No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Música Entrevista

Perreo y revolución: Chocolate Remix, la “pajuerana” que invita a bailar reggaeton queer

Existe “otra forma de hacer reggaeton” donde el deseo y sexualidad sea para todes y “Choco” lo sabe muy bien. Hablamos con ella para conocer su historia, su mirada de la escena urbana actual, su nuevo disco y más.

Entrevista(Foto: Gentileza prensa | PH: Mora Destroya)

Entrevista | Foto: Gentileza prensa | PH: Mora Destroya

Por: Micaela Robles

Según la Real Academia Española, ‘pajuerana’ significa “persona procedente del campo o de una pequeña población que ignora las costumbres de la ciudad”. Para Romina Bernardo fue “una hermosura” que inspiró el nombre de su segundo disco, que ya se encuentra disponible en todas las plataformas digitales.

“Yo soy tucumana, y una vez alguien intentó insultarme con esa palabra. Me sentí bautizada más que insultada”, reconoce. Esa resignificación y reapropiación de conceptos, de hecho, es su fuerte en “Chocolate Remix”, la banda que encabeza desde 2013 y que propone pensar el reggaeton desde una perspectiva de género y queer.

“En la primera canción del nuevo disco retomo mucho laburar con una jerga tucumana, provinciana, pajuerana como me dijeron. Es un poco respuesta a eso”, asegura la artista a este medio, sobre el tema que eleva un mensaje bastante claro: ‘Para toda esa gente que es tan mejor que el resto, yo les escribí un breve manifiesto, con mucho cariño y con todo respeto: ¿vos quién sos?’.

***

Las influencias del disco van desde Roberto Arlt, Jazzy Mel, Sade, lo kitsch, el Pop, Marcos Lopez o David La Chapelle, según detalla la artista. Pero hay una que la atravesó desde siempre y que delineó la esencia de su nuevo proyecto de principio a fin: su provincia natal. El disco tiene el ADN de Romina y sus raíces, e incluso homenajea a la primera canción que recuerda haber escuchado y que marcó su infancia.

“Me acuerdo que estaba en la casa de mi abuela, de repente sonó una canción y mi tía se puso a bailar. Era ‘Pump Up The Jam’ de Technotronic, y lo primero que pensé fue ‘¿qué es esta cosa espectacular?’, cosa que me sigue pasando cuando la escucho”, recuerda Romina y sigue: “Nunca había ido a una discoteca porque tenía 5 años, pero me acuerdo que cuando escuché el tema dije ‘quiero morir ahí’”.

También incluye una versión en portugués de “Patria que me pariu” del rapero brasileño Gabriel o Pensador de 1997. Según cuenta Romina, tiene una hermana brasileña, y cada viaje se empapó bastante de la música y cultura de ese país. “Desde bastante chica aprendí a hablar portugués, y las canciones de él fueron las primeras que aprendí a rapear. Es muy dura la canción y hace un retrato muy vívido de esta realidad, que se puede leer en el contexto actual con toda la marea verde, que si pensamos en términos latinoamericanes todavía falta mucho en muchos lados. También habla de gatillo fácil, retrata muchas problemáticas”, explica.

Con tintes noventeros, el nuevo disco fue editado por Goza Records y se completa con las canciones “Esa nena”, “Desde que te fuiste”, “Bailando en el sillón” junto a la transactivista cantante y actriz catalana Elektra Insogna y “Que se joda” junto a la DJ y corista Mora Destroya. Aborda temas como habla sobre la imposibilidad del aborto en la villa, el trabajo sexual, la masturbación femenina y el despotismo del poder.

“El álbum tiene mucho de mi vida random en Tucumán, nutrida por la radio, por la música que pasan en la tele, que se escucha en casa o en el barrio, un poco es la idea medio de cocoliche, yo le digo un pastiche musical. Hay bastante de lo autobiográfico dando vuelta. Tiene guiños a los lentos de los 90’, algo de Soda Stereo. También un poco el juego de la pajuerana tiene que ver con contraponer esa noción de asociar a alguien norteño con el folklore”, reflexiona.

Sus primeros pasos en la música los dio en el palo del rock. Se anotó junto a su hermano en un conservatorio para estudiar guitarra y se unió a una banda de pop rock, “Súper flash”, influenciados por Los Abuelos de la Nada y Sumo. A los 16 cuando se animó a explorar el mundo de producción musical digital, de forma autodidacta, donde empezó a probar temas de Alicia Keys, mucho soul y rap.

Incluso en la adolescencia viajó a Buenos Aires con su banda, con la ilusión de expandir su proyecto en nuevos territorios; sin embargo, “concentrados en la supervivencia” se disolvió y cada uno siguió su camino. Romina se anotó en Diseño Multimedial en la Universidad Nacional de las Artes (UNA) y se especializó en sistemas e informática. “Era lo que me podía dar de comer, vivir del arte en ese momento me parecía un delirio”, confiesa.

