Ir al contenido
Logo
Cine y series

"La Sociedad de la Nieve", la impactante película sobre la tragedia de Los Andes que llega en 2024

Falta poco para que llegue a los cines y al streaming uno de los largometrajes más conmovedores del próximo año. Una experiencia envolvente de casi dos horas y media que sumergirá al espectador en una de las historias más extremas y esperanzadoras del siglo XX. En exclusiva, Filo te trae un adelanto de la mano de sus protagonistas.

"La Sociedad de la Nieve", la impactante película sobre la tragedia de Los Andes que llega en 2024

El 13 de octubre de 1972 un grupo de rugbiers uruguayos amateurs se montan al vuelo 571 de la Fuerza Aérea uruguaya para llegar a Chile y jugar en ese país un ansiado torneo. Sin embargo, nada salió como esperaban y el avión con 45 pasajeros a bordo se estrelló en el corazón de la inhóspita Cordillera de los Andes.

A partir de esta tragedia, el grupo que logró sobrevivir al impacto llevó adelante estrategias extremas de supervivencia que se parecen más a una película de ciencia ficción que a una historia real. Casi dos meses y medio después y contra todo pronóstico, 16 de ellos sobrevivieron al hambre y al frío extremo y volvieron a sus casas.

Esta historia, tal vez una de las más fascinantes e inexplicables que se hayan documentado, fue llevada al cine en más de una oportunidad: en 1976 y en 1993. Sin embargo, este 2024 llega “La Sociedad de la Nieve” la versión del director español Juan Antonio Bayona, la más lograda hasta el momento, que promete envolver al espectador en una experiencia que trasciende lo cinematográfico.

“Hay algo en esta historia que va más allá de la propia anécdota. Cómo el grupo fue capaz de unirse en una situación muy difícil, darse apoyo, no dejar a nadie atrás y encontrar luz en lo más oscuro, en el pozo más hondo. Eso me interesaba mucho. Sacar esa parte más aspiracional del relato. E incluir también a los que no lo consiguieron, que siempre fueron los olvidados”, resume Bayona en exclusiva para este medio.

Bayona es uno de los mejores en narrar tragedias y en construir escenarios tan oscuros como familiares: lo hizo magistralmente en “Lo imposible” (2012), film en el que un tsunami colosal destruye una ciudad entera. Pero la película que lo posicionó dentro de Hollywood fue de hecho su ópera prima, “El Orfanato” (2007), un film de terror apadrinado por Guillermo del Toro.

(“La Sociedad de la Nieve”, 2024)

¿Por qué “La Sociedad de la Nieve” es superadora de sus anteriores versiones? No solo por contar con un presupuesto holgado y tecnologías más sofisticadas de filmación sino también por reconstruir los hechos con estrategias narrativas más acertadas.

“Supervivientes de los Andes” (1976) se rodó pocos años después de ocurrida la tragedia y recibió críticas rotundamente negativas de parte de la crítica, en especial, por poner el foco en el canibalismo que tuvieron que llevar a cabo los deportistas para paliar el hambre. “¡Viven!” (1993), es una versión mejorada de su antecesora pero encuentra poca verosimilitud en que la historia es contada en inglés.

El casting de actores de la película que estrenará en cines selectos el 14 de diciembre y en Netflix el 4 de enero está conformado por uruguayos y argentinos que interpretaron a los sobrevivientes en su idioma y acento original. Enzo Vogrincic, que interpreta a Numa Turcatti; Agustín Pardella, en el papel de Nando Parrado; y Matías Recalt como Roberto Canessa son los protagonistas que van narrando las 2 horas y 24 minutos que dura la película.

Tal vez el detalle más significativo de esta adaptación es la importancia que se le otorga a la identidad de cada una de las personas involucradas en la tragedia. En algún momento del film, todos y cada uno de los 45 pasajeros son mencionados con nombre y apellido. Punto que la hace diferenciarse de sus antecesoras, que ahondan en los detalles más morbosos y sensacionalistas que llevaron a los deportistas a sobrevivir tantos días en la nieve.

