Ir al contenido
Logo
Musica

Nito Mestre celebra los 50 años de "Vida" de Siu Generis y de su carrera: "No hay nostalgia, siempre miro para adelante"

Nito Mestre y Charly García, dos adolescentes llenos de sueños e idealismos, en plena juventud floreciente, soñaban con tener una banda de amigos y quizás no sabían que juntos iban a crear un clásico nacional que marcaría el antes y el después en la música. 50 años después, no solo se festeja tal joya, sino que se reversiona en formato sinfónico y eso es lo que hará esta noche el señor Nito Mestre en el Teatro Ópera, donde tocaron por primera vez en calle Corrientes en el año 1974. En esta nota el mano a mano con todos los detalles.

Nito Mestre celebra los 50 años de "Vida" de Siu Generis y de su carrera: "No hay nostalgia, siempre miro para adelante"
Foto: gentileza prensa.

En un contexto sombrío de nuestra historia, el arte, la música, fue un escape y una catarsis en una época donde se perseguía por "el exceso de pensamiento". En esos días sin embargo, nació una de las bandas que significa la piedra angular de nuestro rock nacional para todo lo que vino después. En esos días nació Sui Generis para regalarnos las canciones más hermosas del cancionero popular y que a 50 años siguen sonando a viva voz, que no pierden vigencia y son versionadas por los artistas de ayer y de hoy. Canciones eternas.

Nito Mestre y Charly García, dos adolescentes llenos de sueños e idealismos, en plena juventud floreciente, soñaban con tener una banda de amigos y quizás no sabían que juntos iban a crear un clásico nacional que marcaría el antes y el después en la música.

"Vida", el primer disco de Sui Generis, con los clásicos consagrados como “Canción para mi muerte”, “Necesito”, “Mariel y el capitán” y “Quizás porque”, entre otros, salió hace 50 años, en octubre de 1972.

50 años después, no solo se festeja tal joya, sino que se reversiona en formato sinfónico y eso es lo que hará esta noche el señor Nito Mestre en el Teatro Ópera, donde tocaron por primera vez en calle Corrientes en el año 1974. Pero no estará solo, sino que en escena habrá alrededor de 60 músicos, junto a la Orquesta Sinfónica de Neuquén, una de las formaciones artísticas más importantes de la Patagonia.

La noche de hoy promete emoción, canciones entrañables no solo del álbum "Vida", sino del resto de la discografía de Sui Generis como así también de Los Desconocidos de Siempre, PorSuiGieco y de los discos solistas de Nito, además de sorpresas que aseguró él mismo que son muy especiales.

Y es así que en este contexto, desde Filo.News pudimos charlar largo y tendido con Nito, en una especie de privilegio para quienes no fuimos contemporáneos a ese nacimiento histórico y todo lo que significó para la época el fenómeno Sui a través de su música y letra, donde dos adolescentes de pelo largo enriquecieron las noches prohibidas, la rebeldía y la resistencia de la censura.

- 50 años del primer disco de Sui Generis y la celebración de tu carrera artística ¿Cómo va a ser el show?

Son los 50 años del disco "Vida" y los 50 años de mi vida artística. Voy a hacer "Vida sinfónico" con mi banda y después vamos a seguir recorriendo mi vida artística. Después vamos a terminar con dos sorpresas con la orquesta sinfónica que viene de Neuquén, casi 60 personas en escena. Vamos a empezar con el primer disco de Sui que nunca se hizo sinfónico, quizás algún tema pero no completo.

Es festejar los comienzos, pero cuando empezás a recordar todo el camino transitado, sentís que los años pasaron volando pero que también hubo mucho y en eso hay una vida bastante movida. Es lindo festejarla y no pasarla por alto. Me importa más esto que los años que cumplí en agosto, porque cumplí 70, pero preferí hacerlo con un festejo de la vida artística.

- Del rechazo de las discográficas, una banda emergente de la época, a plantar las bases del rock nacional ¿Cuál es el primer recuerdo que tenés cuando te dicen Sui Generis? 

Cuando firmabas un contrato pasabas a ser profesional en esa época, pero éramos unos pibitos, una banda emergente real. Éramos los nuevos, la promesa. Sin dudas recuerdo los primeros toques. El primer show que hicimos, el debut como banda fue en el colegio y éramos seis. Como Siu dúo fue en Mar del Plata en 1971 en el verano. En realidad está diluido el debut oficial porque fueron varios, el que yo tengo primero, porque tengo una carpeta con todos los shows anotados desde el comienzo hasta el '74, es en el Colegio Santa Rosa de Caballito como banda. Después otro debut grande fue en el '73 cuando tocamos en el Ópera. En esa época era como tocar el cielo con las manos estar en calle Corrientes por eso elegimos tocar ahora para revivir ese recuerdo.

