No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Salud

Se estiman alrededor de 280 muertes diarias por enfermedades cardiovasculares

En nuestro país, las enfermedades cardiológicas son la principal causa de muerte. Prevenirlas y detectarlas a tiempo, así como la rehabilitación tras un evento cardiovascular, son claves para una mejor calidad de vida.

Se estiman alrededor de 280 muertes diarias por enfermedades cardiovasculares

Se estiman alrededor de 280 muertes diarias por enfermedades cardiovasculares

El corazón, el órgano vital para todo ser humano. Más allá del sentido figurado y poético, científicamente sabemos que la base fundamental para una vida saludable es tener un corazón sano. Cuando se habla de corazón sano los especialistas hacen referencia a todo un conjunto de factores que debe contribuir para que funcione de manera adecuada: las arterias, el músculo cardíaco, el nivel de colesterol, los niveles de azúcar en sangre, etc. Es por eso, que es importante conocer y concientizar sobre su buen funcionamiento ya que en nuestro país, es la principal causa de muerte

A pesar de dicha estimación, las enfermedades cardiológicas no afectan sólo a nivel local sino que la OMS afirma que más del 30% de las muertes a nivel global tienen que ver con enfermedades cardiológicas. Entre sus causas se encuentran muchos factores, pero los principales son: el tabaquismo, el exceso de peso, el sedentarismo, la hipertensión, la diabetes y el colesterol.

Asimismo, los expertos mencionan que algunos de los síntomas de alarma para acudir a una consulta son: dolor en el pecho, palpitaciones, falta de aire o sensación de ahogo. Aunque estos podrían ser solo algunos de ellos, también debe tenerse en cuenta que es una enfermedad que puede ser silenciosa o puede estar presente desde hace más tiempo que el que pensamos y aún no manifestarse

En la misma línea, Enrique Gonzalez Naya, Jefe de Rehabilitación Cardiovascular de IADT sostiene: “Según estadísticas de 2019, uno de los factores a tener en cuenta que permite desarrollar este tipo de patologías es el sedentarismo y la falta de actividad física. Es de suma importancia sumar a nuestras rutinas al menos 30 minutos de caminata diaria, por ejemplo. Además, es importante llevar una dieta equilibrada, evitar situaciones de estrés, el consumo de sodio, el cigarrillo y sobre todo, hacer controles anuales”.

A pesar de destacar la importancia de poder prevenirlo, los especialistas también resaltan la importancia de poder detectarlo a tiempo. Tal es así, que en la misma línea Gonzalez Naya asegura que “Siempre destacamos la importancia de prevenirlo y de detectarlo a tiempo, pero hoy en día debemos reconocer también la importancia de la rehabilitación, lo cual es un beneficio sustancial para una mejor calidad de vida luego de un evento cardiovascular”.

Cuando se hace mención a la rehabilitación cardíaca, se hace referencia a una serie de actividades o pautas que el paciente debe seguir y adoptar como estilo de vida, que implica no solo un cambio de rutina sino también de hábitos que duren para el resto de su vida. “La rehabilitación de eventos cardiacos es un conjunto de actividades necesarias para asegurar a las personas con enfermedades cardiovasculares una condición física, mental y social óptima que les permita ocupar por sus propios medios un lugar tan normal como le sea posible en la sociedad. Muchos de nuestros pacientes mejoran radicalmente su calidad de vida ya que previo al evento cardiovascular, generalmente, tienen un estilo de vida sedentario, con mala alimentación, plagados de estrés”, asegura el Jefe de Rehabilitación Cardiovascular de IADT. 

Por lo tanto, a pesar de los grandes índices de este tipo de eventos que tenemos en nuestro país, se destaca el gran avance y desarrollo de la medicina en dicha área, lo cual permite que hoy se rehabilite post evento cardiáco de manera segura y con un impacto positivo. “Luego del evento cardiovascular la vida realiza un giro inesperado y la incertidumbre los empieza a afectar, sin saber cómo será su vida de ahora en adelante. ¿Podrán caminar? ¿Podrán trabajar? ¿Podrán levantar a sus hijos o nietos? ¿Podrán hacer algún deporte? ¿Podran mantener relaciones sexuales con su pareja? Con la rehabilitación cardiovascular intentamos resolver todos estos y otros interrogantes y demostrar que un estilo de vida diferente es posible y mucho más beneficioso”, concluye el especialista.

Comentarios