Ir al contenido
Logo
Actualidad

Violencia doméstica: una "epidemia silenciosa" en la que la escuela juega un rol clave para la detección y prevención

Uno de cada dos niños de primaria habla de temas de violencia y abuso con alguien de la escuela, según un informe del Observatorio de Argentinos por la Educación.

Violencia doméstica: una "epidemia silenciosa" en la que la escuela juega un rol clave para la detección y prevención

La violencia doméstica, definida como una "epidemia silenciosa", es una problemática en la que escuela juega un rol preponderante para detectarla y abordarla. "La mitad de los alumnos del último año de primaria (53,3%) afirma que habla de temas de violencia y abuso con alguien de la escuela", mientras un "15% de los estudiantes dice no hablar con nadie sobre estos temas", según el informe “Situaciones de violencia en los hogares: detección y prevención desde las escuelas”, del Observatorio de Argentinos por la Educación.

El informe de autoría de Mercedes Sidders (Fundación Abrazar y Centro de Estudios para el Desarrollo Humano - UdeSA), Eugenia Orlicki y Leyre Sáenz Guillén (Observatorio de Argentinos por la Educación) plantea que "la escuela juega un rol clave en la detección y prevención de la violencia en los hogares, con severas consecuencias en la salud mental y física de niños y adolescentes”. Las provincias con mayor porcentaje de alumnos que reportan hablar de violencia en la escuela son Misiones (60,1%), Formosa (58,9%), Chaco (57,7%) y Entre Ríos (57,3%).

Directores intervienen en violencia doméstica

En las escuelas de gestión estatal, el 32% de los directores de escuelas primarias de gestión estatal afirma que en el último año intervinieron en casos de violencia familiar que afectan a sus estudiantes. En ese contexto, las provincias donde más directores declararon que tuvieron que intervenir en estas situaciones fueron Tierra del Fuego (61%), CABA (55%), Jujuy (47%), Buenos Aires (46%) y Río Negro (43%).

En tanto, en las de gestión privada uno de cada cuatro directores de escuelas (26%) informaron que intervinieron en este tipo de situaciones. Allí, las provincias donde más directores intervinieron en estas situaciones fueron San Juan (39%), Formosa (35%), Chaco (34%), Misiones (32%) y Santiago del Estero (31%).

De todos modos, el informe aclara que "estas cifras no necesariamente indican mayor cantidad de casos de violencia, sino que pueden reflejar una mayor propensión de las escuelas a reportar y actuar ante las situaciones detectadas".

Violencia doméstica: el rol del docente en la información a los niños 

Muchas veces se habla de la importancia de hablar en el aula de temáticas para que los niños tengan información, al igual que con la ESI para entender lo que implica un abuso, también que los docentes hablen de maltrato ayuda a los niños a identificar lo que viven en las casas. "El 44,2% de los alumnos dice que los docentes les hablaron sobre cómo cuidarse y evitar el maltrato, mientras que un 28,2% declara que le gustaría tener más información sobre esto", según el informe, y añade que "el 45,4% afirma que los docentes les hablaron sobre cuándo pedir ayuda a una persona de confianza".

“Es alentador ver cómo la interacción entre docentes y alumnos genera un círculo virtuoso, donde el diálogo sobre temas sensibles con los educadores conduce a un mayor interés y demanda de información por parte de los estudiantes. Sin embargo, es preocupante que aún haya un porcentaje significativo de alumnos que no discuten estos temas con nadie”, señaló Mercedes Sidders, coautora del informe.

Además, Sidders pidió mayor apoyo estatal y de la sociedad para "fortalecer" el rol de las escuelas "no solo en la identificación y reporte de casos de violencia, sino también en la conexión de las familias con los servicios necesarios para prevenir y abordar esta problemática de manera integral".

Para la psicóloga María Beatriz Müller aseguró que en materia legislativa Argentina se encuentra muy bien posicionada, ya que "las leyes son de avanzada en la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes respecto a la violencia y el abuso". Sin embargo, planteó que hay un problema en la aplicación: "Como dice el saber popular, del dicho al hecho hay mucho trecho. La Educación Sexual Integral viene a dar respuestas, pero no se aplica, la docencia no está capacitada para abordar estos temas, y los protocolos que existen no se usan”, analizó. 

Por su parte, Alejandro Castro Santander, director del Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica de Cuyo, planteó que "es urgente que las instituciones educativas se vuelvan más competentes para prevenir y detectar conflictos y violencia, y a su vez puedan gestionar la ayuda pertinente”.