- ¿Cómo recordás al Nito de hace 50 años y en medio de ese furor que causaron?

Como inocentes y pibes éramos, sin embargo hay muchas cosas que me veo hoy dentro mío como adolescente que me parece algo sano, es como guardar la esencia de la juventud. No es que ahora me puse más grande y reniego de lo que ya no es o miro el pasado con nostalgia. Lo de rebelde, testarudo, culo inquieto, de seguir para adelante lo sigo conservando como cuando estaba empezando.

Siempre miro mucho para adelante, antes y ahora, recuerdo todo con cariño y con sorpresa. Cuando terminó Sui yo seguí con los Desconocidos de Siempre, y después con mi carrera solista que tuvo altibajos por cuestiones personales como el alcoholismo. Fue un período que me tuvo diluido pero siempre haciendo música de discos que me siguen gustando escuchar. No hay nostalgia ni resignación, es una cosa humana seguir adelante.

Foto: gentileza prensa.

- Te mantenés vigente, hacés colaboraciones con artistas que hoy son emergentes, es como que les das una validez al tocar con ellos teniendo tu trayectoria...

Ahora sale una banda y tocan y suenan bien. Hay accesibilidad al sonido, a equipamientos a un mundo que antes era muy difícil desde los instrumentos hasta el resto. Yo lo primero que hice recién cuando tuve algo de plata fue comprarme una guitarra Gibson como la gente (risas), ahora con una computadora lográs un montón. 

Me gusta apoyar a los nuevos, me divierte ver cómo los grupos se mueven, cómo se muestran y cuidan los detalles como por ejemploBándalos Chinos, No Te Va a Gustar, WOS, La Vela Puercame gustan cómo suenan en vivo ahí es donde ves si son buenos, tienen un manejo del escenario increíble. Me gusta escuchar las voces nuevas y por qué escriben lo que escriben, de qué se quejan. Hoy está todo globalizado y eso también tiene su parte complicada y hay otra responsabilidad en la libertad.

- Salvando las distancias de la tecnología y disponibilidades de hoy, ustedes se la arreglaron muy bien para la época.

Sí, antes era arreglarnos con lo que había, es increíble que en esa época sonáramos así sabiendo hoy lo que había, lo veo en la película de "Adiós Sui Generis" y es increíble. Yo estaba cantando con dos micrófonos en la despedida del Luna Park, uno para el vivo y otro para grabar el disco y no sabía a dónde apuntar (risas), qué raro era eso. Las escenografía eran nubes de cartón, todo muy sencillo pero hermoso.

- Volviendo a las canciones, algo que los definió a ustedes fue el contexto y lo que tenían para decir en los `70...

Sí, se pasaba de un gobierno militar a otro con minis democracias entre medio, con la Triple A que te corría que te prohibían, que te metían en cana por tener pelo largo y también la resistencia a eso. Por ejemplo en las facultades como la que yo iba en la de medicina donde los estudiantes se organizaban, pero que también tenías que cuidarte de los infiltrados e informantes, ese era el contexto.

Sin embargo al principio nos manejamos como chicos de último año de la secundaria medio inconscientes que decíamos "vamos" y quizás las cosas nos pasaban por el costado. Directamente los aprietes los sufrimos en el año '74 con "Instituciones" cuando llegó la Triple A y empezaron a colarse en el material musical. Vinieron directamente a decirle a nuestro productor "Hay que cambiar esta letra, esto no se puede decir, que les vamos a prohibir la compañía"y en el '76 ni hablar.

- La historia cuenta que Sui Generis fue quien le abrió de cierto modo la puerta a las chicas en los recitales de rock ¿Cómo recordás eso?

Algunos se quejaban y nos decían "uy se ablandaron", pero sucedía naturalmente. No es que grabábamos un disco para conseguir chicas. Antes cuando ibas a un recital era 80% de tipos y 20% de chicas más o menos y después empezó a emparejarse y masificarse y ser popular pero con altura. Era una combinación extraña para la época porque lo popular tenía una connotación negativa. Sui juntó a muchos y rompió barreras como esas, dio libertad en común donde habían muchas limitaciones.

- ¿Cuál fue la química para alcanzar y crear todo lo que hicieron?

Cuando nos conocimos con Charly nos hicimos amigos de una, fue como el yin y el yan y como dice él, nosotros no fuimos, somos SiuGeneris, no existe lo de ex porque es para siempre y nos sentimos muy orgullosos. Tiene un lugar especial en nuestras vidas, tanto para nosotros como parece también para mucha gente, no podemos decir nunca que fue un grupo más. El amigo de la secundaria con el cual cumplís el sueño del pibe de armar una banda, es para siempre. Cuando lo conocí me parecía un tipo raro y cuando le preguntaron sobre mí y dijo lo mismo que era un tipo muy raro (risas), desde antes ya existía esa química.