No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Viral SITUACIÓN CRÍTICA

Video: periodista de Ecuador rompe en llanto al informar sobre el coronavirus

Carlos Julio Gurumendi, reportero de RTS, no pudo contener las lágrimas en plena transmisión en vivo. 

Periodista de Ecuador rompe en llanto al informar sobre el coronavirus

Periodista de Ecuador rompe en llanto al informar sobre el coronavirus

El reportero ecuatoriano, Carlos Julio Gurumendi, rompió en llanto durante una transmisión en vivo para el canal RTS: "En mis 35 años de periodista nunca había vivido algo así", confiesa a la prensa local.

Durante una crónica desde la iglesia San Jerónimo, de Chongón, se echó a llorar y sus lágrimas traspasaron las pantallas. "No pude más. Me entró un sentimiento feo y pensé en mi familia", reflexiona. 

Gurumendi es un hombre creyente, la fe se la inculcó su madre, Gloria, quien falleció en 2017. Ella era muy devota de la virgen de Guadalupe. Carlos Julio no pudo contener las lágrimas mientras contaba que las campanas de los templos de la ciudad iban a sonar para pedir ayuda a Dios ante el avance de la pandemia. 

 

Desde el estudio, el presentador destacó que "los periodistas también somos seres humanos". "Al igual que todos, él también está afectado por todo lo que está sucediendo", señaló.

Carlos Julio es uno de los periodistas que pone su cuerpo para que al gente vea desde sus casas cómo el coronavirus ha golpeado fuertemente a Ecuador. Para abocarse a su trabajo ha tenido que dejar su hogar para proteger a su familia: duerme en las instalaciones del canal. El set del reality "Combate" se ha convertido en su dormitorio. 

"Estoy de forma voluntaria, fuera del hogar. Sin abrazar a mi papá ni a mi hermana, ni a mis mascotas, Kandy y Jelly. Es superdifícil ir hasta el portal de mi casa con guantes y mascarilla para recoger ropa. Estar allí, sin poder abrazarlos y sin sentir el cariño de mis seres queridos. Hay momentos en los que me quiebro y se me salen las lágrimas. Las largas jornadas pueden llegar a ser agotadoras, pero sabemos que es donde debemos estar", resaltó el reportero de RTS. 

En esta nota:

Comentarios