(De izquierda a derecha: Matías Recalt, Agustín Pardella, Juan Antonio Bayona y Enzo Vogrincic)

“Había que poner el acento no tanto en la persona que ha de comerse el cuerpo de un amigo sino en el amigo que da su cuerpo para que su compañero lo consiga. Esa parte tan difícil de la historia se convertiría en un acto de extrema generosidad, de amor, de amistad. Y se conseguía borrar toda sombra de sensacionalismo”, afirma Bayona en diálogo con este medio.

Más allá de la comodidad del streaming, “La Sociedad de la Nieve” fue pensada para ser vista en el cine. Los planos cortos a los actores, las tomas infinitas de un paisaje nevado interminable, la finísima reconstrucción de época, los sonidos y silencios otorgan al espectador una aventura 360°. “Es una experiencia inmersiva, el público tiene la sensación de casi estar dentro del avión y vivir la aventura con ellos”, refuerza el director.

(“La Sociedad de la Nieve”, 2024)

Vogrincic, agrega en diálogo con Filo.news: “Hay algo del ‘que hubiera hecho yo en su lugar’ que te vincula con la película. Te comes ese viaje pensando en vos, es fuerte. Es una película para compartir en grupo, compartir las emociones, es muy poderoso”. Recalt añade: “Cada uno sacará sus conclusiones, la peli es una experiencia personal” y Pardella concluye: “Es muy fácil sentirte parte, la película te mete, te hace sentir el frío, el hambre, es envolvente”.

La película llevó dos meses de ensayos y 140 días de filmación en un set que fue montado en una estación de ski a unos 2000 metros de altura, al sur de España. “Ahí las condiciones también fueron duras. Estábamos todo el rato pendientes de la meteorología, luchando contra la adversidad, pero muy preparados. Al final todas esas dificultades le sumaron realismo a la película”, recuerda Bayona que previo al verdadero rodaje pasó varios días en Los Andes, el verdadero lugar de la tragedia, para dimensionar la épica de los acontecimientos.

(J. A Bayona en el set de “La Sociedad de la Nieve”)

“Nos hicimos amigos, muy amigos, se mezclaba la historia de ellos con la nuestra. Se armó un grupo y encontramos apoyo como amigos”, recuerda Vogrincic. “Lo más lindo fue la grupalidad que se armó, nos hicimos hermanos, amigos, compartimos muchísimo, un viaje, con lo transformador que es, y encima haciendo una película”, agrega Recalt.

Los verdaderos sobrevivientes cumplen un rol fundamental en “La Sociedad de la Nieve”. El guión del film fue creado a partir de 50 horas de entrevistas con ellos y con los familiares de los fallecidos que, afirma el director, les brindaron “toda la libertad del mundo”. “Cuando vieron la película la reacción fue unánime, les impresionó mucho el realismo. Cómo estaba captado el lugar, de hecho algunos confesaron que tuvieron la sensación de haber vuelto a la montaña”, refuerza Bayona.

Vale destacar el enorme trabajo de caracterización que atravesaron los actores para dar vida a sus respectivos personajes. El parecido, en la mayoría de los casos, es abrumador. Pero, no fue solo un proceso de maquillaje, vestuario y peluquería sino que, a medida que transcurría el rodaje, fueron verdaderamente perdiendo peso y curtiendo la piel al sol, proceso progresivo que le otorga al film aún más realismo.

(“La Sociedad de la Nieve”, 2024)

La posibilidad de conocer a los sobrevivientes también fue fundamental para los actores. “Roberto (Canessa), mi sobreviviente, me abrió las puertas, fue muy cálido. La primera vez que nos juntamos jugamos un partido de tenis: los Zerbino contra los Canessa”, recuerda Recalt entre risas.

“Estamos super agradecidos de esa generosidad que tuvieron ellos al acercarnos esa intimidad tan sensible y quizás tan oscura que tuvieron que atravesar, sin tapujos, no tenían problema en responder cualquier duda que pudiéramos llegar a tener”, suma Pardella, quien interpretó a Nando Parrado.

“Para cualquiera que ve la película por primera vez es una trompada de emociones, inclusive para el que conoce la historia, sabes lo que se viene pero igualmente estás esperando que suceda otra cosa”, cierra Pardella e invita a los espectadores a ver “La Sociedad de la Nieve” en el cine.