No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad POLÍTICA

Álvaro González: "Hay un problema con la pobreza, con la alimentación, pero no hay hambre"

El diputado por el PRO se pronunció tras la sanción que la ley de emergencia alimentaria obtuvo en el día de ayer desde el Senado.

González preside la Parlamentaria mixta revisora de cuentas

González preside la Parlamentaria mixta revisora de cuentas

En el día de ayer y con el antecedente del pasado 12 de septiembre en la Cámara Baja, el Senado de la Nación sancionó la ley que prorroga hasta el el 31 de diciembre del año 2022 la emergencia alimentaria nacional. 

En esta línea es que se pronunció el diputado nacional Álvaro González, quien partió por señalar que "lo que venía a hacer la ley de emergencia alimentaria eran facultades que el Ejecutivo tenía y de hecho venía ejecutando como modificar partidas y demás, producto de la ley de emergencia social que habíamos votado en el 2016".

En diálogo con Crónica Anunciada (Futurock), el legislador sostuvo que "había reclamos de organizaciones sociales de algunas, otras los reclamos no son alimentarios son de planes, que necesitaban tener la certeza de que la ley de emergencia alimentaria iba a ser programada hasta el año 2022".

Consultado por sus consideraciones del hambre que miles de personas transitan en la Argentina, González marcó su desacuerdo: "Hambre no. Coincidimos en que hay situaciones delicadas, complejas, hermanos y hermanas que la están pasando mal y que hay que darles certezas. Hambre literalmente lo que es hambre, por lo menos es mi visión, no".

"El concepto de hambre es muy fuerte, generalizado (...) pero no existe. Lo que existe es una emergencia social. Podemos discutir qué dimensión le damos al hambre. Puede ser una persona que no come (...) yo lo que creo es que hay una situación complicada", precisó. 

De igual manera, el diputado sostuvo: "Si vos sabes de alguien que pasa hambre avisemos porque te aseguro que están dadas las condiciones para combatir el hambre. Hay un problema con la pobreza en la Argentina, con la alimentación, pero no hay hambre", cerró.  

Con la actual administración, la pobreza infantil en Argentina aumentó a su nivel más alto en la década y afecta al 51,7% de los niños y adolescentes del país, a partir del último informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia realizado por la Universidad Católica Argentina.

De igual manera, los datos provistos por el documento (los cuales se referencias en casos del año 2018) marcan que del 51,7% total, un 29,3% tiene un déficit en sus comidas, mientras que un 13% pasó hambre, en tanto que la asistencia a los comedores infantiles se incrementó en un 35%. 

Comentarios