muy Disney lo que voy a decir, pero no por miedo a errar hay que dejar de jugar. ¿Qué le diría a las pibas que están arrancando? que se animen, que esto es vivir del presente, es hacer lo que a uno le gusta”.

Porque, como decíamos en el principio de la nota, para Taty el cielo no es el límite cuando se trata de perseguir un sueño y una pasión: “No sé la verdad porque seguí haciendo freestyle, pero sé que es lo que me gusta, siento que es lo que tengo que hacer, y lo siento muy adentro mío de que es acá, y hasta que no lo deje de sentir lo voy a seguir intentando”.

En esta nota:

Comentarios