Pero eligió al reggaeton para dedicarle su vida y su carrera. Como todes recuerda “Gasolina”, el clásico que puso al género en boga en 2004, aunque confiesa que ya tenía interés por ese estilo mucho antes que eso: “Era algo que ya conocía y me había gustado con ‘Te ves buena’ de El General, esas que se bailan en carnavales cariocas, un reggae medio bolichero, recuerdo que me fascinaba. Había un canal en el cable en el que pasaban música latina principalmente, y mi mamá escuchaba eso todo el día, y después pasaban otra cosa que era como un house merengue muy de esa época como ‘Proyecto uno’ de El Tiburón, para mi eso fue la antesala de el género en sí”.

“Siempre me interpeló la movida urbana, pero no era algo accesible a la hora de pensar como música cuando yo era una niña, no existía una escena en Tucumán de esas características, ni siquiera conocía un escena del rap. Creo que si hubiese estado a mi alcance hacer una producción que tenga que ver con lo urbano y latino en su momento, hubiese sido mi sentir. Pero no estaba dentro de las posibilidades, no era algo que podía imaginar”, continúa.

La historia “Chocolate Remix” es un clásico ejemplo de “era un chiste y quedó”: empezó cuando sus compañeros la apodaron ‘choco’ en la facultad; Romina redobló la apuesta y se apropió del nombre para su proyecto musical, nacido en 2013, que presenta al reggaeton bailable como herramienta para hablar del placer y goce femenino, y que busca desarmar el binarismo heteronormativo que domina al género y a la industria musical en general bajo el lema ‘Lesbian reggaeton’.

“Anduve dando vueltas por varias cosas hasta que llegó este proyecto a mi mente y a mi corazón; empecé a amigarme con la producción musical otra vez y a producir reggaeton… yo subestimando todo, pensando que iba a ser fácil, pero no, fue un camino eterno, del que sigo aprendiendo. También lo escucho todo el tiempo, fui pasando por todas las modas, exponentes y productores”, dice.

Y como dice en su tema ‘Como me gusta a mi’, esa es para ella 'la verdadera revolución', esa que es para todes y que lleva el perreo hasta el suelo: “Siempre escuché música más popular, más de radio, lo que sonaba, y es donde me siento más emparentada, con ese sonido más accesible, que al toque te mueve, soy muy hitera. Me gusta un poco proponer lo mismo, que si bien pueden tener otros niveles de lectura más complejos en el fondo, siempre lo primero tiene que ser más accesible, que está al alcance de cualquier persona”, reflexiona.

***

Si de revolución hablamos, “Chocolate Remix” fue pionera del reggaeton lésbico en Argentina. Siempre con la bandera de la sátira y el humor, la artista se apoya sobre distintos estilos, desde lo más clásico y old school hasta fusiones con cumbia, funk carioca, dembow, reggae, electrónica y diversos estilos, para dar un mensaje de fuerte contenido político y social.

“Cuando empecé el reggaeton no era lo que es hoy, no era el género más escuchado. La propuesta era picantear un poco… En ese momento parecía que el reggaeton era el problema, y yo no creo eso, el problema es la visión que se tiene sobre las mujeres, porque hay otra forma de hacer reggaeton. Me parece que parte del trabajo de les artistas es presentar situaciones o formas de mirar algo desde otra perspectiva, y yo me planteé mojar la oreja, como se dice invitar a pelear”, señala.

Sus primeros temas fueron “Nos hagamos cargo" y luego con “Lo que las mujeres quieren”, que provoca: ‘Ey reguetonero macho escucha lo que digo, de mujeres no sabes ahora aprenderás conmigo', precedente de su primer álbum “Sátira” (2017) que seguiría por el mismo camino. Hasta hoy tiene más de 400 mil visualizaciones en Youtube, aunque en su momento la plataforma lo había censurado e incluso habían suspendido su cuenta.

“Me acuerdo que salieron todos, se llenó de comentarios, fue muy provocativo. Tiene que ver con esta noción de qué pasa cuando somos todas mujeres, cómo cambia la cuestión. Me gusta la función poética y literalidad en el género; siempre estoy laburando con cosas que tengan que ver con el sexo, es un tema tabú. El problema era cómo se hablaba de sexo, quién era el que enunciaba, que siempre era un varón. ¿Qué pasa cuando la que enuncia es una mujer, lesbiana, cuando las que estan bailando son todas mujeres, podemos leer eso de otra manera?”, pregunta.

Si de mujeres en el reggaeton se trata, Romina recuerda a artistas como Lorna, quien canta “Papichulo”, o Lisa M, quien canta “Hey Ladies”. Pero su gran referente fue Ivi Queen, quien seguro la escuchaste en “Yo quiero bailar”, (que en la letra se impone con ‘tú me puedes provocar, eso no quiere decir que pa' la cama voy’) y que en 2014 publicó el disco “Vendetta”: “Ahí ella denuncia todas las cosas que vivió por ser mujer, como cuando quedó embarazada y le negaban contratos… es muy grosa, la re bancamos”, comenta Choco.

“Por lo visto y por lo que cuentan ellas mismas, no era un ambiente bastante fácil para las chicas. Actualmente afortunadamente hay cada vez más, está buenísimo eso, me parece súper nutritivo; igual obviamente si hablamos de mainstream vemos un perfil de chicas que están ahí, enhorabuenas que estén, si me gustaría que se amplíe más y que veamos otros personajes también con otros relatos. El porcentaje todavía me parece que es muy desbalanceado, vemos varones de todo tipo, pero es más raro encontrar mujeres que no respondan a ciertas hegemonías, la vida misma”, opina.

Hoy podemos nombrar a exponentes femeninos de la escena de reggaeton a nivel internacional y nacional, desde Becky G, Natti Natasha, Karol G, hasta Cazzu, María Becerra, Tini y más, como también figuras de la movida urbana queer como Sudor Marika o Kumbia Queers. “Cuando yo era más chica había cosas que eran impensables, ahora las pibas vienen con todo. Acá en Argentina lo urbano era algo muy under, era como un ambiente pequeñito, no una cosa masiva, es muy loco lo que pasó estos últimos años”, considera.

Esa movida también interpeló a las masculinidades, según observa, con temas como Yo perreo sola” de Bad Bunny que apuntan al empoderamiento de la mujer. Sin embargo reclama que “la mayoría de las letras no cambiaron casi nada”: “Estamos cambiando el mundo y siento como el mainstream casi que ni se entera. Hay cosas que van mejorando; por ejemplo Arcángel había dicho un par de cosas inaceptables a las mujeres y Daddy Yankee, que iba a hacer colaboración con él, lo canceló y lo dejó de seguir. Hay detalles como Trueno diciendo ‘yo no la cosifico’, pero son los menos, ojalá vaya cambiando un poco más”, comenta.

Su espíritu revolucionario lo lleva como bandera a cada escenario. Hasta hoy participó de eventos como Fusion Festival, Off the Radar, Wützrock, el cierre de la Marcha del Orgullo en Argentina, el cierre del Encuentro Plurinacional de Mujeres Argentina, Matadero Madrid y Haus der Kulturen der Welt y forma parte de “Una banda de chicas” (2019); desde Filo.News hicimos una nota sobre el documental y lo podés leer acá.

Incluso su canción "Ni Una Menos" se escucha en la serie de Netflix "Valeria", que va por su segunda temporada y que compartimos hace unos días acá. El single también fue banda sonora de la guía pedagógica humorística y feminista “Caja de Herramientas”, transmitida por la plataforma educativa UNITV.

“Fue un honor estar ahí, conmovida. Me escribían amigues y gente con la que ahí no estaba en contacto para decirme que vieron la serie y me escucharon. ‘Ni una menos’ la escribí cuando fue la primera marcha, y decidí dejar un rastro cultural de ese hecho social”, cuenta.

La música para ella como creadora de ficciones y, ahora también, como documentalista de la realidad: “Eso es algo muy masivo que tienen las canciones, de pronto apareces en situaciones, es como hacerme presente y compartir. Yo decidí en un momento importante dejar registro de lo que pasaba, tiene que ver con dejar precedente de ese momento histórico”.

***

“Te hice un resumen de mi vida”, dice ‘Choco’ entre risas durante la nota con Filo por Zoom, y confiesa que está “entusiasmada y muy contenta” por el lanzamiento de su disco, luego de postergarlo un año por la pandemia. Durante este año aprovechó para lanzar canciones, entre las que se encuentran “Cómo te lo explico”, o algunos tutoriales sobre producción musical donde comparte herramientas, tips y consejos que podés ver en su cuenta de Instagram.

“Hemos estado ensayando un montón en la cuarentena, teníamos ensayos fijos, pero el training del vivo es otra cosa, la adrenalina, la conexión con tanta gente… vamos a volvemos a los escenarios a ver que pasa a presentar los nuevos temas”, dice. 

La artista se refiere al encuentro internacional de música WOMEX 2021 a fines de octubre: “Es la primera vez que voy a ir y a presentar un show ahí, y a dar una conferencia, estoy re emocionada, y un poco también como abrumada. Después también vamos a tocar en España, en Francia y Alemania”. 

Finalmente regresará al país para la presentación de su álbum: “La idea es mostrarlo primero en otras provincias y después finalmente acá en Capital Federal”, adelanta. Claro que no fue una decisión al azar: tiene que ver con reivindicar sus creencias y romper con lo establecido, como siempre lo hizo dentro o fuera del estudio: “Vamos a apostar a la federalización para que todes les pajueranos lo escuchen primero”

En esta nota:
  • Chocolate Remix
  • Entrevista
  • Pajuerana
  • Reggaeton

Comentarios